Cada vez más Niños pequeños sufren de Caries

Niños pequeños con Caries

La mayoría de los estadounidenses está cuidando mejor de sus dientes, pero la caries en los dientes de leche de los niños está aumentando, según un informe reciente.

De hecho, el informe federal halló que las caries de los dientes de leche de los niños entre los 2 y los 5 años han aumentado de 24 a 28 por ciento entre 1998 y 2004.

Además, existe una brecha racial y étnica cuando se trata de una buena salud dental.

“El informe señala que, aunque continuamos haciendo avances en la prevención de la caries, la enfermedad sigue siendo un problema para algunos grupos étnicos y raciales, muchos de los cuales tienen más caries tratadas y no tratadas, comparados con otros grupos”, aseguró en una declaración preparada el Dr. Bruce A. Dye, autor líder del informe.

Dye tenía previsto presentar los hallazgos el lunes en la reunión anual de la American Association for Public Health Dentistry en Denver. El informe, titulado Trends in Oral Health Status United States, 1988-1994 and 1999-2004, (tendencias en la situación de la salud oral) se basa en datos del Centro nacional de estadísticas de salud de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

El informe resalta mejoras significativas en varias áreas. La caries de los dientes permanentes se ha reducido en niños, adolescentes y adultos. Además, el 38 por ciento de los niños y adolescentes entre los 12 y los 19 años han tenido selladores dentales, un recubrimiento de plástico que protege contra la caries.

Aún así, el informe nota brechas en la salud dental según la raza y la etnia. Por ejemplo, el 31 por ciento de los niños estadounidenses de origen mexicano entre los 6 y los 11 años tenían caries en los dientes permanentes, en comparación con el 19 por ciento de los blancos no hispanos.

Hubo disparidades en la atención relacionadas con el ingreso. Para las familias cuyos ingresos están por debajo de la línea federal de pobreza, el 12 por ciento de los niños entre los 6 y los 11 tenían caries no tratadas en comparación con el 4 por ciento de los niños de familias que estaban por encima de la línea de pobreza.

“Aunque existen desde hace años medidas preventivas, como los selladores dentales, necesitamos enfocar nuestro esfuerzos por alcanzar a los niños que viven en la pobreza que más se beneficiarían de ellas”, aseguró en una declaración preparada el Dr. William R. Maas, odontólogo y director de la división de salud oral de los CDC.

“El informe nos reta a incrementar nuestros esfuerzos por alcanzar a quienes más los necesitan con medidas preventivas eficaces y ofrecer una guía y educación sobre salud a otros, por ejemplo, para los fumadores cuya salud oral podría beneficiarse dramáticamente por dejar el vicio”.

La Dra. Mary Hayes, odontopediatra y vocera de la American Dental Association, consideró el aumento en las caries de la infancia como algo “desalentador”. Anotó que los niños están comiendo más refrigerios, sobre todo dulces, lo que aumenta el riesgo de caries.

Además, los niños pequeños no saben cepillarse los dientes con efectividad, aseguró Hayes. “Me encuentro padres que siguen sorprendidos de que sea necesario cepillarle los dientes a su hijo si tiene dos, tres o cuatro años para que queden bien cepillados”, aseguró. “Un niño pequeño no tiene la motricidad fina necesaria para cepillarse los dientes. Pueden ponerse el cepillo en la boca, pero no pueden retirar la placa”.

Además, aún si los dientes de leche son reemplazados por dientes permanentes, es importante mantenerlos limpios y libres de caries, puntualizó Hayes. “Los dientes de leche son el patrón de los dientes permanentes”, sostuvo. “Los estudios han demostrado que si uno tiene mucho dientes de leche cariados y los deja así, así será la boca cuando tenga dientes permanentes. Los dientes de leche moldean la mordida que se tendrá con los permanentes”.

Hayes aseguró que los padres y los políticos necesitan ponerle más énfasis a la salud dental. “Necesitamos hacer que los legisladores no menoscaben el valor de la odontología en el marco de la buena salud”, sentenció. “La atención médica, sobre todo para los menos aventajadas, no implica que no deba haber dientes. “Los dientes son parte del cuerpo, vienen con él”.

Otros hallazgos del informe:

• La caries de los dientes permanentes de los niños entre los 6 y los 11 se redujo aproximadamente entre 25 y 21 por ciento. Y en los adolescentes, entre 68 y 59 por ciento.
• El uso de selladores dentales aumentó de 22 a 30 por ciento entre los niños y de 18 a 38 por ciento entre los adolescentes.
• La enfermedad de las encías de moderada a grave se redujo de 10 a 5 por ciento en los adultos entre 20 y 64 años, y de 27 a 17 por ciento entre los adultos mayores.
• Para los adultos mayores, la pérdida total de los dientes se redujo de 34 a 27 por ciento.
• El sesenta por ciento de los adultos informó acudir al odontólogo durante el año anterior (entre 1999 y 2004) en comparación con el 66 por ciento de la encuesta anterior (entre 1988 y 1994).

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!