Tuberculosis Bovina

Vías de infección y Ddiseminación del Bacilo Tuberculoso

1.Via Respiratoria

Es la principal vía de contagio (80-90% de los casos). Se transmite por mugidos, estornudos o tos.

2.Vía digestiva

Del 10 al 20% de los casos ocurren por esta vía. La transmisión se da por mamar de vaca con ubre tuberculosa y de leche infectada no pasteurizada, del suelo, pasto o aguas contaminadas con el bacilo por heces u orines infectados.

3.Vía Congénita

Cerca del 5% de las vacas tuberculosas, presentan metritis tuberculosa, de las cuales el 50% abortan.

4. Ubre

Del 1 al 3% de las vacas tuberculosas tienen mastitis tuberculosa, siendo diseminadoras permanentes de bacilos por la leche.

Ubres infectadas por vía hemática (sanguínea), puede eliminar bacilos en leche sin que exista mastitis tuberculosa.

5. Genital

Los toros se enferman sirviendo vacas con metritis tuberculosa. La transmisión más importante se produce por medio de la inseminación artificial al utilizar semen de toros infectados.

6. Por heridas

Por introducción del bacilo en lesiones de piel con material infectado.

Síntomas de la enfermedad

La mayoría de las veces la tuberculosis bovina tiene un curso crónico. Los síntomas en tuberculosis bovina son tan variados como los órganos y sistemas afectados. Como cualquier enfermedad crónica, la pérdida progresiva de peso, la reducción en la producción de leche o carne son constantes pero inespecíficos, se observa (no siempre) una tumefacción no dolorosa de los ganglios explorables clínicamente, diarrea se presenta cuando hay infección hepática o intestinal, infertilidad por endometritis. Algunas veces la tuberculosis pulmonar cursa con signos respiratorios inespecíficos. La afección de los ganglios linfáticos mamarios, ocasionan mastitis tuberculosa; en estos casos la bacteria se elimina intermitente en la leche y se constituye en la principal fuente de infección para la especie humana.

Pruebas diagnósticas para Tuberculosis en Colombia

Para el diagnóstico de la Tuberculosis Bovina en el país se utilizan las siguientes metodologías:

1. Prueba de la Tuberculina;
2. Análisis histopatológico,
3. Análisis bacteriológico
4. Prueba de Gamma Interferón, u otras que determine el ICA.

1. Prueba de Tuberculina

La prueba de la tuberculina se utiliza para la detección de animales infectados de Tuberculosis Bovina con o sin presentación de sintomatología clínica.

La lectura de las reacciones se hará a las setenta y dos (72 ± 6 ) horas después de la inyección de la tuberculina.

Las Tuberculinas empleadas son:

Derivado Proteico Purificado PPD bovina: elaborado con extracto de proteínas de filtrados de cultivos deMycobacterium bovis. Es utilizada para la prueba caudal, prueba cervical simple y prueba cervical comparativa. Su concentración debe ser entre 25000 y 50000 UI por ml.

Derivado Proteico Purificado PPD aviar: elaborado con extracto de proteínas de filtrados de cultivos deMycobacterium avium. Es utilizada en la prueba cervical comparativa. Su concentración debe ser de 25000 UI por ml.

Existen métodos directos e indirectos. Los primeros determinan la presencia del agente en el huesped. Los indirectos determinan la respuesta del huesped a un agente, ya sea esta celular o humoral.

Tipos de pruebas de Tuberculina

a. Prueba en el pliegue caudal: Implica la inyección de Tuberculina PPD Bovina con una dosis de 0.1 ml.
b. Prueba cervical simple: Implica la inyección de Tuberculina PPD Bovina con una dosis de 0.1 ml.
c. Prueba cervical comparativa: Implica una inyección de PPD Bovina y una inyección de PPD Aviar administradas simultáneamente con una dosis de 0.1 ml respectivamente. Únicamente se aplicará tuberculina si los animales examinados se encuentran identificados, mediante un método aprobado por el Programa, que permita asegurar la identidad y correspondencia de la muestra.

Prueba en el pliegue caudal

La prueba de tuberculina básica operativa o de rutina es la intradérmica, aplicada en el tercio medio del pliegue ano-caudal interno, a unos seis (6) centímetros de la base de la cola y en el centro del pliegue. La inyección se hace con (0,1) mililitro de tuberculina PPD bovina, previa limpieza de la región, sin usar sustancias químicas irritantes. La aguja debe insertarse intradérmicamente en las capas superficiales de la piel, retirarla un poco e inyectar la tuberculina. En una inyección bien aplicada aparecerá una pápula en el sitio inoculado.

Prueba Cervical Simple

Esta prueba se emplea para probar ganaderías en las que se conoce la existencia de M. bovis; o bien, para probar ganado que estuvo expuesto directa o indirectamente con hatos infectados con M. bovis.

