Recomendaciones para el cuidado clínico de la mujer de mediana edad, Evaluación Clínica y Asesoramiento

Historia y examen físico 

Puntos clave 

  1. La evaluación de la salud en el momento de la transición menopaúsica debe adaptarse a cada mujer según los antecedentes sociales, médicos y familiares, así como sus síntomas y objetivos de calidad de vida.
  1. Las historias sexuales y psicológicas son una parte importante de la evaluación de las mujeres durante la transición de la menopausia.
  1. La evidencia que apoya diversos aspectos del examen físico, incluido el examen clínico de mama y el pélvico bianual, es limitada y contradictoria.

Recomendaciones para la atención clínica 

  1. Una historia clínica y un examen físico completo pueden orientar a los médicos y sus pacientes en el manejo de los síntomas de la transición de la menopausia y proporcionar orientación para apoyar una mayor salud para las mujeres, a medida que envejecen (nivel II).
  1. La evaluación y el asesoramiento de una mujer de mediana edad deben ser individualizados con base en su estado de salud subyacente, factores de riesgo y los síntomas (nivel II).

Pruebas de diagnóstico y detección 

Puntos clave 

  1. El objetivo de las visitas de atención médica para mujeres de mediana edad es promover un estilo de vida saludable frente a los síntomas y la detección de cáncer, la enfermedad cardiovascular y otras enfermedades asociadas con el envejecimiento.

Recomendaciones para la atención clínica 

  1. Aunque las directrices de tamizaje de rutina están disponibles, el cribado debe ser individualizado, basado en antecedentes personales y familiares de la mujer, hallazgos del examen físico, el estilo de vida, la genética y otros factores y riesgos específicos (nivel II).
  1. Las mediciones hormonales para determinar el estado de la menopausia no se indican rutinariamente como los cambios del ciclo menstrual, que son generalmente el mejor predictor de la etapa de la menopausia.

La hormona folículo estimulante y niveles de hormona antimulleriana reflejan la reserva ovárica y pueden estar indicados si los síntomas de la menopausia son atípicos o se producen a una edad temprana. La prueba salival de hormonas reproductivas es inexacta y nunca se indica (nivel II).

  1. El sangrado anormal requiere evaluación y múltiples métodos están disponibles, incluyendo ecografía transvaginal, biopsia endometrial, ecografía de infusión salina, histeroscopia, y dilatación y curetaje. La Evaluación del espesor endometrial por ultrasonido transvaginal es un paso inicial apropiado, con biopsia de endometrio y posterior evaluación indicados para un endometrio engrosado (+5 mm) o sangrado persistente sin importar el grosor del endometrio (nivel I).
  1. El tamizaje cardiovascular debe incluir una historia y examen físico con medición de estatura, peso, circunferencia de la cintura y presión arterial. El perfil lipídico en ayunas y el panel de la química pueden estar indicados.

Un electrocardiograma no se recomienda para detección de rutina, pero pueden estar indicado con base en la historia y el examen físico (nivel II).

  1. La detección de rutina para la enfermedad de la tiroides no está indicada; sin embargo, las mujeres de mediana edad con síntomas, incluyendo sofocos, menstruaciones irregulares, aumento de peso o depresión, deben someterse a las pruebas para la enfermedad de tiroides con un nivel de la hormona TSH (nivel II).
  1. Las pruebas para las infecciones de transmisión sexual deben ser realizadas sobre la base de la historia y el nivel de riesgo (nivel II).
  1. Los exámenes de rutina para el cáncer de mama, cuello uterino y colon están indicados para mujeres de mediana edad. Existe una considerable controversia con respecto a la edad en que la detección del cáncer de mama debe comenzar y terminar y la frecuencia de tamizaje. Las directrices actuales generalmente incluyen las mamografías cada 1 o 2 años, a partir de los 40 o los 50 años, hasta los 70 años; pruebas de Papanicolaou cada 3 años o cada 5 años con el virus del papiloma humano como co-prueba hasta los 65 años de edad; y colonoscopia cada 10 años, comenzando a los 50 años, hasta la edad de 75 (nivel II).
  1. La detección de rutina para el cáncer de ovario no está indicada (nivel I).

