Lo que Viene de Hoy en Adelante

salud_es_vida_sana

Información sobre el autor
DR. HERNÁN YUPANQUI

¿CÓMO SERÁ MI FUTURO?

He iniciado el cambio de hábitos de vida, ¿Ahora qué me espera?
Las preguntas más comunes que se presentan en un programa para perder peso son:
1. ¿Son el sobrepeso y la obesidad enfermedades incurables?
2. Cuando tenga una recaída, qué debo hacer?
3. He llegado al primer año de mantener un peso saludable, puedo tomar unas vacaciones o un descanso?
4. ¿Cuánto tiempo debo continuar?
5. Lo que he ganado hasta el momento, lo podré perder?

Algunas Respuestas
1. ¿Son el sobre peso y la obesidad enfermedades incurables?
He aprendido que el sobrepeso u obesidad es una enfermedad que requiere tratamiento permanente (ni concepto antiguo era todo lo contrario).

La persona afectada está predispuesta a mayor riesgo de otras enfermedades metabólicas y a muerte precoz; por lo tanto el tratamiento no sólo será del peso sino de las otras condiciones asociadas en el individuo afectado.

La actual epidemia de sobrepeso es el resultado del estimulo en las ciudades modernas por el consumo diario y excesivo de comidas “rápidas” y de la vida “sedentaria”. Nuestro día habitual, está diseñado sólo para trabajar y trabaja, mejor si es en un escritorio. Cada vez es más fácil adquirir automóvil y hay la tendencia de usarlo hasta en tareas menores como ir a comprar el pan.

¡MI TIEMPO DEDICADO A OBTENER UN PESO SALUDABLES TAMBIÉN UNA BUENA INVERSIÓN!
Este nuevo término reemplaza al de PESO IDEAL; para obtener éste peso saludable debo disminuir y mantener una baja de peso del 5 al 10% en forma independiente.
Nuestro INGRESO CALÓRICO (Suma de las calorías que produce cada alimento que comemos en un día) debe estar balanceado con nuestro GASTO ENERGÉTICO (Suma de calorías que gastamos en un día); o ser menor para gastar más y bajar de peso y mantener el peso saludable Que ya obtuve.

Los factores a modificar en forma diaria y permanente son lo tanto el ingreso de alimentos y la actividad física.
Mediante las siguientes tablas puedo darme cuenta del grado de sobrepeso que tengo y comparar luego los cambios con mi tratamiento.

Tabla 1: Clasificación del sobrepeso en adultos de acuerdo con su índice de masa corporal (IMC), modificado de la OMS.

CLASIFICACIÓN

IMC (Kg/m2)

RIESGO DE COMORBILIDAD

Bajo peso

Menor de 18.5

Bajo

Normal

18.5 – 24.9

Preobeso

25 – 29.9

Aumentada

Obesidad clase I

30 – 34.9

Moderado

Obesidad clase II

35 – 39.9

Severo

Obesidad clase III

Mayor de 40

Muy severo

 

Tabla 2: Determinación de riesgo de acuerdo de la medición de la cintura.

Riesgo de complicaciones metabólicas asociadas con obesidad en función de la circunferencia de la cintura para ambos géneros:


AUMENTADO

MUY AUMENTADO

Hombre

94

102cms

Mujer

80

88cms

 

EL ÍNDICE CINTURA/CADERA se obtiene dividiendo la circunferencia de la cintura por la de la cadera. Nos informa del tipo de obesidad que tenemos y se correlaciona con riesgo de enfermedad cardiovascular:

Valor
normal en hombres


menor de
0.9

Valor
normal en mujeres


menor de
0.85

 

La respuesta final es: DEBO MANTENER SIEMPRE LOS HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE PARA MANTENER MI PESO SALUDABLE.

1.2 Cuando tenga una recaída, ¿qué debo hacer?
Se aconseja revisar las posibles fallas en el logro de una vida saludable.

Ambiente psicológico PERSONAL: El estrés laboral, los problemas económicos y otros, como reacción pueden originar ansiedad por COMER.

Influencia familiar: Cuando los padres son obesos hay mayor tendencia de los hijos a padecer esta enfermedad por aprendizaje de hábitos alimentarios no saludables. EL TRATAMIENTO DEBE INCLUÍR A LA FAMILIA.