La sensibilidad de la prueba cervical es superior a la del pliegue ano-caudal, ella se aplica con el fin de obtener una mayor seguridad en la eliminación de bovinos infectados en rodeos en los que ya se ha comprobado la infección. Para la prueba, el establecimiento necesita contar con instalaciones adecuadas que aseguren una correcta sujeción de los animales.

Se debe rasurar el área donde se inoculará la tuberculina en el tercio medio superior del cuello. Se corta el pelo con máquina, tijera o cuchilla en el lugar de la inyección, en un área de unos cinco (5) a seis (6) centímetros cuadrados, se mide con un cutímetro el espesor de la piel y se registra en el protocolo del ICA, Forma 3-691.

Esta prueba se aplica mediante la inoculación intradérmica de 0.1 ml de PPD bovino, haciendo la lectura el mismo Médico Veterinario que aplicó la prueba mediante la observación y palpación del sitio en donde se practicó, realizándose a las 72 ± 6 horas posteriores a su inoculación.

Con el índice y el pulgar de la otra mano, se palpa el pliegue para comprobar si hay engrosamiento, tornando la medida exacta con el calibre; Para las pruebas caudal y cervical, las reacciones se clasifican como:

Reacción negativa:

Cuando se observe una leve inflamación, con un incremento de espesor del pliegue de la piel no superior a 2 mm, y sin signos clínicos como edema difuso o generalizado, exudación, necrosis, dolor o inflamación de los conductos linfáticos de esta zona o de los ganglios linfáticos.

Reacción dudosa:

Cuando no se observa ninguno de los signos clínicos mencionados en el párrafo anterior y el aumento de grosor del pliegue cutáneo esté comprendido entre 2 y 4 mm.

Reacción positiva:

Cuando se observan los signos clínicos mencionados o se produce un engrosamiento del pliegue cutáneo mayor a 4 mm o más.

El Médico Veterinario que realiza la prueba de la tuberculina de rutina en una ganadería, tiene que actuar con criterio epidemiológico, tomando en cuenta la totalidad de Los animales tuberculinizados y no interpretar los resultados con base a los animales considerados aisladamente.

Prueba cervical comparativa

Rasurar el área donde se inoculará la tuberculina en el tercio medio superior del cuello. El sitio de aplicación superior será cerca de 10 cm debajo de la cresta, el sitio inferior será aproximadamente de 13 cm debajo de la anterior, esta prueba se aplica mediante la inoculación intradérmica de 0.1 ml de PPD aviar y 0.1 ml de PPD bovino. Previo a la inoculación, se levanta un pliegue de piel en el centro de las áreas rasuradas y se procederá a medir el grosor de éstos, utilizando el cutímetro, debiendo registrarse los valores en los formatos para prueba cervical comparativa.

El PPD aviar se inocula intradérmicamente en el área rasurada superior y el PPD bovino en la inferior. La lectura de esta prueba se realizará 72 horas (+ 6 horas), midiendo con el cutímetro el grosor de las reacciones, éstas serán anotadas en el formato oficial de la prueba cervical comparativa, Forma 3-961A, sustrayendo el valor de la primera lectura al de la segunda; una vez realizada esta operación se procede a graficar los valores obtenidos tanto de PPD aviar como del bovino y el punto de intersección dará el resultado de la prueba.

En cuanto a la interpretación de la prueba cervical comparativa, se establecen los siguientes resultados:

Resultado negativo: reacción negativa a la tuberculina bovina o, aún siendo positiva, el engrosamiento es igual o menor al provocado por una reacción positiva a la tuberculina aviar.
Resultado dudoso: reacción positiva a la tuberculina bovina pero el aumento del espesor es entre 1 y 4 mm superior al que produce la tuberculina aviar.
Resultado positivo: reacción positiva a la tuberculina bovina y un engrosamiento provocado por ésta superior a 4 mm al que produce la tuberculina aviar.

 Tipo de prueba de Tuberculina (Sensibilidad y Especificidad)
PRUEBA SENSIBILIDAD RNF ESPECIFICIDAD RPF
PPC85 – 90%10 – 15%95-98%2 – 5%
PCC74%26%98%2%
PCS90 – 95%5 – 10%90%10%
PPC = PRUEBA DEL PLIEGUE CAUDAL
PCC = PRUEBA CERVICAL COMPARATIVA
PCS = PRUEBA CERVICAL SIMPLE
RNF = REACTOR NEGATIVO FALSO
RPF = REACTOR POSITIVO FALSO

Pruebas de Tuberculina en otras especies 

Especies Animales PPDDOSIS PRUEBA
DIAGNOSTICA
LECTURA
CabrasPPDBov. 0.1 mlP. CAUDAL72 hs
OvinosPPDBov. 0.1 mlP. AXILAR72 hs
CamellidosPPDBov. 0.1 mlP.C. SIMPLE
P. AXILAR
72 hs
CerdosPPDBov. 0.1 ml
Av 0.1 ml
BASE OREJA48 hs.
PrimatesPPDBov. 0.1 mlPARPADO O ABDOMEN72 hs.
AvesPPDAv. 0.1 mlBARBILLA48 hs.
PerrosNo se emplea
No se emplea
EquinosNo se emplea

Existen otras pruebas indirectas como la de Liberación de Gamma Interferón y una respuesta de tipo humoral ELISA PPD, que detecta presencia de anticuerpos circulantes.

