Combata la flacidez

flacidez

EN CONTACTO CON LA FLACIDEZ
Muchas veces es preferible tener un kilo de mas que sufrir el horror de convivir con la flacidez. Esta peligrosa y antiestética falta de firmeza en los tejidos puede afectar hasta la siluetas perfectas. Sin embargo, una dieta apropiada y el ejercicio constante son dos poderosas armas para combatirla.

PRINCIPIOS DE LA FLACIDEZ
Para empezar, hay que evitar el ayuno y las dietas a base de frutas durante mas de un día y olvidarse de los regímenes que sufran los hidratos de carbono a los que aporten menos de 1200 calorías. Por encima de todo hay que incluir dos raciones de carne, pescado o huevo y dos vasos de leche o derivados del menú diario y debe existir un aporte suficiente de vitaminas de B1 y B6. En este sentido, la levadura de cerveza o el germen de trigo resultan de gran ayuda. Preservar las propiedades de los alimentos es otra consigna obligada. Las propiedades del pescado, la carne o de huevos no se asimilan bien si se toman crudos, pero un pescado demasiado cocido pierden buena parte de nutrientes. Abusar de los excitantes como el té o el café obstaculiza la metabolización de la vitamina B6. Se recomiendan dos tazas al día.

PLAN DE COMBATE
– Los cambios de peso abruptos favorecen la flacidez, ya que fuerzan la elasticidad cutánea. No hay que adelgazar mas de 1 kilo por semana ni más de ½ cuando s e supera los 45 años. Tiende entonces a parecer la flacidez en la parte inferior de los mulos y los brazos, y también en el vientre.

– Hay que ser muy prudentes con el sol por que afecta la dermis de forma irreversible. Las pieles blancas deben protegerse mas del sol todo el año y mantenercen las exposiciones bajo el mínimo. La razón: son muchos más sensibles.

– El masaje puede mejorar la flexibilidad cutánea siempre y cuando este realizado por manos expertas y sea adecuado.

– Se evita la flacidez muscular con ejercicio físico moderado y regular – unas tres veces por semana-, -Caminar lo mas que se puede pueda es un principio, pero no basta para conseguir un cuerpo firme. Si no se acudir a un gimnasio conviene aprender ejercicios reafirmantes para la realización en casa. Por otro lado, no es bueno abusar de los deportes fuertes, y bruscos, ya que, si se hace con mucha frecuencia, puede suceder que abandonar la costumbre, lo que en un tiempo había sido músculo firme se convierta en una zona de flacidez.

– El sendentarismo y las largas horas sentada delante del televisor no ayudan a mantener la firmeza. La actividad y el dinamismo en casa son buenos recurso contra el relajamiento corporal.

– Los fármacos como los diuréticos o adelgazaste pueden llegar a perjudicar el tono cutáneo y muscular.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!