Caso Clínico: Fijador externo articulado para el manejo del trauma severo de codo

Para la evaluación de los resultados obtenidos se aplicó el índice de puntuación descrito por la Clínica Mayo, así:

Indice de función de codo – Clínica Mayo

Max. Nopuntos

Definición

Nopuntos

Dolor

45

No
Leve
Moderado
Severo

45
30
15
0

Movilidad

20

Arco > 100°
Arco 50-100°
Arco < 50°

20
15
5

Estabilidad

10

Estable
Mod. Estabilidad
Gran inestabilidad

10
5
0

Función

25

Peinarse
Comer
Higiene
Colocar camisa
Colocar zapatos

5
5
5
5
5

Total

100

> 90 puntos: excelente, 75-89 puntos: bueno,
60-74 puntos: regular y <60 puntos: malo.

Resultados

Analizamos hasta la fecha 8 pacientes que ingresaron al programa de fijación externa de codo severamente traumatizado mediante fijador articulado, con registro completo de los datos y seguimiento mínimo de 6 meses una vez colocado el tutor.

De los 8 pacientes, 6 pacientes son hombres y 2 mujeres, con un promedio de edad de 40.6 años (23-58), siendo el miembro dominante el comprometido en 3 casos (37.5%).

Las causas de trauma fueron: heridas por arma de fuego en 5 pacientes (62.5%), caída desde alturas en 2 pacientes (25%) y accidente en moto en 1 caso (12.5%) (figura 1).

Distribucion porcentual de la etiologia del trauma

Figura 1. Distribución porcentual
de la etiología del trauma.

El tipo de fractura según la clasificación de Gustillo fue: 50% fracturas abiertas GIIIB, 37.5% fracturas cerradas y 12.5% fractura abierta GIIIC (figura 2).

Distibucion porcentual de las fracturas

Figura 2. Distribución porcentual de las
fracturas según Gustillo Anderson.

Las columnas de codo comprometidas fueron: 2 columnas en 5 pacientes (62.5%), y 3 columnas en 3 pacientes (37.5%) (figura 3).

Distribución porcentual de acuerdo al compromiso columnas del codo

Figura 3. Distribución porcentual de acuerdo
al compromiso de columnas del codo

Además del fijador se requirieron procedimientos adicionales de osteosíntesis: 2 procedimientos en 3 pacientes, 3 procedimientos en 4 pacientes y 4 procedimientos en un paciente.

No se observó proceso infeccioso en los pacientes y los cultivos fueron negativos.

El tiempo promedio de duración con el fijador fue de 11 semanas (6-24), desviación estándar de 5.85. En el caso del paciente que permaneció con el fijador durante 24 semanas fue debido al mal estado general del paciente que requirió estadía en la Unidad de Cuidado Intensivo, siendo imposible, por causas médicas no inherentes al trauma del codo, el retiro del fijador durante el tiempo promedio de manejo con el mismo.

El tiempo promedio de seguimiento fue de 14.75 meses (7-20).

Se presentó como complicación una fractura diafisiaria de húmero en el sitio de inserción de los clavos, posterior al retiro de los mismos y durante un trauma directo de la extremidad, la cual fue manejada con osteosíntesis con placa.

En la evaluación del dolor 6 pacientes (75%) se encuentran actualmente asintomáticos y 2 (25%) refieren leve dolor. Todos los pacientes presentan una estabilidad del codo adecuada y realizan una función normal.

Los rangos de movilidad para flexoextensión se encuentran en un promedio de 115° (70°-140°), y para la pronosupinación de 162° (117°-175°).

De acuerdo a los puntajes de evaluación funcional de codo descritos en la Clínica Mayo se obtuvo como resultado en los 8 pacientes lo siguiente: 6 pacientes con excelentes resultados (1 con 95 puntos y 4 con 100 puntos) y 2 casos con buenos resultados (1 con 80 puntos y otro con 85).

Se observó que los pacientes con trauma secundario a heridas por arma de fuego requirieron mayor tiempo de tutor y además los resultados fueron más adversos; de igual forma el compromiso de mayor número de columnas disminuía el rango de movilidad posterior.

Caso Clínico

Paciente de 25 años de edad, sexo masculino, quien sufre herida por proyectil de arma de fuego de alta velocidad en el codo izquierdo, presentando fractura conminuta de la cúpula radial, fractura conminuta de cúbito proximal, fractura conminuta de cóndilo humeral lateral, lesión del complejo ligamentario colateral lateral y pérdida del 30% de la superficie articular del olécranon (figuras 4 y 5).

Radiografía AP y lateral de codo con fractura conminuta cúpula radial

Figs. 4 y 5 Radiografía AP y lateral de codo con fractura conminuta cúpula radial,
fractura conminuta de cúbito proximal, fractura conminuta cóndito humeral lateral

Se le realizó manejo quirúrgico mediante resección de la cúpula radial, cóndilo humeral y coronoides, osteosíntesis con obenque de olécranon y fijador externo articulado de codo (figura 6).

Aspecto transoperatorio de la osteosistesis

Figura 6. Aspecto transoperatorio de la osteosíntesis
del olécranon y el montaje del fijador externo.

Se inició movilidad al tercer día postoperatorio, permaneció con el fijador externo durante 12 semanas (figura 7).

Paciente durante el proceso fractura de codo

Fig. 7 Paciente durante el proceso
de rehabilitación inmediato.

En su evaluación postoperatoria al año presentaba una flexión de codo de 100°, extensión -30°, pronación 70° y supinación 90°. (figuras 8 y 9).

Resultados funcionales fractura de codo

Figs. 8 y 9 Resultados funcionales al año de seguimiento

Dodge y Cady reportaron 11 pacientes de 78 quienes fueron tratados con fijación con placa tardíamente (4 semanas posterior a la lesión), basados en principios AO, teniendo infección en 4 pacientes. La pérdida funcional y el retardo de la unión se presentó en 2 pacientes. Las heridas tampoco se clasificaron por el compromiso de tejidos blandos11.

Grace y Eversman evaluaron el efecto de la movilización temprana en el postoperatorio de fracturas de antebrazo manejadas con fijación rígida, encontrando una mayor pérdida de movilidad de las fracturas abiertas respecto a las cerradas15.

Chapman comenta su artículo con 8 pacientes y fracturas abiertas de antebrazo manejados con fijación interna inmediata con resultados satisfactorios8.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!