Medicamento para la Menopausia y la Recurrencia del Cáncer de Mama

Un estudio de gran tamaño sobre la tibolona, un medicamento que se usa para tratar los síntomas de la menopausia y para prevenir la osteoporosis, se interrumpió antes de tiempo luego de que los investigadores encontraron que el esteroide sintético aumentaba considerablemente el riesgo de recurrencia del cáncer de mama entre las supervivientes de la enfermedad.

La tibolona, con nombre de marca Livial, no se vende en Estados Unidos, aunque está aprobado en 90 países para aliviar los síntomas de la menopausia y en 55 países como tratamiento para la osteoporosis. Muchas pacientes de cáncer de mama usan el medicamento para contrarrestar los efectos de la menopausia precoz causada por los tratamientos del cáncer.

Los nuevos hallazgos indican que el medicamento no debería recetarse a ninguna mujer que tenga o haya tenido cáncer de mama, o sospechas de la enfermedad, advirtieron el profesor Peter Kenemans, del Centro Médico Universitario VU de Ámsterdam, Holanda, y colegas.

La tibolona actúa como las hormonas femeninas estrógeno y progesterona al aliviar los síntomas menopáusicos. Pero a diferencia del estrógeno y la progesterona, se creía que la tibolona reduciría el riesgo de algunos cánceres.

En este estudio participaron casi 3,100 mujeres que se habían sometido a una cirugía por cáncer de mama. Las mujeres fueron asignadas de manera aleatoria para recibir 2.5 miligramos de tibolona al día o un placebo. La media de edad de las mujeres al comienzo del estudio era de 52.7 años y el tiempo promedio transcurrido desde la cirugía era 2.7 años.

Entre las 1,556 mujeres que tomaron tibolona, 237 (15.2 por ciento) experimentaron una recurrencia del cáncer, en comparación con 165 (10.7 por ciento) de las 1,542 mujeres que tomaron el placebo. Esto significa que las mujeres que tomaron tibolona tenían un riesgo 40 por ciento mayor de recurrencia del cáncer. Los investigadores también encontraron que el 70 por ciento de las recurrencias entre las mujeres que tomaban tibolona se debían a metástasis distantes, que por lo general son mortales.

Este mayor riesgo asociado a la tibolona fue tan grave que el estudio se interrumpió seis meses antes de lo previsto. Los hallazgos fueron publicados el martes por The Lancet Oncology.

Los investigadores señalaron que el estudio tenía muchas limitaciones. No se evaluaron los factores de riesgo del cáncer de mama y no se realizaron análisis detallados de los tumores primarios. Los autores del estudio también destacaron que el perfil de los grupos futuros de pacientes de cáncer de mama podrían diferir de las pacientes del estudio. Por ejemplo, el uso de tamoxifeno podría no ser tan generalizado o los pacientes podrían seguir la terapia adyuvante sistémica.

No obstante, los autores del estudio concluyeron que “hay datos insuficientes para establecer la seguridad de la tibolona en las mujeres que han tenido cáncer de mama y que no requieren o han terminado la terapia adyuvante”.

Éste es apenas el estudio más reciente que plantea preocupaciones en torno a la tibolona. Un estudio de EE. UU. publicado el verano pasado encontró que las mujeres a partir de los 60 años que tomaban tibolona para aliviar los síntomas de la menopausia eran 2.2 veces más propensas a sufrir un accidente cerebrovascular que las que tomaban un placebo. El hallazgo llevó a la suspensión precoz de ese estudio, que se publicó en la New England Journal of Medicine.

Pero ese mismo estudio también encontró que las mujeres que tomaban tibolona tenían un menor riesgo de cáncer de mama y de colon.

Consulte sobre los Test Diagnósticos del Cáncer de Mama

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!