Vacuna contra el Cáncer de Próstata podría recibir Aprobación

Vacuna contra VPH

La aprobación esperada esta semana de la vacuna terapéutica contra el cáncer de próstata por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. podría convertirse en un todo un hito contra esta enfermedad y el cáncer en general, señalan los expertos.

La vacuna, llamada Provenge, parece prolongar la supervivencia en hombres que sufren de cáncer de próstata avanzado, y lo hace sin los efectos secundarios graves asociados a la quimioterapia, la radioterapia y la terapia hormonal.

“Es muy emocionante ver cómo un medicamento ha llegado tan lejos y que al parecer está a punto de ser aprobado”, dijo el Dr. J. Leonard Lichtenfeld, subdirector médico de la American Cancer Society.

El objetivo de la vacuna no es prevenir el cáncer de próstata en hombres que no han desarrollado esta enfermedad, además está lejos de ser una cura para los que ya lo tienen, advirtió Lichtenfeld. “Provenge representa un avance modesto en la supervivencia de los pacientes que tienen cáncer de próstata avanzado, pero el medicamento no detiene la progresión de esta enfermedad”, aclaró.

Aún así, quizá sea posible usar Provenge en las primeras etapas del cáncer de próstata, cuando podría ser incluso más efectivo, señaló Lichtenfeld. “La esperanza es que si una vacuna es efectiva en la etapa tardía de la enfermedad, lo será incluso mucho más en el tratamiento inicial de la misma”, dijo.

Pero ese beneficio tendrá que demostrarse en ensayos clínicos, aseguró Lichtenfeld.

“Si se aprueba será algo revolucionario”, dijo Lichtenfeld. “Representará una nueva opción de tratamiento. Tendrá un impacto modesto en la supervivencia del cáncer de próstata, pero estos pequeños cambios en los tratamientos conducirán con el tiempo a una mejora importante. Así que no me desanimaría por lo que constituye un pequeño aumento en la supervivencia”.

Provenge es una vacuna terapéutica (no preventiva) hecha a partir de los propios glóbulos blancos del paciente. Estas células, tan pronto se extraen del paciente, son tratadas con el medicamento y se vuelven a inyectar al paciente. Luego estas células tratadas provocan una respuesta inmunitaria que a su vez acaba con las células cancerosas sin dañar las células normales.

Provenge fue desarrollada por Dendreon Corp, con sede en Seattle, que realizó estudios iniciales entre los hombres que tenían cáncer de próstata avanzado y que no habían respondido al tratamiento hormonal estándar. Entre estos hombres, la vacuna prolongó la vida una media de 4.5 meses, aunque algunos pacientes llegaron a vivir entre dos y tres años más. Los únicos efectos secundarios fueron síntomas leves como los de la gripe, de acuerdo con los resultados del estudio.

En 2007, un panel asesor de la FDA recomendó a la agencia aprobar Provenge, pero la FDA señaló que necesitaba más datos antes de aprobar el medicamento.

Si el medicamento se aprueba finalmente, es probable que su uso se limite a los hombres que tengan cáncer de próstata avanzado. Además, el costo esperado es de $75,000, así que no será barata.

El Dr. Mark Soloway, profesor y director de urología de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, dijo que “sin lugar a dudas necesitamos que nuestros pacientes tengan alternativas”.

La gran pregunta, de acuerdo con Soloway, es en qué momento se debe usar Provenge. No está claro si antes de la quimioterapia o de la terapia hormonal, apuntó.

“Existen problemas con Provenge”, señaló Soloway. “Primero, es muy engorroso, ya que los pacientes necesitan aportar sus glóbulos blancos, y me parece que de forma regular. Y segundo, esto posiblemente sea muy caro”.

Soloway estuvo de acuerdo en que Provenge podría ser útil en la primera etapa del cáncer de próstata, pero se necesitan más estudios para demostrarlo.

Sin embargo, “tan pronto se apruebe en el mercado y con el consentimiento informado adecuado se podrá usar para tratar cánceres de próstata localizados [en sus primeras etapas]. Tampoco se sabe si las compañías de seguro pagarán por este tratamiento”, señaló Soloway.

Otros medicamentos nuevos para tratar el cáncer de próstata, como Abiraterone, que evita la producción de la hormona masculina testosterona, están en el horizonte y competirán con Provenge como nuevo régimen de tratamiento, agregó.

La American Cancer Society calcula que se diagnostican más de 192,000 nuevos casos de cáncer de próstata en Estados Unidos cada año y que 27,360 hombres mueren a causa de esta enfermedad.

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más común entre los hombres estadounidenses, tras el cáncer de piel. Más de los dos millones de hombres estadounidenses que han tenido cáncer de próstata en algún momento continúan con vida hoy día, por lo que la tasa de mortalidad sigue decreciendo y la enfermedad se detecta en una etapa cada vez más temprana, de acuerdo con la sociedad del cáncer.

FUENTES: J. Leonard Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society; Mark Soloway, M.D., professor and chair of urology, University of Miami Miller School of Medicine

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!