Supersticiones Populares en el mundo del Juego

Supersticiones populares en el mundo del juego

Hoy en día, una de las actividades más populares entre los ciudadanos de América Latina es participar en juegos de casino.

El mundo del juego es una industria que ha experimentado un gran crecimiento durante los últimos años, de modo que es fácil encontrar varias opciones, así como otras modalidades de juego.

Supersticiones en el mundo del juego

Históricamente, el juego de azar siempre ha estado muy ligado con la superstición. Son muchas las personas que creen que realizar determinadas prácticas les conducirá al éxito, o que confían en diferentes amuletos. Por eso, a continuación, veremos algunas creencias y sus posibles orígenes.

El trébol de cuatro hojas

Las posibilidades de encontrar un trébol que tenga cuatro hojas son mínimas. Por eso, si logras hallar uno, no hay duda de que tuviste suerte.

Durante mucho tiempo, los irlandeses creyeron que esto significaba algo más. Porque un trébol que tenga cuatro hojas también simboliza la fe, la esperanza e incluso el amor.

La pata de conejo

Este amuleto, popular en muchos lugares del mundo, tiene una historia tan escalofriante como el mismo hecho de emplear la pata de un animal como fuente de suerte.

Hay quien piensa que esta práctica llegó con los esclavos africanos y que está relacionada con el vudú. Lo cierto es que la pata de conejo, históricamente, estaba ligada a la fertilidad, aunque el paso de los años hizo que su significado se extendiera a la suerte en general.

Cruzar los dedos

En el mundo occidental, la idea de cruzar los dedos para tener suerte está muy extendida. La realidad es que existen dos posibles orígenes para este gesto tan habitual, aunque solo uno de ellos se relaciona directamente con la suerte.

El primero provendría del paganismo. La creencia era que la forma de la cruz servía para atraer a los espíritus buenos. Si se pedía un deseo en ese momento, era más probable que se cumpliera.

El segundo origen del gesto no se relaciona con la suerte, y surgió cuando los cristianos eran perseguidos por su fe. Cruzar los dedos era el modo de identificar a quienes seguían las enseñanzas de Cristo.

Tocar madera

Otra de las supersticiones más populares y de origen pagano es la de tocar madera para obtener buena suerte. Los celtas creían que se podía pedir protección a los espíritus si se golpeaban los troncos de los árboles. También era una práctica que servía para mostrar gratitud y para ahuyentar a los espíritus malignos.

Otra teoría es que esta práctica está relacionada con un juego infantil del siglo XIX en el que los niños podían evitar ser capturados si tocaban madera.

Soplar los dados

Esta práctica, tan habitual en las películas ambientadas en casinos, tuvo su origen en los juegos de dados que se jugaban en las calles.

En esos tiempos, el hecho de soplar los dados servía para limpiarlos del polvo, la arena o cualquier otro elemento que hubieran recogido durante el anterior lanzamiento.

Existe otra teoría que indica que eran los tramposos quienes soplaban los dados, ya que antes los recubrían con una sustancia pegajosa que se activaba con el aire.

Supersticiones con el color rojo

Muchos jugadores consideran que el color de las cosas, o incluso de la ropa que llevan puesta, puede tener una influencia directa sobre el éxito en el juego o sobre otros aspectos de sus vidas. Se trata de una creencia extendida, aunque muchas veces está ligada a la cultura de cada país.

Así, la relación entre el rojo y la buena suerte proviene del continente asiático. Los chinos consideran que este color significa prosperidad y, por ese motivo, creen que atrae la buena suerte.

Es el color más habitual en bodas y otros eventos, y algunos jugadores utilizan pantalones, zapatos o incluso ropa interior de este color. En otros lugares, como Oriente Medio e Irlanda, el color que atrae la suerte es el verde.

Supersticiones con los números

En los casinos existen diversos juegos donde la suerte está ligada a los números, como el bingo o la ruleta. Cuando juegan, algunas personas tienen en cuenta el hecho de que ciertos números son más afortunados que otros.

Así, el 15 es un número que atrae la fortuna, pero el 13 es el número de la mala suerte universal. Los chinos también evitan el 4 y el 9, aunque consideran que el 8 significa abundancia y prosperidad.

Más Temas de Esoterismo AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!