Consejos para Desinfectar el Hogar

Desinfectar el Hogar

Lo primero que debemos tener en cuenta es que limpiar no es lo mismo que desinfectar, no basta con limpiar el polvo o quitar la grasa, tampoco con solo barrer o quitar los malos olores; en cada jornada de limpieza, también debemos desinfectar el hogar.

Generalmente, para limpiar solo usamos agua y jabón, pero para desinfectar debemos usar algún producto o sustancia que maten virus, bacterias y otros gérmenes que pueden vivir en las superficies de nuestro hogar.

Ten en cuenta que si quieres hacer una limpieza profunda o como en EE.UU lo llaman “spring cleaning”, debes limpiar todo, no solo el piso y las superficies visibles, esta limpieza incluye limpiar paredes, tapetes, fundas, cojines, ¡realmente todo!

Aprovecha esta oportunidad de limpieza para ordenar y desocupar, libera espacio y así será más fácil la próxima limpieza, al mejor estilo de Marie Kondo; revisa las cosas que ya no usas y sí ocupan espacio y guardar suciedad. Sácalas, si las puedes donar, regalar o vender mucho mejor, si ya no están en un buen estado llévalas a la basura.

Y, por último, prepárate para la hora de la limpieza, asegúrate de tener guantes, trapos nuevos, escoba, recogedor, trapero, cepillos, baldes y todos los implementos a la mano que te faciliten las cosas.

Ver También: Cómo Tener un Hogar con Menos Bacterias.

Qué Usar para Desinfectar el Hogar

Recuerda que limpiar no es lo mismo que desinfectar, puedes limpiar simplemente con agua y jabón; pero si en realidad quieres desinfectar el hogar, te recomendamos que uses productos como lejía o cloro como también se le conoce o amoniaco.

La cocina y el baño, son especialmente los dos lugares de la casa que más acumulan gérmenes; así que te recomendamos que al menos en estos dos espacios uses algún tipo de desinfectante que complemente la limpieza.

El cloro y el amoniaco lo encuentras fácilmente en cualquier supermercado, es importante que sepas que el principio activo del cloro o lejía es hipoclorito de sodio; así que cuando vayas a comprarlo, fíjate que tenga este componente en sus ingredientes. Cualquier producto que tenga hipoclorito de sodio te servirá para desinfectar.

Con el amoniaco ten mucho cuidado, es un elemento tóxico y que si se ingiere por accidente los riesgos de intoxicación para persona son muy altos. Sin embargo, por inhalación también se puede provocar una intoxicación al entrar en contacto con las mucosas.

Te recomendamos que, si vas a usar amoniaco en la desinfección del hogar, lo hagas en cantidades justas; y además uses tapabocas o alguna protección en la nariz y boca para que no lo inhales. Incluso puedes diluir un poco de amoniaco en agua para la limpieza de baños.

Lugares que Más Acumulan Suciedad y Gérmenes

Son cosas o lugares que, aunque parezcan pequeñas, pueden acumular gran cantidad de bacterias y pocas veces estamos atentos de limpiarlas; aquí te las vamos a contar para que las tengas en cuenta en la próxima jornada de limpieza:

  1. Inodoro, especialmente la palanca de descarga.
  2. Trapos y esponjas de la cocina.
  3. Lavaplatos
  4. Grifos del lavamanos, lavadero y cocina.
  5. Gomas o cauchos de las lavadoras y neveras.
  6. Vasos donde se guardan los cepillos de dientes.
  7. Tablas de cortar alimentos.
  8. Aparatos tecnológicos como celular, control remoto, teclado del computador.
  9. Chapas de las puertas y pasamanos de las ventanas.
  10. Juguetes de los niños.

Humedece un trapo con cloro y pásalo por los lugares que te acabamos de contar, así desinfectarás mucho mejor tu hogar.

Mucho cuidado con los juguetes de los niños, esos se deben lavar solo con agua y jabón; pues los niños se llevan los juguetes a la boca y pueden comer algún residuo de esos químicos desinfectantes.

Más Temas de Interés del Hogar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!