Síntomas de Envenenamiento en Perros y Gatos

Nadie está excento de que nuestras mascotas puedan sufrir algún accidente en casa, alguna mala caída, algún golpe y en el peor de los casos algún tipo de envenenamiento, aunque hay cosas que se pueden evitar como dejar salir a nuestro perro o gato sin supervisión para que no coman cualquier cosa, dentro de casa también nuestras mascotas están expuestas a consumir algo que les provoque un envenenamiento, por eso aquí te contamos qué sustancias se los puede provocar y además síntomas para identificarlo.

3 formas de intoxicación:

1. Vía cutánea: el veneno entra en contacto con la piel, lo absorbe y penetra al organismo.
2. Vía respiratoria: la sustancia tóxica es inhalada, ingresa al cuerpo por medio de las vías respiratorias y pulmones.
3. Vía oral: ingiere el veneno o la sustancia tóxica que le provoca el envenenamiento.

Venenos o Sustancias Tóxicas más Comunes:

  • Alimentos como chocolate, cebolla, ajo, uvas, chicles.
  • Insecticidas, fertilizantes, venenos para roedores, pesticidas.
  • Pinturas
  • Plomo
  • Medicamentos para humanos
  • Productos de limpieza del hogar como cloro, disolventes, suavizantes, detergentes.
  • Animales venenosos como serpientes y sapos
  • Hongos y plantas venenosas
  • Alcohol
  • Tabaco

Síntomas de Envenenamiento:

Aunque los síntomas dependen de lo que la mascota haya estado expuesto y en ocasiones pueden aparecer rápidamente o tardar algunas horas, estos son algunos síntomas más comunes que deben alertarte para llevarlo inmediatamente al veterinario:

  • Vómito y en algunos casos con sangre
  • Diarrea y en algunos casos con sangre
  • Pupilas dilatadas
  • Temblores, espasmos o convulsiones
  • Dolor intenso
  • Nerviosismo
  • Desorientación
  • Parálisis de alguna zona del cuerpo o cuerpo completo
  • Hiperactividad repentina
  • Salivación excesiva
  • Hemorragias
  • Falta de coordinación de las extremidades
  • Oscurecimiento de las mucosas
  • Exceso de sed
  • Micción muy frecuente
  • Tos y estornudos
  • Depresión
  • Debilidad
  • Irritación o brotes en la piel
  • Pérdida de apetito

En cualquier caso de envenenamiento siempre se debe consultar con el veterinario ya que cualquier aplicación de remedio casero puede empeorar la situación, por ejemplo en caso de que la mascota haya ingerido alguna sustancia corrosiva, inducir el vómito puede quemar la boca, la faringe y el tracto digestivo.

Lo más recomendado es siempre comunicarse primero con el veterinario para que nos pueda indicar los primeros auxilios que le podemos brindar a nuestra mascota mientras es llevada a la veterinaria.

Compartir

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!