Relacionan al BPA con la Impotencia Masculina

La exposición a niveles altos del controversial compuesto químico del plástico bisfenol A (BPA) aumentó de forma significativa el riesgo de disfunción sexual, incluso de impotencia y falta de deseo sexual, entre trabajadores de una fábrica china, encontró un estudio reciente.

Los investigadores enfatizaron que los trabajadores fueron expuestos a niveles de BPA unas 50 veces mayores de lo que la mayoría de chinos o estadounidenses estarían expuestos en la vida cotidiana.

Aún así, afirman que el estudio se añade al creciente cuerpo de investigación que demuestra que la ubicua sustancia química podría ser nociva para los humanos. El BPA, que se utiliza para fabricar plástico policarbonato (plástico rígido y claro) y resina de epoxi, se encuentra en equipos electrónicos y médicos, coches, equipo de seguridad de deportes, y recipientes para alimentos y bebidas, entre ellos botellas de plástico y el recubrimiento de las latas.

“Encontramos que los trabajadores de sexo masculino que tenían una alta exposición al BPA en el lugar de trabajo tenían un riesgo mucho mayor de disfunción sexual masculina comparados con otros trabajadores de la misma ciudad que se emparejaron en cuanto a la edad y otros factores”, apuntó el autor principal del estudio, el Dr. De-Kun Li, epidemiólogo reproductivo y perinatal de la División de Investigación de Kaiser Permanente en Oakland, California. “Una nota es que esos trabajadores tuvieron una exposición al BPA mucho más alta que la mayoría de estadounidenses o chinos de la población general”.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de noviembre de la revista Human Reproduction.

En el estudio, Li y colegas examinaron a 230 trabajadores de cuatro fábricas chinas cerca de Shanghái que fabricaban BPA o lo usaban para fabricar resina de epoxi. Los hombres trabajaban como empacadores, supervisores técnicos, técnicos de laboratorio y trabajadores de mantenimiento.

Se comparó a los trabajadores con 404 trabajadores de factorías que fabricaban productos que iban desde textiles hasta maquinaria, en donde no había una mayor exposición al BPA. Los trabajadores de ambos grupos fueron controlados en cuanto a edad, educación, sexo e historial de empleo.

Los trabajadores de las fábricas de BPA eran cuatro veces más propensos a reportar disfunción eréctil, un menor deseo sexual y una insatisfacción general con su vida sexual. También eran siete veces más propensos a tener dificultades de eyaculación.

Los trabajadores expuestos a BPA también eran más propensos a reportar una menor función sexual dentro de un plazo de un año tras comenzar a trabajar en la fábrica, encontraron los investigadores.

Los investigadores midieron los niveles de exposición al BPA mediante muestras de aire, la revisión de registros de las fábricas y entrevistas a los trabajadores sobre los hábitos personales de higiene, el uso de equipo de protección y la exposición a otros compuestos químicos. En un subgrupo de trabajadores también se examinaron los niveles de exposición al BPA en la orina.

Entre los trabajadores expuestos a BPA, mientras mayor era la exposición más probable era que tuvieran dificultades sexuales.

La mayor parte de la exposición al BPA en humanos ocurre cuando el compuesto químico se filtra en alimentos y bebidas de los recipientes. A principios de mes, Consumer Reports anunció que las pruebas mostraban BPA en casi todos los 19 alimentos enlatados de marca, que incluían sopas, jugos, atún y habichuelas verdes.

En los últimos años, la preocupación sobre los efectos del BPA, sobre todo en los fetos y niños pequeños, ha aumentado. Estudios en animales han mostrado que el BPA puede causar anormalidades reproductivas en machos y hembras al trastornar el sistema endocrino, según la información de respaldo del estudio.

Otras investigaciones han relacionado al BPA con un mayor riesgo de diabetes, cáncer y arritmias cardiacas. La disfunción sexual masculina podría ser un indicador precoz de problemas relacionados con el BPA que tardan más en desarrollarse, advirtió Li.

Un representante del sector químico no se mostró de acuerdo con los hallazgos. Steven Hentges, director ejecutivo de Grupo global de policarbonatos/BPA del American Chemistry Council, dijo que la exposición ocupacional de estos trabajadores de fábrica exceden por mucho lo que la persona promedio ingiere. El estudio tampoco aclaró si las fábricas o los trabajadores seguían las medidas adecuadas de protección del trabajador, como usar guantes y mascarillas, así como tener una ventilación adecuada.

“Es importante anotar que el estudio tiene poca relevancia para los consumidores promedios que usan productos que contienen niveles ínfimos de BPA”, apuntó Hentges.

El Dr. Hugh Taylor, director de la división de endocrinología reproductiva e infertilidad de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale, dijo que los hallazgos son “muy sugerentes” pero que no establecen causa y efecto.

“Los resultados del estudio probablemente sean importantes para personas que trabajan en fábricas de BPA, pero no respaldan condenar al BPA en base a los niveles normales de exposición de la gente”, señaló Taylor.

Pero Taylor recomienda que las mujeres embarazadas y los niños eviten el BPA en particular. Estudios bien controlados en animales han mostrado que la sustancia química se relaciona con daños reproductivos que podrían ser irreversibles en las etapas críticas del desarrollo. En respuesta a esta preocupación, algunos países han prohibido la venta de biberones hechos con BPA.

“La totalidad de la literatura sugiere que el BPA tiene consecuencias terribles para la salud humana”, apuntó Taylor. “Aconsejo a mis pacientes mantenerse alejadas de los plásticos duros y los productos enlatados durante el embarazo”.

FUENTES: De-Kun Li, M.D., Ph.D., reproductive and perinatal epidemiologist, division of research, Kaiser Permanente, Oakland, Calif.; Hugh Taylor, M.D., professor and director, division of reproductive endocrinology and infertility, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Steven Hentges, Ph.D., executive director, Polycarbonate/BPA Global Group, American Chemistry Council, Arlington, Va.; Nov. 11, 2009, Human Reproduction

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!