Medio social y escolar: La persona con sobrepeso puede sufrir discriminación social, generando en ella ansiedad y complejo de culpa, lo que puede inducirla a comer compulsivamente.

Aprender a aceptar que los tratamientos son largos y que requieren de un ESFUERZO PERSONAL y de un equipo de profesionales del área médica: Médico endocrinólogo o médico entrenado en obesidad, nutricionista, psicólogo y otros.
Ser optimista, fortalecer la voluntad, el convencimiento y los propósitos en mi PROGRAMA PIERDE DE PESO.
Ser perseverante en mis metas de peso deseadas. NO BUSCAR IDEALES IMPOSIBLES.

1.3 ¿He llegado al primer año de mantener un peso saludable, ¿puede tomar unas vacaciones o un descanso?
Aún no. En la mayoría de personas con sobrepeso los primeros seis meses de tratamiento son los más eficaces desde el punto de vista de disminuir de peso. Durante el primer año debo tratar de conocer y aprender todo lo relacionado con mi exceso de peso y como manejarlo.

1.4 ¿Cuánto tiempo debe continuar?
Cuando somos creyentes y adoptamos una religión lo hacemos para toda la vida; nuestra moral deberá tener ciertas normas que hemos aceptado hasta siempre. Igual sucede con el peso, ya hemos decidido las normas de vida saludable. (Actividad física adecuada a nuestra condición, hábitos alimentarios de acuerdo a nuestras necesidades energéticas, etc.) por lo tanto debo mantener este estilo de vida en forma permanente.

1.5 Lo que he ganado hasta el momento, ¿lo podré perder?
Una reducción moderada del 5-10% de peso está asociada a mejorías significativas de los factores de riesgo para enfermedad cardiovascular (Seré menos propenso a padecer DIABETES MELLITUS, HIPERTENSIÓN ARTERIAL, ALTERACIONES DE METABOLISMO DE LAS GRASAS).

Debo ser conciente que tengo que convivir con una enfermedad crónica; mi actitud puede ser: Vivir en conflicto, subiendo y bajando de peso o aprender a vivir día a día con mi enfermedad manteniendo el cambio de hábitos saludables (Alimentación adecuada, actividad física diaria y, si mi médico me lo indica, medicamentos).

RECUERDE
La obesidad es una enfermedad crónica que tiene tratamiento satisfactorio .
Aumenta el riesgo de padecer DIABETES MELLITUS, HIPERTENSIÓN ARTERIAL, PROBLEMAS DE LÍPIDOS (GRASAS).
Requiere para su manejo un equipo de profesionales que incluye: Médico endocrinólogo o que trabaje en obesidad, nutricionista, psicólogo, etc.
No hay dos pacientes obesos iguales; por lo tanto el tratamiento debe ser individual.

Mi médico debe realizar una evaluación de mi sobrepeso par conocer la influencia de los diferentes factores que la producen y diseñar un plan de tratamiento.
El primer paso en el tratamiento es ser conciente que debe cambiar mis hábitos de vida e iniciar UNA VIDA SALUDABLE (nutrición y actividad física), mejor si lo hago en familia.
El régimen nutricional debe ser de comidas fraccionadas e incluir todos los nutrientes básicos. NO SE CONOCE a la fecha la composición de la DIETA IDEAL.
La actividad física deberá ser diaria o mínimo tres veces por semana.
Mi médico puede indicarme MEDICAMENTOS FACILITADORES o COADYUVANTES, pero debo ser conciente que su uso no es “una sola caja” y eso es todo. No hay a la fecha, como en la mayoría de enfermedades, un medicamento ideal.

Puedo requerir apoyo psicológico.

Se ha demostrado que disminuir un 5 a 10% de peso ya es una ganancia en mi salud (Disminuyo el riesgo de enfermedades como diabetes mellitus, hipertensión arterial y trastornos de los lípidos) y obtengo una MEJOR CALIDAD DE VIDA
MI FUTURO ESTARÁ UNIDO A MANTENER MI SALUD Y PUEDO LOGRARLO.

CÓMO MANTENER LA DISMINUCIÓN DE PESO SIN DESFALLECER?

