Mutaciones Genéticas y Cáncer Cerebral Mortal

Mutaciones Genéticas y Cáncer Cerebral Mortal

Investigadores informan haber encontrado dos mutaciones genéticas que tienen una función importante en el desarrollo de algunos tipos particularmente peligrosos de tumores cerebrales.

Los hallazgos “abren una avenida completamente nueva” a mejores tratamientos para una de las formas más mortales de cáncer, según el Dr. Hai Yan, autor líder de un estudio publicado en la edición del 19 de febrero de la New England Journal of Medicine.

Por el momento, la investigación no parece causar probablemente beneficios inmediatos para los pacientes. Pero al final, podría permitirles a los médicos “entender qué tipo de tumores tienen los pacientes y ofrecerles el tratamiento correcto”, señaló Yan, profesor asistente de patología de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

El problema son los tumores cerebrales llamados gliomas. A cerca de 10,000 estadounidenses se les diagnostican tumores cada año, entre ellos el más famoso actualmente es el Senador Edward Kennedy, y su pronóstico no es alentador. Aunque el cáncer generalmente no se propaga a otras partes del organismo, puede causar problemas en el cerebro y eventualmente la muerte en cuestión de meses.

Los tumores son difíciles de tratar. La quimioterapia y la radioterapia pueden afectar el tejido cerebral sano y solo le permiten a los pacientes vivir algunos meses más. El único medicamento efectivo parece prolongar la vida apenas por algunos meses, señaló Yan.

La cirugía es una opción, pero “los gliomas generalmente se propagan en el cerebro como las raíces de una planta”, aseguró Yan.

“Es muy difícil eliminar completamente los tumores”.

En el nuevo estudio, Yan y sus colegas hallaron que dos mutaciones genéticas aparecen en más del setenta por ciento de ciertos tipos de estos tumores.

“Se podrían usar estos genes para distinguir un subtipo de glioma”, señaló Yan. “Dos tumores podrían parecer un pato y caminar como un pato, pero ser totalmente diferentes de todos modos”.

En cuanto una prueba determine el tiempo de glioma de un paciente, es posible que los médicos elijan entre un conjunto de tratamientos. “Se le puede dar a un tipo de pacientes un tipo de medicamento y a otros, otro”, aseguró Yan.

Ese tipo de tratamiento a la medida no está muy lejos. Pero por el momento, una prueba genética que cuesta menos de $100 podría ofrecer información a los pacientes sobre su pronóstico al revelar el tipo de tumor que tienen, señaló Yan.

Los resultados son promisorios porque revelan que hay dos tipos distintos de tumor, aseguró el Dr. Craig Thompson, presidente del Departamento de biología y medicina del cáncer de la Universidad de Pensilvania.

“Son causados por mutaciones diferentes y por consiguiente probablemente respondan a terapias diferentes”, aseguró Thompson, que escribió un comentario que acompaña al estudio. “Antes de esto, no sabíamos qué causaba los tumores”.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!