Métodos Directos:

La inspección de carnes en las plantas de sacrificio es una actividad básica en la vigilancia epidemiológica de la tuberculosis bovina, por que es allí donde se detectan en los bovinos las lesiones macroscópicas. Las lesiones que se presentan en la tuberculosis bovina son bastante características. Invariablemente las lesiones se detectan en los ganglios linfáticos y consisten en la presencia de tumoraciones que varían desde unos pocos milímetros a varios centímetros de diámetro y que distorsionan la arquitectura del órgano. El foco de necrosis presenta una coloración amarillenta y es posible detectar la presencia de sales minerales (calcio); durante la necropsia se perciben como pequeñas granulaciones blanquecinas que crepitan al contacto con el cuchillo.

A partir de estas muestras se realizan las siguientes técnicas de diagnóstico:

Coloración de Ziehl Neelsen: ácido alcohol resistente se identifica la presencia de bacilo Z-N positivos.

Histopatalogia: Entrega resultados presuntivos.
Cultivo: Entrega resultados definitivos.

Prevención y Control

En fincas libres de tuberculosis

Animales que se deseen introducir al hato provenientes de otros predios de la región o del país deben ser negativos a la prueba de tuberculinización caudal.

En fincas afectadas:

Dada la implicación en salud animal y salud pública, la tuberculosis debe ser erradicada de todos los países.

  • Detección de positivos y eliminación para el matadero.
  •  Tuberculinización dos veces al año para detectar aquellos que estaban negativos pero ya infectados en la primera prueba, eliminar los positivos.
  •  No permitir la entrada de animales adultos extraños sin demostrar su negatividad a la prueba de la tuberculina.
    En eventos feriales

Establecer medidas de control de movilización para bovinos que participan en eventos de exposición, remates o subastas. Todo bovino que participe en este tipo de evento debe haber sido negativo a la prueba tuberculínica o proceder de un hato libre de la enfermedad

Presentación en el hombre

Existen factores epidemiológicos que han provocado una disminución en el riesgo de tuberculosis en la población, como el uso masivo de la vacuna BCG (Mycobacterium bovis) en humanos que aunque no previene la infección, sí evita la diseminación y las formas graves de la enfermedad por cualquier micobacteria, Esto ha sido muy notorio en los países que han alcanzado buenas coberturas de vacunación con BCG y han logrado abatir la incidencia de tuberculosis meníngea en infantes. El aumento en el consumo de leche pasteurizada y hervida, así como la mejoría de las condiciones generales de salud en una gran proporción de la población, ha disminuido los riesgos de infección por Mycobacterium bovis.

Ciclos de Tuberculosis Bovina

La tuberculosis bovina es una zoonosis o sea que puede transmitirse al hombre y este a su vez puede transmitirla al bovino.

Existen grupos de personas a riesgo por su relación con animales principalmente operarios de mataderos, frigoríficos y fincas.

La transmisión de la enfermedad del bovino al hombre se produce principalmente por vía digestiva a través de la ingestión de productos lácteos no pasteurizados o hervidos insuficientemente.

La vía respiratoria (aerógena) se produce por inhalación de gotitas (en suspensión del aire) que contiene los bacilos, con localización broncopulmonar, al realizar tareas en contacto con los animales enfermos o por aerosoles en las fincas, frigoríficos o mataderos.

Los factores de riesgo asociados a la infección por Mycobacterium bovis en humanos incluyen el riesgo laboral, donde personas que trabajan con bovinos infectados pueden contraer la Infección por vía respiratoria. Otro factor de riesgo lo constituye el consumo de leche cruda contaminada que puede provocar la Infección por vía digestiva. En esos casos las lesiones pueden presentarse en nódulos linfáticos mesentéricos, hígado, riñón y por diseminación lesiones en meninges y huesos.

Es por esto, que los casos de tuberculosis por Mycobacterium Bovis pudieran estar localizados entre los casos de tuberculosis no pulmonar, cuyo diagnóstico en el humano es complejo ya que los síntomas y signos son poco específicos.

Ver más Temas de Interès en Veterinaria, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!