Reglamento de Agility de la FCI

La FCI es la Federación Cinológica Internacional, el objetivo de este reglamento es establecer los estándares en las competiciones internacionales. Para las organizaciones nacionales este reglamento debe usarse como base para el desarrollo de sus propias actividades.

A. DISPOSICIONES GENERALES

Se invita a las organizaciones caninas nacionales a impulsar la práctica del AGILITY y el Reglamento definido por la FCI.

B. REGLAMENTO DE LA FCI

Introducción

El Agility es una competición canina abierta a todos los perros.
Consiste en hacerles superar diferentes obstáculos con el fin de valorar su inteligencia y agilidad.

Se trata de una actividad educativa y deportiva que favorece su buena integración dentro de la sociedad.

Esta disciplina implica una relación armónica entre el perro y su guía, que redundará en una perfecta comprensión en el equipo. Por lo tanto, es necesario que los participantes posean las bases elementales de educación y obediencia.

Categorías

Se prevén tres categorías:

1. La categoría S (Pequeña): para perros por debajo de los 35 cm a la cruz.
2. La categoría M (Mediana): para perros de 35 cm de altura a la cruz y menores de 43 cm.
3. La categoría L (Grande): para perros de 43 cm de altura a la cruz o más.

Recorridos

El recorrido está compuesto por diversos obstáculos cuya colocación sobre el terreno, proporcionará un mayor o menor grado de dificultad y velocidad. Deberá ser efectuado por el perro en un tiempo definido y los obstáculos, realizados en el orden marcado.

1 Generalidades

– El espacio necesario para la instalación de un recorrido de Agility tendrá una superficie mínima de 30 m x 40 m. La pista instalada en el interior de este área debe tener al menos 20 m x 40 m. En caso de establecer dos recorridos, conviene realizar una separación estrecha o dejar una distancia de unos 10 m entre los rings.

– El recorrido tendrá una longitud de 100 m a 200 m y, según la categoría de las pruebas, comprenderá entre 15 y 20 obstáculos, de los cuales al menos 7 serán saltos (vallas, muro y rueda). Un juego de obstáculos estándar debe contener al menos 10 vallas.

– Un salto con vallas agrupadas tendrá entre sí una separación máxima de: S: 30 cm; M: 40 cm; L: 55 cm.

– Las combinaciones de saltos (tres vallas como máximo) contarán como un solo obstáculo y tendrán una distancia de: S: 2 m; M: 3 m; L: 4m. Estas combinaciones de saltos sólo pueden consistir en vallas con barras.

– La distancia entre dos obstáculos consecutivos podrá oscilar entre 5 m y 7 m.

– El guía debería poder cruzar cada obstáculo por ambos lados.

2 Trazado del recorrido

El trazado del recorrido queda a la entera imaginación del Juez, pero debe contener al menos dos cambios de dirección.

Antes del comienzo de las pruebas, el Juez revisará los obstáculos puestos a su disposición y después de haber verificado su conformidad, entregará el recorrido a los organizadores para su colocación siguiendo el trazado definido.

El Juez revisará el recorrido y medirá con precisión su longitud.

Un trazado bien concebido, debe permitir al perro evolucionar con soltura y sin tropiezos.

La finalidad consiste en buscar el equilibrio entre el control del perro, para evitar fallos sobre los obstáculos y la velocidad de ejecución del recorrido.

Se aconseja modificar frecuentemente el recorrido y la disposición de los obstáculos a fin de evitar cualquier automatización por parte del perro.

3 Desarrollo de la competición

No está permitido entrenar sobre el recorrido de la prueba; sólo se autoriza al guía a recorrer el trazado sin su perro.

Antes del comienzo de la prueba, el Juez dará a los participantes las instrucciones de la competición, el “Tiempo de Recorrido Estándar” (TRS) el “Tiempo Máximo de Recorrido” (TMR), el criterio de puntuación y recordará las reglas.

a) Determinación del Tiempo Estándar de Recorrido (TRS)

El criterio tomado como base para la determinación del TRS es la velocidad en metros/segundos. La velocidad dependerá del nivel de la prueba, grado de dificultad del recorrido y superficie de la pista.

El TRS se dará en segundos y se obtendrá dividiendo la longitud del recorrido por la velocidad establecida (en metros/segundos).

Ejemplo: Para un recorrido de 150 m y una velocidad elegida de 2,50 m/s, el TRS será de 60 segundos (150 / 2,50).

b) Determinación del Tiempo Máximo del Recorrido (TMR)

Como regla general, el Juez establecerá un TMR que sea doble del TRS. Para un TRS de 60 segundos, el TMR sería de 120 segundos. El TMR nunca será inferior a 1,5 veces el TRS.

c) Desarrollo de las pruebas

El guía se presenta en la pista y sitúa a su perro en posición sentado, tumbado o de pie, detrás de la línea de partida. Si el perro aún posee correa, entonces se le quitará junto con el collar. Su uso no está autorizado durante la competición por razones de seguridad. El guía no deberá llevar nada en sus manos durante el recorrido.

El guía podrá elegir libremente su posición durante el recorrido. Después de que el Juez lo ordene, dará la salida a su perro, poniéndose en marcha el cronómetro en el momento en que el perro cruce la línea de partida.

Se permiten todo tipo de órdenes y señales durante la prueba.

El guía conducirá a su perro realizando los obstáculos en el orden marcado, pero sin tocar al perro o los obstáculos. No se permitirá que el guía realice, tanto por encima como por debajo, los obstáculos del recorrido.

La prueba termina y el tiempo se detiene cuando el perro cruza la línea de llegada. Entonces el guía le vuelve a colocar la correa a su perro y abandona la pista.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!