Relacionan el Insomnio Primario con un Desequilibrio Neuroquímico en el Cerebro

Los adultos que sufren de insomnio primario tienen un desequilibrio neuroquímico específico que hace que para sus cerebros sea más difícil calmarse para el sueño, según afirma un estudio reciente.

Las personas que sufren de insomnio primario por más de seis meses tienen treinta por ciento menos ácido gamma aminobutírico (GABA), una sustancia química que ralentiza la actividad general en muchas áreas del cerebro, según un informe que aparece en la edición del 1 de noviembre de la revista Sleep. Una “mente inquieta” y la incapacidad de dormirse de noche es una queja común de las personas que padecen insomnio primario.

“El GABA está reducido en el cerebro de los individuos que sufren de insomnio, lo que sugiere una hiperactividad presente no solo a nivel de pensamientos y emociones excesivos, sino que puede ser detectada a nivel del sistema nervioso”, afirmó en un comunicado de prensa de la American Academy of Sleep Medicine el investigador principal John Winkelman, del Hospital Brigham and Women’s en Boston.

Aunque la mayor parte de los casos de insomnio ocurre junto a otra enfermedad o trastorno, ya sea físico o mental, o como efecto secundario de ciertos medicamentos o sustancias, el insomnio primario ocurre sin una afección coexistente.

Aproximadamente una cuarta parte de las personas que padecen insomnio tiene este tipo particular del trastorno del sueño.

El hallazgo sugiere que el insomnio primario es una manifestación de la hiperactivación, un estado neurobiológico, que Winkelman señaló ayuda a validar las frecuentemente malentendidas quejas de insomnio.

“El reconocimiento de que el insomnio tiene manifestaciones en el cerebro puede aumentar la legitimidad de los que tienen insomnio e informan sobre consecuencias sustanciales durante el día”, apuntó. “El insomnio no es solo un fenómeno observado de noche, también tiene consecuencias diurnas en cuanto a la energía, la concentración y el estado de ánimo”.

También se han encontrado unos menores niveles de GABA en el cerebro en personas que tienen trastorno depresivo mayor y trastornos de ansiedad. Como el insomnio primario es un factor de riesgo crítico para estas afecciones, los hallazgos podrían significar que las deficiencias de GABA observadas en las personas que padecen trastornos del estado de ánimo y de ansiedad podrían relacionarse a alteraciones del sueño.

Muchos de los medicamentos hipnóticos más eficaces en el tratamiento del insomnio son antagonistas del receptor de la benzodiacepina (BzRAs, por su sigla en inglés) que aumentan la actividad en las neuronas GABA, también informó el estudio.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!