Resistencia Bacteriana inducida por Miel

Un nuevo estudio en Holanda demostró que la miel de uso tópico mata bacterias resistentes a los antibióticos cultivadas en un tubo de ensayo, además de eliminar colonias de éstas en la piel de personas sanas.

El coautor del estudio doctor Sebastian A. J. Zaat dijo: “La miel de uso tópico podría utilizarse para prevenir o tratar infecciones cutáneas, quemaduras y lesiones en la piel por el uso de catéteres y otros dispositivos médicos que atraviesan la piel”.

Se están desarrollando muy pocos antibióticos, mientras que la resistencia de las bacterias aumenta, afirma el equipo dirigido por Zaat y el doctor Paulus H. S. Kwakman, de Academic Medical Center, en Amsterdam, en la revista Clinical Infectious Diseases.

La miel, afirman los autores, se ha utilizado desde tiempos remotos para tratar heridas infectadas. Además, no existen informes sobre la resistencia a la miel.

Pero la gran modificación de las cualidades antibacterianas de distintas mieles disminuyó la aceptación médica.

Para investigarlo, el equipo analizó la actividad antibacteriana de la miel de uso tópico Revamil (Bfactory), que se produce en invernaderos bajo condiciones estandarizadas.

Los autores hallaron que cultivos de varias bacterias comunes susceptibles y resistentes a los antibióticos, incluido el Staphylococcus aureus y la E. coli, morían dentro de las 24 horas después de su incubación con la miel.

Observaron también que la miel reduce la capacidad de esos microbios de “colonizar” la piel en voluntarios sanos.

Tras aplicar miel durante 48 horas en parches con bacterias sobre la piel del brazo, la extensión de la colonización disminuyó cien veces.

El 81 por ciento de los parches de piel tratados con miel dio un resultado de cultivo negativo, a diferencia del 21 por ciento de los parches “control”.

Luego de estos buenos resultados, dijo Zaat, “estamos investigando si podemos usar miel para prevenir la sepsis en pacientes en cuidados intensivos.

La causa de esa infección potencialmente fatal suele ser bacterias cutáneas, que se podrían eliminar con miel”.

Clinical Infectious Diseases, 1 de junio del 2008.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!