La Historia del Jersey

La historia del Jersey

El jersey es una de las prendas más cómodas y socorridas cuando queremos abrigarnos. Los hay de muchos estilos y materiales, pero cuando los llevamos puestos, mágicamente nos sentimos protegidos, cubiertos, casi como cuando nos ponemos una manta.

Los jerséis, también llamados suéteres, aun siendo más recientes que otras prendas, tienen una historia muy interesante. En las siguientes líneas conocerás su historia y si necesitas hacerte con un nuevo jersey no olvides que con el código descuento Zalando Privé, te llevarás los últimos diseños al mejor precio.

¿De dónde provienen los Jersey?

Precisamente, de la isla británica de Jersey. Aquí se tejía un punto muy apreciado por su calidad y acabado que se hizo famoso, especialmente entre la nobleza. De hecho, en esta isla se tejían medias y chalecos de lana, seda y algodón para la casa real británica. Es decir, que el nombre de jersey, inicialmente dio nombre al “tejido de punto”.

  • Su origen como prenda de trabajo

La prenda que conocemos como jersey nació en el siglo XVI, y sobre los pioneros hay varias teorías, quien considera que los primeros jerseys se hicieron en estas islas del Canal de la Mancha, Jersey y Guernsey; y quien opina que los primeros jerseys se tejieron en las islas escocesas.

Sea como sea, en todas estas islas y localidades costeras del norte de Europa vivían pescadores y pastores de ovejas que utilizaban los recursos que tenían a disposición en sus vidas cotidianas. Las esposas de los pescadores empezaron a tejer jerseys con esta lana natural, que era impermeable; para proteger a sus maridos e hijos de la humedad, la lluvia, el frío y el viento. Como podemos imaginar, esta nueva creación fue un éxito inmediato.

¿Por qué?

Porque por primera vez se tejió una prenda que cubría el torso, la espalda, los brazos, y a veces también el cuello, lo que la volvía ideal para trabajar al aire libre protegidos incluso del mal tiempo. No es que antes no se hubiera tejido la lana, ésta ya se tejía en el antiguo Egipto; pero esta confección sí fue novedosa.

Solo como curiosidad, en las islas Aran de Irlanda, cada familia de pescadores empezó a tejer los jerseys con un dibujo distinto; no por moda, sino porque era un modo de reconocer los cuerpos de los pescadores que naufragaban en el mar. Y es que con la lana se pueden hacer creaciones de lo más variadas en formas, dibujos y colores.

  • El Jersey en los deportistas

En el siglo XIX el jersey dejó de ser usado exclusivamente como prenda de trabajo, ya que empezó a ser usado por los deportistas; que se ponían el jersey para practicar deportes al aire libre, como el golf, el tenis o el ciclismo. El jersey les permitía moverse libremente y protegerse del frío; aunque a la hora de ejercitarse, ¡también sudaban! Y de ahí su nombre suéter (en inglés “sudadera”).

  • El Jersey como prenda de moda

Y ya en el pasado siglo XX, el jersey llegó a todos públicos. Fue utilizado como prenda en la I Guerra Mundial, después de la cual también las mujeres empezaron a usarlo. Luego se universalizó como prenda útil, cómoda, versátil y calentita que se puede utilizar en cualquier ocasión, para ir a trabajar, para estar en casa, para salir a la calle, ¡cuando quieras!

Los jerséis pueden ser de lana o de otro material que pueda ser tejido, como el algodón, seda, lino, poliéster, realizados a mano o con tejedoras industriales.

Los hay de cuello vuelto, de cuello caja o redondo, con cuello en pico, con cuello de polo, con ochos, con dibujos de rombos, lisos, a rayas. Además de protegerte contra el frío, es ideal para cualquier tipo de look casual, más o menos elegante No hay nadie que no tenga un jersey en su armario.

De entre todos ellos, ¿cuál es tu preferido?

Más contenidos de Bella de Pies a Cabeza AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!