Peso Normal no siempre equivale a un Peso Saludable

Tesis Confusionista

A pesar de las apariencias, más de la mitad de los estadounidenses de peso normal tienen un elevado porcentaje de grasa corporal. Y, al igual que sus contemporáneos con sobrepeso, esto los hace susceptibles a enfermedades cardiacas, diabetes y otros trastornos metabólicos, según plantea un estudio reciente.

Los hombres con una grasa corporal superior al 20 por ciento y las mujeres con una grasa superior al 30 por ciento sufren de “obesidad con peso normal”, señalaron los autores, incluso si su peso es normal para su tamaño.

“La prevalencia de personas de peso normal con una alta cantidad de grasa corporal es relativamente alta”, dijo el investigador principal, el Dr. Francisco Lopez-Jimenez, cardiólogo de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota. “Muchas de estas personas tienen anormalidades metabólicas”.

Estos hallazgos deberían alertar a los médicos de que el peso corporal no es la única forma de proteger contra los problemas de salud causados por el exceso de peso, dijo Lopez-Jimenez. A las personas de peso normal también se les debe recomendar el ejercicio y la adopción de una dieta sana para reducir su nivel de grasa, sobre todo en el abdomen, agregó.

Se tenía previsto presentar los hallazgos el martes en la reunión anual del American College of Cardiology en Chicago.

Para el estudio, Lopez-Jimenez y sus colegas recopilaron datos sobre 2,127 personas que participaron en la tercera Encuesta nacional de examen de salud y nutrición del gobierno de EE.UU. Específicamente, los investigadores estudiaron factores de riesgo para las enfermedades cardiacas, la diabetes y el síndrome metabólico, un precursor de la diabetes.

Los investigadores hallaron que el 61 por ciento de los participantes tenía niveles de grasa corporal que indicaban “obesidad con peso normal”. Además, el grupo de Lopez-Jimenez detectó cambios en la composición química de la sangre que podían afectar la salud cardiaca y metabólica, tales como colesterol alto, niveles elevados de leptina (una hormona que se encuentra en la grasa y otros tejidos y que tiene que ver con la regulación del apetito), y altas tasas de síndrome metabólico.

Lopez-Jimenez dijo que el estudio subraya que sólo porque una persona tenga un peso normal para su tamaño, no significa que no esté en riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes.

“Si tiene un peso normal, no se confíe al pensar que todo está bien”, aconsejó Lopez-Jimenez. “Si tiene un exceso de grasa, podría tener también anormalidades metabólicas”, dijo.

Un experto está de acuerdo en que el peso normal no es sinónimo de buena salud.

“El peso corporal es un instrumento bastante impreciso. No es un indicador fiable para medir la obesidad, o la salud, a nivel individual”, señaló el Dr. David L. Katz, director del Centro de investigación preventiva de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale. “Por ejemplo, un hombre musculoso podría tener un peso corporal muy elevado, pero estar perfectamente sano y en forma. Muchas personas cuyo peso corporal está en un rango normal son todo menos saludables”.

Y algunos podrían ser vulnerables a aumentar de peso en los lugares incorrectos, como en o alrededor de órganos vitales del abdomen, sobre todo el hígado, dijo Katz.

“Incluso una pequeña cantidad de grasa adicional en lugares importantes puede causar estragos metabólicos, aumentar el riesgo de diabetes y enfermedad cardiaca, aunque el peso corporal aparente ser perfectamente inocente”, apuntó Katz. “El exceso de grasa corporal en el abdomen es una amenaza, independientemente de cuál sea su peso. Este estudio debería sensibilizar a los pacientes y proveedores por igual acerca de esta preocupación”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!