Cuestiones de consejería 

Puntos clave 

  1. Diferencias étnicas, sociales, culturales y raciales afectan la manera como las mujeres experimentan la transición de la menopausia, la frecuencia y gravedad de los síntomas relacionados con la menopausia, las actitudes hacia esta etapa y el uso de terapias disponibles.
  1. Las mujeres lesbianas a menudo tienen preocupaciones especiales de salud, y los proveedores de salud deben saber la orientación sexual de la mujer para proporcionar una atención óptima.
  1. La violencia hacia las mujeres es un grave problema de salud pública. Las mujeres que son víctimas de maltrato y violencia sexual están en aumento de riesgos graves de problemas de salud agudos y crónicos. No obstante, los estudios confirman que a menudo los médicos no les preguntaron a las mujeres por la violencia del compañero íntimo (VCI).
  1. Aunque cada mujer experimenta la menopausia diferente, la transición de la menopausia y la posmenopausia son períodos importantes para todas las mujeres con respecto a los cuales hay que implementar cambios conductuales para asegurar un envejecimiento saludable.

Recomendaciones para la atención clínica 

  1. El suministro de la asistencia sanitaria en la mediana edad debe respetar cada una de las mujeres como un individuo único. Aunque algunas mujeres ven la menopausia como una etapa natural de la vida, otras pueden ver sus síntomas como una condición médica que requiere tratamiento. Los médicos deben preguntar a las mujeres directamente acerca de su visión de la menopausia, pues sus creencias van a afectar la efectividad del consejo (nivel III).
  1. Cuando se aconseja a una mujer en relación con el tratamiento de los síntomas relacionados con la menopausia, el médico debe revisar todas las opciones disponibles y alentarla a tomar un papel activo en el proceso de toma de decisiones (nivel II).
  1. Las mujeres generalmente aprecian el lenguaje libre de supuestos heterosexuales. Pedir a todas las mujeres una respuesta abierta a la pregunta de si tienen sexo con hombres, mujeres o ambos proporciona un entorno sin prejuicios para que ellas hablen de su sexualidad. (Nivel III).
  1. Los proveedores de salud deben detectar el IPV y la violencia sexual. Un ambiente de apertura, seguridad y confianza ayudará a facilitar la divulgación. Ver carteles y materiales impresos sobre IPV y la violencia sexual en público y en las áreas privadas en la oficina educa a las mujeres acerca de opciones y recursos disponibles. Muchas mujeres no saben de los grupos de extensión, los refugios seguros o de toda la gama de servicios disponibles de la comunidad (Nivel II).
  1. Una consejería efectiva requiere que el clínico:

– Desarrolle relaciones satisfactorias a través de la comunicación y la escucha.
– Proporcione toda la información necesaria para una decisión adecuada.
– Proporcione información imparcial, objetiva y completa sobre los riesgos y beneficios de cualquier iniciativa terapéutica.
– Incluya las preferencias de la mujer en cualquier recomendación.
– Entienda la comprensión de la mujer acerca de las instrucciones y la capacidad de seguirlas.
– Evalúe periódicamente la continuidad del tratamiento y ajuste los regímenes según sea necesario (nivel III).

Herramientas de evaluación de la calidad de la vida 

Puntos clave 

  1. La calidad de vida (CDV) de la mujer de mediana edad no está determinada únicamente por su salud general y los síntomas relacionados con la menopausia. La calidad de vida incluye la percepción que tiene la mujer de su estado de vida dentro de su cultura y sistema de valores y está influenciada por sus metas, expectativas y preocupaciones.
  1. Las escalas de calidad de vida son importantes adiciones a la investigación en el campo de la menopausia.
  1. Las escalas de calidad de vida se pueden categorizar como generales (Short Form- 36, EuroQOL), específicas de la menopausia (GreeneClimacteric Scale, Women´s Health Questionnaire, Menopause Symptom List, Menopause Rating Scale) o combinadas (UQOL, MENQOL).
  1. La evaluación de la calidad de vida percibida por la mujer se valora como un resultado terapéutico y puede ser un factor determinante de su adhesión a un plan recomendado de la atención.

Recomendación para la atención clínica 

1. Las escalas de calidad de vida no solo son herramientas de investigación útiles sino que también pueden ser utilizadas para evaluar una mujer de mediana edad en el entorno clínico (nivel II).

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!