Cuidado de Muebles para Exteriores

Cuidado de muebles para exteriores

El cuidado de nuestros muebles para exteriores es muy importante si queremos conservarlos por mucho tiempo. La inclemencia del clima, tanto del sol como de la lluvia, se evidencian en nuestros muebles; por más que sean hechos para exteriores se ven afectados por estas condiciones.

Además de adquirir muebles de alta calidad, también es importante el cuidado que les podamos brindar para que no se manchen o decoloren con el paso del tiempo. Para ello, te vamos a contar algunos consejos para el cuidado de tus muebles para exteriores.

Cuidado de Muebles para Exteriores

Estructura

En ambientes exteriores, como la terraza y el jardín, se sugiere emplear muebles de alta calidad, elaborados en materiales resistentes a la humedad como el hierro forjado, la madera de teca, el mimbre, aluminio o plástico.

En el caso de la teca y otras maderas tropicales tienden a volverse grisáceas por el contacto con el agua y la exposición al sol. Este cambio de color no indica que el material se dañó o se pudrió; de hecho, con un mantenimiento suave puedes recuperar su color original.

Con un papel de lija muy fino, liga la superficie de la teca, luego aplica una capa de limpiador, de aceite o recuperador de color.

Para el caso de los muebles para exteriores hechos de plástico, resina o de otro tipo de material sintético, la limpieza es aún más fácil; (aunque sabemos que pueden no ser tan bonitos como los otros). Solo necesitas limpiarlos con agua y un jabón neutro, evita a toda costa los jabones abrasivos porque pueden hacer que los muebles se pongan amarillos (y no precisamente un amarillo bonito).

En cuanto a los muebles de mimbre, rattan, bambú u otras fibras vegetales solo basta con limpiarles el polvo regularmente con ayuda de un trapo húmedo. Si no es suficiente, puedes ensayar con una esponja, agua y jabón para una limpieza más profundo; y luego de eso el mantenimiento con el paño húmedo bastará.

Este tipo de limpieza también es recomendada para los muebles de aluminio, sus cuidados son súper sencillos. Eso sí debes evitar los productos abrasivos para no dañar la superficie del aluminio.

Si tienes muebles para exteriores en hierro, sabemos que la lucha es por evitar el óxido; a pesar de ser un material súper resistente, también puede verse afectado por el clima. Si salió algo de óxido en tus muebles, lo que debes hacer es lijarlo con un cepillo de cerdas de alambre, una vez le quitaste todo el óxido deberás aplicar un tratamiento antióxido.

Y finalmente, la piedra y el mármol que son los materiales más resistentes, solo necesitan que los limpien del polvo y la grasa. ¿Cómo? Con una esponja suave, solo con agua y jabón, sin ácidos ni agentes químicos que los puedan manchar y la esponja suave para evitar rallarlos.

Telas

El problema general es la clase de telas adecuadas y su limpieza. Las lonetas y las telas resinadas son ideales. El gran enemigo de las fibras es el sol, que deteriora los cojines y almohadones, desgasta y blanquea el color y debilita las fibras.

Estos consejos ayudarán a mantener el color y la textura originales de los cojines.

Lavado: el forro se lava a mano con abundante agua fría y detergente. En el mercado se ofrecen detergentes especiales para conservar el color vivo de las telas. No son convenientes la lavadora y el agua caliente.

Secado: sin retorcer la tela, se deja escurrir el agua sobrante y luego se coloca sobre una superficie plana y a la sombra. Para que no se deforme, la tela no debe colgarse en el tendedero. Los rayos directos del sol dañan las telas mojadas.

Más Temas de Interes del Hogar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!