El Cabello

El Cabello es Decisivo

Un cabello mal cuidado puede echar a perder fácilmente los esfuerzos y el tiempo invertidos en maquillarse y aun en vestirse impecablemente. El cabello ejerce una influencia decisiva en la apariencia general de las personas. De ahí la importancia de mantenerlo saludable y con brillo.

Esto se logra por medio de una buena nutrición, ingestión de agua, descanso, aire fresco, suficiente ejercicio, mantenimiento equilibrado del sistema nervioso, cuidados para liberar el organismo de toxinas y un correcto cepillado.

El cabello tiene edad: su período de vida es de 3 – 4 años y el cuero cabelludo es el encargado de renovarlo. Además, cambia de color con los años y con el clima.

Obviamente, es posible cambiar el color del cabello por medios artificiales. Pero esta decisión hay que tomarla teniendo en cuenta el color de la piel y la forma del rostro. El pelo rubio, por ejemplo, no les sienta bien a todas las mujeres: en lugar de destacar sus rasgos los puede opacar.

De cualquier forma, tanto mujeres como hombres pueden confiar actualmente el cuidado de su cabello a peluquerías especializadas. Las recomendaciones que presentamos en este capítulo son sobre todo para seguir en casa.

El cepillado

El cepillado es una práctica muy efectiva para mantener la vitalidad del cabello, pues lo protege del desgaste al que se ve sometido diariamente por causa del estrés, la polución, la fatiga, la alimentación desbalanceada y la utilización de productos muy fuertes que le restan brillo.

Es importante cepillar el cabello, tanto en las mañanas, para lubricarlo con la grasa segregada por la raíz y activar la circulación del cuero cabelludo, como en las noches, para eliminar el polvo y los residuos de lacas y geles.

¿Que cepillos usar?

A la hora de escoger un cepillo, prefiera el de cerdas de seda u otras fibras naturales, redondeadas en la punta y montadas sobre base de caucho. En cuanto a tipos de cepillos, el mercado europeo los ofrece con pelo de jabalí, perfectos para cabellos frágiles y delgados, o con cerdas de madera, especiales para cabellos rebeldes.

Reserve los cepillos de cerdas artificiales para ordenar el cabello mientras utiliza el secador y haga a un lado los utensilios metálicos, pues pueden actuar desfavorablemente sobre su cabello.

Es muy importante mantener limpios los cepillos; de lo contrario pueden convertirse en un campo generador de microbios. Para evitar esto, lávelos una vez por semana en agua jabonosa, enjuáguelos perfectamente y séquelos.

Le aconsejamos tener dos cepillos diferentes, uno para peinarse y otro a manera de “limpiador”, que actuará como rastrillo, frotando y sacando las impurezas y restos de cabello que podrían afectar su salud.

El Cuero Cabelludo

El cuero cabelludo es la capa de la piel en donde tiene lugar el nacimiento del cabello. En muchas ocasiones sufre de resequedad debido a la utilización de productos químicos, efecto que se manifiesta bajo la forma de una ligera descamación de las células superficiales, acompañada de picazón.

Las investigaciones realizadas sobre esta sensible parte del cuerpo han determinado que, como el resto de la piel, el cuero cabelludo tiene la propiedad de absorber y retener humedad, al tiempo que precisa de un equilibrio en su balance de hidratación para no padecer descamación, muchas veces confundida con la caspa.

Las rutinas estéticas, tanto femeninas como masculinas, han incorporado desde hace años la utilización de productos hidratantes que buscan restablecer el balance de humedad de la epidermis. Por esto es importante que a la hora de elegir un champú, este contenga componentes suaves e hidratantes.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!