Riesgo de Accidente Cerebrovascular

Todos los medicamentos antipsicóticos aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular, pero el mayor riesgo se presenta en los pacientes mayores de demencia, informan investigadores británicos.

Las inquietudes sobre el riesgo de accidente cerebrovascular y los antipsicóticos se suscitaron por primera vez en 2002, sobre todo entre las personas que padecen demencia. En 2004, el Comité de seguridad de medicamentos de Gran Bretaña recomendó que los antipsicóticos no se usaran en las pacientes de demencia. Y en 2005, la U.S. Food and Drug Administration ordenó a los fabricantes de antipsicóticos atípicos que añadieran una advertencia de recuadro negro a sus productos sobre el aumento en el riesgo de accidente cerebrovascular.

“Los antipsicóticos son eficaces para tratar síntomas psiquiátricos potencialmente muy angustiantes, pero al igual que con todos los medicamentos, su uso puede asociarse con diversos beneficios y efectos secundarios potenciales”, advirtió el Dr. Ian Douglas, autor del estudio y becario de investigación de la Escuela de higiene y medicina tropical de Londres. “Este estudio ha clarificado aún más el potencial de que los antipsicóticos aumenten el riesgo de accidente cerebrovascular”.

Douglas señaló que los antipsicóticos tanto típicos (de primera generación) como atípicos (de segunda generación) se relacionan con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular. “El riesgo es sustancialmente más alto entre los pacientes que padecen demencia que entre los que no. Los médicos que atienden a pacientes que con frecuencia presentan síntomas psiquiátricos, con frecuencia angustiantes y difíciles de tratar, deben tomar estos hallazgos en cuenta para tomar sus decisiones al recetar”.

Para el estudio, Douglas y su colega Liam Smeeth, profesor de epidemiología clínica, recolectaron datos sobre 6,790 pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular mientras tomaban fármacos antipsicóticos. Los pacientes que tomaban medicamentos antipsicóticos tenían 1.7 veces más probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular, y los pacientes de demencia que los tomaban tenían 3.5 veces más probabilidades.

El riesgo de accidente cerebrovascular fue ligeramente mayor entre las personas que tomaban los antipsicóticos atípicos más recientes, en comparación con las que tomaban los antipsicóticos típicos más antiguos. Ejemplos de antipsicóticos atípicos son Abilify, Clozaril y Zyprexa. Entre los típicos se encuentran Thorazine, Haldol y Clopixol.

Los autores del estudio no abordaron los mecanismos potenciales relacionados con los antipsicóticos que causan accidente cerebrovascular o por qué parece más alto el riesgo con los antipsicóticos atípicos.

“Creemos que los riesgos relacionados con el uso de antipsicóticos en pacientes de demencia generalmente sobrepasan los beneficios potenciales. En este grupo de pacientes, el uso de fármacos antipsicóticos debe evitarse siempre que sea posible”, señaló Douglas. “Para otros pacientes, se debe dar una cuidadosa consideración a los probables riesgos y beneficios individuales de cualquier decisión de prescripción”.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 29 de agosto de la revista British Medical Journal.

El Dr. Sam Gandy es director asociado del Centro de investigación sobre la enfermedad de Alzheimer del Centro médico Mount Sinai en la ciudad de Nueva York, y presidente del consejo asesor nacional médico y científico de la Alzheimer’s Association. Apunta que el nuevo estudio aborda un “importante tema y eleva la inquietud sobre los riesgos de los antipsicóticos a un nivel totalmente nuevo. La FDA [U.S. Food and Drug Administration] podría investigar si se deben imponer limitaciones de disponibilidad o etiquetado con advertencias”.

HealthDay