Cómo Afrontar la Pérdida de un Trabajo

Cómo Afrontar la Pérdida de un Trabajo

Cuando nos enfrentamos a una pérdida de cualquier tipo, tendemos a pasar por un periodo de duelo, esto incluye el haber dejado un trabajo por cualquier circunstancia, ya que la costumbre y el cambio de la rutina puede dejar una conmoción en la persona. ¿Te gustaría saber cómo afrontar la pérdida de un trabajo de la manera más fácil posible? Entonces continúa leyendo el siguiente artículo donde te dejamos algunos consejos que podrían ayudarte.

Fases de duelo durante la pérdida de un trabajo

Tener que dejar un trabajo, bien sea por renuncia o despido, implica un fuerte cambio en la vida de una persona; ya que al estar expuesto a una rutina durante bastante tiempo y de repente dejar de hacerla, suele ocasionar un golpe psicológico que puede ser difícil de asimilar. Muchos factores entran en juego, ya que al no tener trabajo también toca afrontar el hecho de una situación económica de incertidumbre y un contacto social reducido.

Por esta razón, las personas suelen entrar en una etapa de duelo similar a la pérdida de un ser querido, aunque con algunas diferencias. Al comienzo la persona se encuentra con mucho optimismo y ánimos, debido a que puede hacer muchas cosas que antes no tenía por su poco tiempo libre y a su vez le permite buscar otro trabajo con las mejores ganas posibles.

Luego de transcurrir algunas semanas, si la persona aún no consigue trabajo, suele empezar a sentir los primeros síntomas de desmotivación y sentimientos de fracaso. Por lo que su estado de ánimo comienza a disminuir al igual que la búsqueda de empleo. Esto puede agravarse mucho más si la persona vive sola y sin ningún tipo de apoyo. Si la persona llega al primer año de estar desempleada, suele empezar a resignarse y aceptar su situación con desgano y con mucha depresión.

Cuando se llega a este punto, por lo general la persona pierde el rumbo y deja de buscar trabajo, ya que está acostumbrada al desempleo, y es probable que recurra a conductas autodestructivas que pueden llegar a afectar la salud. La sensación de no ser capaz de conseguir un empleo se suma a la depresión y puede llegar a repercutir negativamente en la vida, por lo que es necesario tomar acciones rápidamente.

Entonces ¿Cómo afrontar la pérdida de un trabajo y todas sus consecuencias?

Cuando una persona queda desempleada, suele sentirse más desamparada a medida que el tiempo pasa, por lo que es necesario reorganizar el tiempo libre y estructurarlo de tal forma que la persona pueda tener seguridad nuevamente y sus posibilidades de conseguir otro trabajo aumenten.

Invertir el tiempo en actividades recreativas o profesionales

Esta es una de las cosas más recomendadas por los terapeutas en cualquier caso de duelo. El poder conseguir algo que te apasione y en lo que te sientas útil, ayudará a tu estado de ánimo y posibilidades de volver a conseguir un empleo, puede ser desde cursos hasta alguna actividad que requiera parte de tu tiempo y que te haga sentir bien contigo mismo.

Tener una buena actitud ante la adversidad

Por lo general suele ser lo más difícil de lograr, ya que el estar sin empleo por mucho tiempo destruye los ánimos de cualquiera. Sin embargo, es necesario tener auto reflexión con nosotros mismos y darnos cuenta que lo pasado ya pasó y que esa situación puede dar paso a mejores oportunidades de trabajo que conllevan a una mejor calidad de vida. Al poder entender todo eso, se podrá salir del abismo y continuar mejorando diariamente hasta obtener el trabajo de tus sueños.

Si es necesario, busca ayuda profesional

Este es probablemente uno de los consejos que muchos descartan, ya que el buscar ayuda psicológica suele tener una percepción negativa en el individuo, aunque es todo lo contrario. Si tu estado anímico no mejora, la terapia psicológica mejorará significativamente tu salud mental y te ayudará a ser tu mejor versión, logrando motivarte para cumplir con todas las metas y propósitos que tenías en mente desde un principio.

(Lea También: ¿Cómo lidiar con una persona con Ansiedad?)

Rodéate de gente que te apoye y se interese por ti

Estar solo cuando se pierde un trabajo puede ser muy angustiante, por lo que es necesario que te rodees de tus seres queridos y amigos más cercanos para que puedan darte apoyo y mantengan tu estado de ánimo estable. Una carga tan pesada al pasar por una situación de ese tipo, siempre se aligera en compañía de personas que amamos y que nos apoyan con sus mejores intenciones.

Ten en cuenta todos estos consejos, y por sobre todas las cosas recuerda que perder un trabajo no implica el fin y que siempre tendrás más oportunidades de salir adelante.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!