Debo consolidar los logros conseguidos en las primeras etapas de mi tratamiento y fortalecer los recursos para prevenir las recaídas. La falta de continuidad es la razón más común para el fracaso de mi intento de adelgazar.
Los cambios en el peso se transformarán en una forma de vida permanente, aceptando la posibilidad de dificultades o a la llegada de “tentaciones”.

Debo entender que adelgazar forma parte de un todo, que es mejorar al máximo la salud física, psíquica, social, intelectual y espiritual. No solo el aspecto estético o de belleza.

Debo reforzar mi motivación; si al revisar los resultados de mi tratamiento observo que he disminuido el 5% del peso, pero mi meta es lograr una pérdida del 10% del peso inicial, debo reforzar ese objetivo. Otro ejemplo es hacer una lista de los motivos que me indujeron a ingresar al programa.

Debo aceptar y comprender mi enfermedad; hay una teoría para personas con diabetes que dice sobre esta etapa: Es un proceso complejo y lento de maduración psicológica que al finalmente puede permitir aplicar las pautas de mi programa PIERDA PESO de manera continuada.
Debo conocer mis limitaciones y ajustarlas a mi tratamiento.

¿CÓMO PREVENIR UNA RECAÍDA?

Reconocer las situaciones de riesgo: Éstas varían de una persona a otra. Los ejemplos incluyen exponerse excesivamente al estímulo de una “comida muy apetitosa”, pasar largas horas sin comer, faltar a la consulta médica, etc.
Conocer el concepto de “percepción negativa”. Por ejemplo, quien rompe una norma autoimpuesta, como hacer dieta, lo toma como una falta grave que puede llevarlo a abandonar esa norma.
Proponer soluciones alternativas.
Establecer objetivos terapéuticos muy sencillos y fáciles de aplicar; por ejemplo: Proponerme a hacer bien el desayuno la próxima semana.
El médico debe ayudar al paciente a resolver a adaptar sus problemas al sistema de vida saludable. Es un “consejero y asesor”.

INDICADORES QUE PREDICEN EL ÉXITO EN MANTENER UN PESO SALUDABLE
Las posibilidades de lograr resultados duraderos dependerá más de los cambios que logre el paciente en su vida que del descenso del peso en sí mismo. Se consideran indicadores de buen pronóstico para el mantenimiento de un peso saludable.

Utilizar las técnicas de automonitoreo para el peso y la dieta.
Controlar periódicamente el peso y las medidas o circunstancias.
Realizar actividad física en forma regular.
Mantener adecuadamente el estrés.
Mantener contacto permanente con el médico y/o el tratamiento.
Conocer y usar las técnicas de prevención de las recaídas.

REGLAS PARA NO CAER EN “TENTACIÓN”
Para continuar avanzando en su plan de adelgazamiento siga implementando los cambios que le sean de mayor utilidad. A continuación usted encontrará algunas herramientas para manejar las “tentaciones”.

No se apoye sólo en su fuerza de voluntad; evite todo aquello que no pueda manejar, por ejemplo, aleje ese ” postre demasiado apetitoso”
Evite la publicidad alimentaria puede mostrar “comidas tentadoras” y además envía mensajes que se dirigen al subconciente.
Vea menos televisión si usted es de los que caen en tentación con los avisos publicitarios. Durante las pausas comerciales baje el volumen, hable por teléfono, charle con su familia, lea o haga alguna actividad. Alternativa.

Coma solamente en la cocina o en el comedor; por ejemplo: No lleve la bandeja a la cama para comer frente al televisor.

Si se tiene una vida social intensa donde abunde la comida, trate de comer algo antes de asistir a sus reuniones, por ejemplo: una ensalada de hortalizas crudas, ya que esto aplicará un poco el apetito. Permanezca alejado de las “mesas tentadoras”; sírvase en un plato chico.

Tenga siempre en la mano un vaso con una bebida sin alcohol y con mucho hielo.
Almacene los alimentos fuera de su vista no los tenga en el auto, el escritorio o el dormitorio.
Recuerde que caer en tentación es humano; no se consigue si le sucede, retome el plan de inmediato y siga adelante.

Control de Peso y Obesidad

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!