Relacionan un Pesticida con el Riesgo de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se ha relacionado con la exposición a pesticidas en un estudio reciente que compara a los pacientes del trastorno neurológico y a sus parientes no afectados.

El estudio, publicado en línea en la revista de acceso libre BMC Neurology, halló las relaciones más intensas con el uso de herbicidas e insecticidas, como los organoclorados y los organofosfatos. Beber agua de pozo, o trabajar o vivir en una granja, dos experiencias comunes de exposición a los pesticidas, no parecía estar relacionado con el Parkinson.

Se cree que muchos casos de enfermedad de Parkinson se deben a una interacción entre factores genéticos y ambientales. Al estudiar individuos relacionados que comparten trasfondos ambientales y genéticos, los investigadores aseguraron que podrían identificar diferencias específicas en la exposición entre individuos que tenían la enfermedad y entre los que no.

“Los estudios anteriores han demostrado que los pacientes de enfermedad de Parkinson tienen más del doble de probabilidades de resultar expuestos a los pesticidas, en comparación con los individuos no afectados, aunque pocos estudios han examinado esta relación en personas de la misma familia ni han evaluado relaciones entre clases específicas de pesticidas y la enfermedad de Parkinson”, escribió en una declaración preparada Dana Hancock, autora del estudio.

Los investigadores tanto del Centro médico de la Universidad de Duke como de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami entrevistaron a 319 pacientes de Parkinson y a más de 200 de sus pacientes para obtener detalles sobre si habían estado expuestos a los pesticidas, vivían o trabajaban en una granja, o habían bebido agua de pozo.

La enfermedad de Parkinson, que afecta a cerca de un millón de personas en los EE.UU., se caracteriza por síntomas como temblores y rigidez muscular. Se han identificado diversas variaciones genéticas como contribuyentes a la enfermedad, pero estos defectos poco comunes sólo explican una proporción reducida de las personas afectadas por el trastorno.

Aunque varios estudios más han corroborado que los pesticidas son un factor de riesgo para el Parkinson, “actualmente hace falta suficiente evidencia biológica para concluir que la exposición a los pesticidas cause Parkinson”, advirtió Hancock.

“Una mayor investigación de estos pesticidas específicos y otros podría conducir a la identificación de las vías biológicas pertinentes que influyen sobre el desarrollo de la enfermedad”, aseguró.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!