Turismo Médico levanta vuelo

Turismo Médico levanta vuelo

El aumento constante en los costos médicos de los EE.UU. hace que muchos estadounidenses alcen vuelo en viajes de “turismo médico” en busca de atención de salud de alta calidad y bajos precios en clínicas extranjeras. En muchos casos, los pacientes obtienen exactamente lo que buscan, pero los expertos también advierten que el creciente sector conlleva algunos riesgos. “Mi consejo sería evaluar cuidadosamente la acreditación del hospital y considerar la naturaleza del procedimiento. ¿Está seguro de que se trata del procedimiento que usted necesita? ¿Y lo hacen bien en el lugar al que piensa acudir?”, planteó la Dra. Ann Marie Kimball, profesora de epidemiología y servicios de salud de la Facultad de salud pública de la Universidad de Washington en Seattle. El aumento del turismo médico durante la década anterior está siendo impulsado por los crecientes costos de atención médica en los EE.UU. y por el creciente número de estadounidenses que no tienen seguro o que tienen uno insuficiente, afirmó Josef Woodman, autor de una guía sobre el tema llamada Patients Beyond Borders (Pacientes más allá de las fronteras). Casi 45 millones de estadounidenses, poco más del 15 por ciento de la población, carecen actualmente de seguro, según las estadísticas de la Oficina de censos de los EE.UU. de 2005, las más recientes disponibles. Woodman calculó que más de 150,000 estadounidenses viajaron al extranjero en búsqueda de atención de salud en 2006. Se proyecta que esa cifra se duplique en 2007, apuntó. “La cifra de 150,000 es conservadora”, señaló. “Algunos expertos dicen 400,000”. Entre los principales destinos están el suroriente asiático y México. Se espera que muchos otros países, como Costa Rica, se conviertan en los próximos destinos populares para la atención médica. Las empresas de turismo médico, en colaboración con “agentes de viajes de salud” especiales, han surgido por todo el país y algunos planes de seguro también participan en la iniciativa. Por ejemplo, en California, Salud con Health Net , un programa de Health Net of California, ofrece acceso a atención de salud para sus participantes latinos asegurados, para servicios del otro lado de la frontera, en México. También BlueCross/BlueShield y BlueChoice HealthPlan, ambas de Carolina del Sur, ofrecen ahora atención médica en el Hospital internacional Bumrungrad de Bangkok, Tailandia, entre otras opciones de tratamiento. Bumrungrad trata a más de 400,000 pacientes internacionales cada año. Los ahorros en los costos de la atención médica en el extranjero pueden ser dramáticos. Por ejemplo, un sitio Web comercial de turismo médico (www.medicaltourism.com) calcula que una derivación cardiaca cuesta $130,000 en los Estados Unidos pero sólo $10,000 en la India y $11,000 en Tailandia. Un reemplazo de cadera costaría $43,000 en los Estados Unidos pero sólo $12,000 en Tailandia o Singapur. Una histerectomía cuesta unos $20,000 aquí pero $3,000 en la India. Las empresas de turismo médico que han surgido pueden ayudar a los viajeros a encontrar el hospital que ofrezca el procedimiento o la atención que necesitan. Un creciente número de hospitales del exterior están acreditados por la Joint Commission International, el brazo internacional de la Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organization (JCAHO), que acredita a los hospitales y otros centros de los EE.UU. A medida que la práctica se ha vuelto más común, el turismo médico ha evolucionado, señaló Woodman. Aunque la práctica antes se relacionaba con las vacaciones (hágase una cirugía plástica facial y vaya a la playa) y a veces sigue siéndolo, recomendó que para la mayoría de procedimientos se separe la cirugía de las vacaciones. “Incluso después de una cirugía menor puede haber inflamación”, apuntó Woodman. “La mayoría de los médicos le recomendará alejarse del sol después de una cirugía”. “No se trata de un ardid de ‘diversión bajo el sol'”, añadió. “Las personas salen al exterior para hacerse cirugías serias”. Por supuesto, el turismo médico no está libre de problemas. Los expertos de los Estados Unidos se preocupan de que los consumidores podrían terminar recibiendo atención por debajo de los estándares si no eligen su hospital y su médico con cuidado. La American Society of Plastic Surgeons publicó un artículo informativo sobre el tema, y advirtió a los pacientes potenciales que “podría ser difícil evaluar la capacitación y credenciales de los cirujanos fuera de los Estados Unidos”. La ASPS también enfatizó que las actividades vacacionales típicas, que a veces se mercadean como parte de un viaje quirúrgico, deben ser evitadas para permitir una curación apropiada y reducir el riesgo de complicaciones. Incluso cuando los pacientes seleccionan y reservan atención médica en el exterior a través de un agente de viajes de salud, deben seguir siendo consumidores de atención de salud críticos e informados, afirmó Woodman. Lo principal que un paciente debe hacer, aseguró, es revisar la acreditación del hospital y las credenciales del cirujano. Otra preocupación potencial es el contagio de enfermedades, afirmó Kimball, quien es también director de la Red de enfermedades infecciosas emergentes de Asia del Pacífico (en inglés APEC) y autor de Risky Trade: Infectious Disease in the Era of Global Trade (intercambio arriesgado: enfermedad infecciosa en la era del comercio global). “Obviamente, el turismo médico es una ruta para la diseminación de patógenos”, dijo Kimball, y anotó que distintos hospitales en distintas regiones podrían tener distintos tipos de flora. “Aún se desconoce si éste es un problema real o una inquietud teórica”, apuntó. Añadió que “no puedo aconsejar ‘vaya’ o ‘no vaya’ de manera categórica”. El consejo de Kimball es evaluar cuidadosamente la acreditación del hospital en cuestión e investigar antes de montarse en el avión. “Revise la cantidad de cirugías realizadas, los índices de éxito”, añadió Woodman. También es clave preguntarle al cirujano con el que hable si el realizará la operación y no un asistente. Kimball dijo que aconseja a los turistas médicos potenciales hablar con su propio médico. Dada la evolución del concepto y la práctica del turismo médico, afirmó, no es probable que un médico descarte la idea automáticamente. HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!