Dos Medicamentos son mejores que uno para la Hipertensión

Dos Medicamentos para la Hipertensión

Un ensayo de gran tamaño señala que combinar un inhibidor de la ECA con un bloqueador del canal de calcio en pacientes hipertensos que están en riesgo elevado de complicaciones cardiovasculares causó una reducción de 20 por ciento en los riesgos de muerte, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y otros problemas cardiovasculares.

El inhibidor de la ECA y el bloqueador del canal del calcio se combinaron en una sola pastilla. Los pacientes que recibieron este tratamiento se compararon con los que recibieron un inhibidor de la ECA combinado con un diurético.

Los autores del estudio, que se suspendió prematuramente porque los resultados eran muy contundentes, presentaron resultados preliminares durante una conferencia de prensa el lunes en la reunión anual del American College of Cardiology en Chicago. Su esperanza es que los hallazgos cambien las directrices actuales de práctica.

“Esta estrategia cuestiona las directrices actuales que tenemos de dos maneras importantes. Primero, la idea de que la monoterapia (comenzar con una sola pastilla) debería ser lo habitual ahora se cuestiona y, segundo, las directrices han recomendado usar un diurético y ahora demostramos que un inhibidor de la ECA y un bloqueador del canal del calcio son mejores”, aseguró el Dr. Kenneth Jamerson, profesor de medicina interna de la facultad de medicina de la Universidad de Michigan.

El ensayo eligió aleatoriamente a 10,000 individuos, de los cuales las dos terceras partes llegaron al estudio con la presión arterial mal controlada. El uso de la tableta combinada como primera línea de tratamiento elevó en más del doble la cantidad de pacientes que lograron mantener la hipertensión bajo control, aseguraron los autores del estudio en una declaración. Novartis, que ha sido uno de los laboratorios que ofrecen la tableta de dos medicamentos combinados, financió el estudio.

Otro estudio presentado en la conferencia de prensa refina el perfil de seguridad de Celebrex, el único analgésico cox-2 que aún se vende en los EE.UU. y es el más vendido en su clase de todo el mundo. El medicamento lleva un recuadro negro de advertencia sobre el aumento de los riesgos cardiovasculares para los usuarios.

Los autores revisaron la información disponible de varios ensayos y la combinaron en un análisis integral que halló una relación clara entre la dosis y el riesgo cardiovascular.

Las personas que tomaron 400 mg de Celebrex dos veces al día tuvieron un aumento de tres veces en el riesgo cardiovascular. Los que tomaron 200 mg dos veces al día tuvieron el doble del riesgo.

Además, los pacientes que tuvieron un riesgo bajo cuando comenzaron a tomar el medicamento continuaron mostrando un riesgo bajo de problemas cardiovasculares inducidos por Celebrex posteriormente, mientras que los que comenzaron con un riesgo elevado tuvieron más probabilidades de sufrir consecuencias cardiovasculares mientras tomaban Celebrex, particularmente en dosis elevadas. El análisis fue publicado simultáneamente el lunes en la edición en línea de Circulation.

“Quizá esto nos dé algo de comodidad cuando recetamos Celebrex a los pacientes que están en riesgo cardiovascular particularmente bajo, aunque quizá nos haga considerablemente más cuidadosos cuando recetemos a los que están en alto riesgo”, aseguró el Dr. Scott Solomon, autor del estudio y director de cardiología no invasiva del Hospital de Brigham and Women de Boston. “Las dosis que logramos examinar fueron considerablemente superiores a las que toman los pacientes típicos de artritis”.

Un estudio más de la conferencia de prensa trajo más buenas noticias sobre Crestor (rosuvastatina). En un estudio financiado por AstraZeneca, el fabricante, el tratamiento con esta estatina durante dos años redujo los niveles promedio de colesterol LDL (el “malo) y aumentó el colesterol HDL (el “bueno”), lo que causó la regresión de la ateroesclerosis coronaria. El mismo lunes, AstraZeneca había anunciado que había suspendido otro ensayo con Crestor por evidencia “inequívoca de que era mejor que un placebo.

“El 97 por ciento de los pacientes estaban estables o mostraron regresión”, aseguró la Dra. Christie M. Ballantyne, de la sección de ateroesclerosis y medicina vascular del departamento de medicina del Colegio de medicina Baylor y del Centro cardiaco y vascular metodista DeBakey. Ballantyne agregó que el ensayo le da credibilidad a la estrategia de reducir los niveles de LDL.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!