Directrices sobre el diagnóstico de las convulsiones

Directrices sobre el diagnóstico de las convulsiones

El electroencefalograma (EEG), la resonancia magnética (IRM) o la tomografía computarizada (TC) deberían ser tomados en cuenta al momento de diagnosticar y tratar a adultos que han sufrido su primera convulsión no provocada, de acuerdo con las nuevas directrices publicadas por la American Academy of Neurology.

La evidencia indica que con este método se pueden detectar a menudo las anormalidades cerebrales que dan lugar a la convulsión y predecir convulsiones futuras, según la directriz, que aparece en la edición del 20 de noviembre de la revista Neurology.

“En vista de que un episodio convulsivo puede ser alarmante y traumático con consecuencias potenciales graves, como pérdida del privilegio de conducir, limitaciones en el trabajo y lesión corporal, disponer de información basada en evidencia sobre métodos óptimos para tratar a las personas que tienen una convulsión es importante”, dijo en una declaración preparada el autor de las directrices, el Dr. Allan Krumholz, neurólogo del Centro médico de la Universidad de Maryland y profesor de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad de Maryland.

Tanto él como sus colegas desarrollaron las directrices tras revisar todos los estudios científicos disponibles sobre el tema.

“La evidencia muestra que el EEG detecta anormalidades que indican epilepsia en cerca de uno de cada cuatro pacientes y predice la recurrencia de la convulsión”, señaló Krumholz.

Además, la revisión halló que los escáneres cerebrales por IRM o TC detectan anormalidades en el 10 por ciento de los pacientes que han padecido un primer episodio convulsivo no provocado.

“Un escáner por TC o IRM podría conducir al diagnóstico de trastornos tales como tumor cerebral, accidente cerebrovascular, una infección y otras lesiones estructurales, y podría ayudar a determinar el riesgo de una persona para una segunda convulsión”, apuntó Krumholz.
Los hallazgos de un EEG, TC o IRM ayudarán a los médicos a determinar la atención y manejo apropiados para el paciente, incluida la necesidad de hospitalización inmediata y seguimiento, tratamiento con medicamentos y asesoramiento al paciente y familiar.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!