Antidepresivo alivia la Ansiedad en los Adultos Mayores

Ansiedad en los Adultos Mayores

Los adultos mayores que tienen un trastorno de ansiedad generalizada tratados con el antidepresivo Lexapro mostraron una mejora significativa en los síntomas, según informa un estudio reciente.

El trastorno de ansiedad generalizada es uno de los trastornos psiquiátricos más comunes en los adultos mayores. Entre los síntomas se encuentran preocupación y ansiedad crónicas, y otros problemas como tensión muscular, problemas para dormir y fatiga.

“Se trata del primer estudio a gran escala de medicamentos antidepresivos como tratamiento para trastornos de ansiedad en adultos mayores”, afirmó el investigador principal, el Dr. Eric J. Lenze, profesor asociado de psiquiatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington en San Luis.

Hasta el 7.3 por ciento de los adultos mayores sufren de ansiedad. Ese porcentaje es aún mayor entre los que reciben atención médica, advirtió Lenze. Las personas que tienen ansiedad generalizada pasan hasta cuarenta horas a la semana consumidas por la preocupación, añadió.

Durante varios años, el tratamiento para la ansiedad en los adultos mayores ha sido no hacer nada o los sedantes como Valium (diazepam) o Xanax (alprazolam), apuntó Lenze. “Ha habido preocupaciones sobre la seguridad de estos medicamentos en los adultos mayores”, agregó.

El Lexapro (escitalopram) pertenece a una clase de antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), que se piensan que son más seguros, dijo Lenze. Estos medicamentos están aprobados para tratar la ansiedad, señaló.

Aunque los investigadores utilizaron Lexapro para este estudio, Lenze cree que otros ISRS producirían el mismo efecto benéfico.

Para el estudio, el equipo de Lenze evaluó la eficacia de Lexapro en 177 adultos de al menos 60 años que sufrían de trastorno de ansiedad generalizada. Los participantes fueron asignados al azar para recibir Lexapro o un placebo durante 12 semanas.

El resultado fue que el 69 por ciento de las personas que tomaban Lexapro experimentaron reducciones en sus niveles de ansiedad, frente a 51 por ciento de las que tomaban un placebo. Los que tomaron Lexapro también mostraron una mayor mejora en el funcionamiento, actividad y funcionamiento social, encontró el estudio.

Los investigadores también encontraron que las personas que tenían presión arterial alta y tomaron Lexapro experimentaron una reducción significativa en ésta. “Este podría sugerir algunos beneficios adicionales relacionados a la salud de obtener tratamiento para la ansiedad en este grupo de edad”, dijo Lenze, y añadió que “hay tratamientos eficaces para la ansiedad en los adultos mayores, aparte de los sedantes”.

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 21 de enero de la revista Journal of the American Medical Association.

Lenze dijo que espera que este estudio ayude a fomentar la conciencia de que los trastornos de ansiedad son comunes entre la gente mayor, y que con frecuencia no se detectan o se tratan sólo con sedantes.

Douglas Mennin, profesor asistente de psicología en la Universidad de Yale, estuvo de acuerdo en que los médicos deben estar atentos a los problemas de ansiedad en sus pacientes mayores.

“Ciertamente se debe preguntar a los adultos mayores sobre la ansiedad”, enfatizó Mennin. “Muchos adultos mayores se enfrentan a situaciones crecientemente estresantes, como la pérdida de los amigos, de la movilidad y del trabajo, y la ansiedad es un resultado natural”, dijo.

HealthDay

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!