5 Ambientadores Caseros Fáciles de Hacer

Ambientadores Caseros Fáciles de Hacer

¡Quién no quisiera que su casa oliera siempre rico, que tuviera un aroma agradable y refrescante! Pues hacer nuestros propios ambientadores caseros es más fácil de lo que piensas, puedes escoger el aroma que más te guste y tener siempre en casa a tu disposición cuando los necesites.

Ambientadores Caseros

Además de ser una opción muy rápida, también resulta ser muy económica, te vamos a contar 5 opciones de ambientadores caseros que puedes hacer con algunas cosas de la cocina o con otras cosas que debes comprar pero que son muy económicos y rinden mucho.

1. Splash de Cítricos

Con las cáscaras de naranja o limón puedes hacer un rico y refrescante ambientador. Solo necesitas las cáscaras, canela, vinagre, azúcar, agua y un atomizador.

Hierve las cáscaras en el agua suficiente que quepa en 3/4 del atomizador, agrega también la canela y una cucharadita de azúcar, deja que hierba y agrega en el atomizador, añade el vinagre hasta llenar el atomizador, agita para mezclar y ya tienes un ambientador casero y natural.

2. Palitos de Madera

Los palitos de madera son un excelente difusor de aromas, en el mercado seguro que encontrarás muchas opciones de ambientadores de este estilo, pero aquí te decimos cómo preparar el tuyo en casa, ¡más fácil y barato!

Solo necesitas un tarro de cristal, los palitos de madera, aceite de almendra y una esencia aromática, añade el aceite y unas gotas de la esencia al tarrito, con un palito revuelve para que se mezcle bien y coloca el resto de los palitos de madera y ya está tu ambientador, los palitos se encargarán de ambientar el lugar.

3. Esencia Aromática

Una opción es hacer un ambientador casero con la esencia aromática que más te guste, si no tienes un difusor para aromas, pues esta opción es la ideal.

Esta opción es muy sencilla, solo necesitas un pulverizador de agua, la esencia que escojas y un poco de agua.

Agrega el agua al pulverizador hasta dejarlo 3/4, agrega 10 gotas de la esencia y agita para que se mezcle y listo, ahí tienes tu ambientador. Recuerda que las esencias son muy concentradas, así que debes usar solo un poco, dependiendo de la medida del agua.

Este ambientador es recomendado también para la ropa, seguro que muchas veces has sentido que tu ropa no huele a limpio a pesar de estar limpia, pues este pulverizador te ayudará a refrescar su aroma, lo mismo pasa con la ropa de cama, tapetes o las sillas de tela.

4. Bolas de Algodón

La otra opción que puedes hacer con las esencias aromáticas es con bolas de algodón, adicional solo necesitas una bolsa de tela y listo.

Solo necesitas humedecer las bolas de algodón en el aceite esencial, los guardas en las bolas de tela y ahí tienes otro ambientador; ubica la bolsa en un lugar estratégico, ideal que sea en espacios pequeños para que el aroma se sienta mejor, por ejemplo, en el baño, dentro del closet, el cuarto de san alejo, etc.

5. Frutas y velas

Es un ambientador muy económico, rapidísimo de hacer y natural, su aroma te va a encantar, así que anímate a probarlo.

Solo necesitas la fruta que más te guste, eso sí que tenga una cáscara gruesa como la naranja, el limón o maracuyá, una vela, clavos o canela.

Corta la parte superior de la fruta, saca la pulpa, que quede solo la cáscara, pon dentro la vela junto con la canela, los claves los puedes clavar en la cáscara por fuera, prende la vela y sentirás ese exquisito aroma en tu hogar.

Más Temas de Interés del Hogar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!