¿Qué es la Sumisión Química y Cómo Evitarla?

Sumisión Química

Con el pasar de los años, se han logrado formular sustancias que han beneficiado considerablemente a la humanidad. Sin embargo, también se han usado por personas malintencionadas para crear venenos y combinaciones peligrosas. Es así como ha nacido la tendencia de la sumisión química, la cual ha ido creciendo con el tiempo y que ponen en peligro a las víctimas. A continuación podrás conocer más detalles al respecto y las mejores formas para prevenirla.

¿Qué es la sumisión química?

Se conoce como sumisión química al acto de administrar una droga o sustancia a otra persona sin su consentimiento. El principal objetivo de esta es dejar a la víctima en un estado de inconsciencia en el cual no pueda valerse ni física, ni mentalmente. Por lo general se usa para poder manipular o aprovecharse de esta y en ocasiones puede llegar a relacionarse con otro delito grave.

Síntomas de una sumisión química

Muchas veces se confunden los efectos de la sumisión química con alguna patología o estado de embriaguez. Por esta razón es necesario conocer los síntomas asociados a esta para poder actuar rápidamente. Uno de los más comunes es la de fatiga excesiva, dolor de cabeza y náuseas agudas. De igual forma puede darse el caso en donde se nuble la vista y se pierda la consciencia por cortos períodos de tiempo.

Otra forma de saberlo es si conocidos o amigos te dicen que te has comportado de manera extraña. También si sientes que no recuerdas cosas o estás en un lugar diferente en el que antes no estabas. Todas estas señales pueden darte un indicio de que has sido víctima de una adulteración de tu bebida o sumisión química. Por esto es importante reconocerlo a tiempo para evitar que alguien pueda aprovecharse de tu estado de vulnerabilidad.

¿Qué se debe hacer ante una sumisión química?

Si has notado que tienes varios de los síntomas antes mencionados y que has sufrido de una sumisión química hay algunas cosas que puedes hacer. La primera de ellas es buscar ayuda, bien sea a amigos o personas de confianza. Por otra parte, también puede llamar a las autoridades para que acudan a tu socorro en caso de que no te encuentres en compañía de nadie. Lo siguiente es ir a un centro médico para que puedan hacerte exámenes y determinar si te han intoxicado con alguna sustancia peligrosa.

Debes tratar de mantener la calma y no ocultar tu situación, debido a que el agresor o agresora pueden utilizar esto a su favor. Muchas de estas sustancias son suministradas en bebidas alcohólicas, medicamentos o drogas. Por esta razón debes prestar atención y siempre vigilar lo que consumes.

¿Cómo prevenir la sumisión química?

Si bien no hay certeza de cómo evitarla al cien por ciento, hay muchas cosas que puedes hacer para no ser víctima de una sumisión química. La primera y la más obvia es no consumir bebidas alcohólicas o drogas de cualquier tipo. Si aún así decides consumirlas, es necesario que prestes atención a cómo son preparadas para evitar que añadan sustancias nocivas. De igual forma es necesario que siempre vigiles tu bebida y la tengas a mano para que no puedan adulterarla de ninguna forma.

También debes desconfiar si alguien te ofrece comidas o bebidas que no has solicitado, ya que pueden haber sido alteradas. Tener sentido común y estar en alerta siempre es la mejor forma de prevenir que sucedan estas situaciones. Sobre todo si estas en una fiesta o lugar donde hayan muchas personas desconocidas.

¿Qué tipo de drogas se usan para la sumisión química?

Por lo general las sustancias utilizadas para una sumisión química son ansiolíticos fáciles de conseguir. Entre estos se encuentran sedantes como las benzodiacepinas que tienen un afecto anestésico potente si se toma en grandes cantidades. De igual forma hay otros que se usan para tratar trastornos mentales como el diazepam. Todos estos si se mezclan con alcohol pueden crear la combinación perfecta para una sumisión química.

Otra de las más utilizadas es el Rohypnol, el cual no tiene olor y que produce efecto rápidamente. Puede llegar a provocar pérdida de memoria y lagunas mentales. Si bien muchas veces se hace esta práctica solo para molestar a la otra persona, también es posible que se tenga intenciones de agredir físicamente. Es por esto que se debe tener mucho cuidado y tomar en cuenta las indicaciones anteriores para evitarlo.La gran mayoría de personas afectadas por sumisión química suelen ser jóvenes de entre 18 a 30 años. No obstante, suelen verse con frecuencia en eventos recreacionales o fiestas con gran cantidad de personas. Por esta razón es necesario conocer sobre esta práctica para poder estar atentos y prevenir que pueda suceder. De esta forma podrás salvaguardar tu vida y la de los demás con conciencia social e información veraz.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!