Se realiza un Trasplante de Tráquea ayudado por Células Madre

Trasplante de Tráquea

Por primera vez en medicina, una madre de dos hijos con 30 años de edad se sometió exitosamente al primer trasplante de tráquea basado en la utilización de la tráquea de un donante y sus propias células madre, informan investigadores.

Hasta el momento la mujer, Claudia Castillo, que vive en Barcelona, España, con sus dos hijos de quince y cuatro años, no necesita fármacos inmunosupresores para evitar el rechazo del nuevo órgano.

Reportó que puede cuidar a sus dos hijos, subir dos tramos de escaleras, e incluso salir a bailar algunas noches.

“La posibilidad de evitar la extirpación de mi pulmón completo y, en su lugar, reemplazar sólo mi bronquio enfermo con este proceso de diseño de tejido representó una oportunidad única para mí de regresar a una vida normal que ahora disfruto con mis hijos y mi familia”, aseguró Castillo en un comunicado de prensa.

Los médicos que realizaron el procedimiento, del Hospital Clínic de Barcelona, la Universidad de Bristol en Inglaterra, el Politecnico di Milano en Italia, y la Universidad de Padua en el mismo país, reportaron sobre su hazaña en línea el 19 de noviembre en la revista The Lancet.

“Se trataba de una oportunidad realmente buena de demostrar la eficacia de las células madre adultas, que no tienen los problemas de rechazo inmunológico”, apuntó Paul Sanberg, profesor distinguido de neurocirugía y director del centro para el envejecimiento y la reparación cerebral de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa. “Claramente necesitamos encontrar maneras de ayudar de verdad a los pacientes, y llegar a la práctica clínica con estas terribles enfermedades. Esto demostró la utilidad de la bioingeniería”.

Otros expertos expresaron cierta cautela.

“El éxito o el fracaso dependen de qué tanto las células madre pueden asumir la función de las células donadas, que tienen un cierto periodo de vida. En teoría, las células madre tienen una vida más larga”, afirmó el Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. “Para mí, esto genera más preguntas que respuestas, y es difícil poder decir que se trata definitivamente del inicio de una nueva era, que funcionará. Tenemos que ver si funciona y si será efectivo en más pacientes antes de poder decir que es un método establecido”.

Hace cuatro años, Castillo desarrolló una tos que no desaparecía, la cual eventualmente se diagnosticó como tuberculosis. Esa tos llevó al colapso de un pulmón.

Para marzo de este año, la condición de Castillo se había deteriorado tanto que no podía cuidar a sus hijos. Extirpar un pulmón era la única opción de tratamiento, lo que le hubiera permitido vivir pero hubiera dañado gravemente su calidad de vida.

En vez de esto, Castillo recibió una “nueva” vía respiratoria producto de bioingeniería.

Esencialmente, los científicos crearon células epiteliales y de cartílago a partir de las células madre de la médula ósea de la propia Castillo. Esas células se colocaron en un trozo de tráquea de siete centímetros de una mujer de 51 años que había muerto de hemorragia cerebral. Cuatro meses más tarde, los científicos tenían un órgano “híbrido” que usaron en junio para reemplazar el bronquio izquierdo principal de Castillo, que conecta la tráquea principal al pulmón izquierdo.

El órgano donado se sometió a 25 “ciclos de lavado” para eliminar los antígenos de la donante, que pudieran causar que el nuevo tejido fuera rechazado por la recipiente.

Castillo no sufrió ninguna complicación por la cirugía, y abandonó el hospital diez días tras el procedimiento.

La bioingeniería de tejidos ya ha sido utilizada para proveer órganos de reemplazo en otras partes del cuerpo, pero no en las vías respiratorias, señalaron los autores del estudio.

“Esperamos que las células [madre] de esta mujer que fueron incluidas de alguna manera recubran o se integren [con la tráquea donada] de manera que el injerto no sea rechazado con la certeza en que lo son la mayoría de tejidos humanos”, señaló Horovitz. “Este es el primer trasplante de su tipo. Se usan células madre como un modulador inmunitario, casi para convertir el órgano de lo que era a lo que uno deseaba que fuera”.

El Dr. Ronald Kuppersmith, profesor clínico asistente de cirugía del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M, afirmó que el nuevo procedimiento es “emocionante” porque la “paciente no tuvo que tomar medicamentos inmunosupresores”.

Este método podría eventualmente tener un papel en los pacientes que se enfrentan a sistemas inmunitarios debilitados, como los de cáncer de pulmón, especuló.

“Podrían extirpar el pulmón, reconstruirlo y no tener que suministrar [a los pacientes] algo que reduciría su sistema inmunitario”, dijo Kuppersmith.

HealthDay

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!