Terapia con Láser parece aliviar el Dolor en el Cuello

Una reseña de estudios halla que la terapia con láser de bajo nivel parece aliviar una forma común de dolor en el cuello.

“Es efectiva contra el dolor no específico que surge de músculos y articulaciones, cuando no hay una causa clara, como una hernia discal”, señaló Jan M. Bjordal, profesor de fisioterapia del Colegio Universitario Bergen de Noruega y miembro de un equipo internacional que informa sobre la reseña en la edición en línea del 13 de noviembre de The Lancet.

El grupo, dirigido por la Dra. Roberta Chow, del Instituto de investigación de la mente y el cerebro de la Universidad de Sídney en Australia, revisó datos de 16 ensayos controlados con 820 personas tratadas por dolor en el cuello con una escala de 100 puntos para determinar la diferencia entre los resultados de diversos tratamientos.

Hubo dos ensayos sobre dolor agudo en el cuello. El informe decía que los que recibieron terapia con láser de bajo nivel, en la que se enfoca un rayo dirigido de radiación en la porción entre infrarrojo y luz visible del espectro al área adolorida del cuello, tuvieron 70 por ciento más probabilidades de tener menos dolor que los que recibieron tratamiento con un placebo y un rayo de luz común.

Cinco ensayos con personas que sufrían de dolor crónico y persistente en el cuello hallaron que los que recibieron tratamiento con láser tenían cuatro veces más probabilidades de sufrir menos dolor, en comparación con un placebo. En 11 ensayos sobre dolor crónico, las personas que recibieron terapia con láser refirieron reducciones de 20 puntos.

Siete de los ensayos ofrecieron datos de seguimiento hasta por 22 semanas. El alivio del dolor se mantuvo, se refirieron menos o ningún efecto.

“Los resultados de la terapia con láser de bajo nivel en esta reseña se comparan favorablemente con otras terapias ampliamente utilizadas, sobre todo con intervenciones farmacológicas, sobre las cuales la evidencia es escasa y los efectos secundarios, comunes”, decía el informe de la revista.

“Los efectos resultaron bastante buenos”, aseguró Bjordal. “Creemos que es una combinación de mecanismos y no podemos decir cuál es más importante. Creemos que uno de los mecanismos involucrados es un efecto inflamatorio.

Se predice que el dolor en el cuello es un problema médico cada vez más importante en los EE. UU. y otros países por la creciente población de personas de mayor edad, por lo que un tratamiento para el que no sean necesarios medicamentos que no tiene efectos secundarios aparentes resulta atractivo.

Aún así, es necesario tener cuidado con los resultados informados, señaló el Dr. Andrew Sherman, jefe de rehabilitación musculoesquelética y de la columna vertebral del Instituto de la columna vertebral de la Facultad de medicina de la Universidad de Miami.

“Es cierto que el dolor en el cuello es un problema cada vez más difícil en nuestra sociedad”, aseguró Sherman. “Es mejor tratar un problema así con una población más grande en un estudio doble ciego controlado por placebo”.

El año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos aprobó su uso para el tratamiento del dolor en el cuello. Pero esa aprobación difiere de la aprobación de un medicamento, que exige pruebas de que el medicamento es seguro y efectivo. La aprobación del dispositivo indica únicamente que la tecnología es segura.

La cobertura de seguro médico para terapia con láser para el dolor varía según el país, señaló Bjordal. “En algunos países, se reembolsa si la hace un fisioterapeuta”, dijo. En otro, no está cubierta. En los EE. UU., Medicare no cubre la terapia con láser.

FUENTES: Jan M. Bjordal, Ph.D, professor, physiotherapy, Bergen University College, Norway; Andrew Sherman, M.D., associate professor and vice chair, rehabilitation medicine, Spine Institute, University of Miami Miller School of Medicine; Nov. 13, 2009, The Lancet, online

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!