Tasas de VPH en mujeres posmenopáusicas sugieren continuar la búsqueda en esta población

Menopausia al Día

Persistent HPV infection in postmenopausal age women. Int J Gynecol Obstet 2004; 87: 131-137.

Smith Em, Johnson Sr, Ritchie Jm Et Al.

Evidencia Nivel I

Un sustancial número de mujeres posmenopáusicas persisten con el oncogénico virus del papiloma humano (VPH), indicando la necesidad para tamizaje para el VPH en esta población, de acuerdo con el estudio anexo al estudio Postmenopausal Estrogen Progestin Intervention (PEPI) un estudio aleatorizado y controlado. En 105 mujeresentre 45 y 64 años (promedio 56 años), muestras anuales de citología cervical se evaluaron para presencia de VPH. Se usaron hibridación, reacción de la polimerasa, PCR, y secuencia de ácido desoxiribonucleico (ADN) para detectar el VPH. Durante los 7 años del estudio, la tasa acumulativa de VPH fue de 34%. De esos, 24% también era de tipo de VPH de alto riesgo oncogénico que ha sido asociado con cánceres genitales. La persistencia de tasas de infección por VPH, definida como una mujer con 2 o más resultados positivos para HPV, fue del 16%. No se asociaron factores de riesgo específicos con resultados positivos repetidos.

Comentario. El VPH es la enfermedad de transmisión sexual, ETS, más común en los Estados Unidos, aunque estudios previos sugieren una baja prevalencia en mujeres posmenopáusicas. El presente estudio muestra que en un período de 7 años, 8 al 17% de las mujeres posmenopáusicas estudiadas eran positivas para el VPH en cualquier año, con una incidencia acumulativa de 34%.

El único factor significativo para la expresión fue un aumento en los compañeros sexuales, lo cual es consistente con los factores de riesgo conocidos para las ETS.

Hoy mínima información disponible acerca de las prácticas sexuales de esas mujeres. Sin embargo, esta es una tasa alta de VPH en una población presumiblemente de bajo riesgo.

La significancia de estos hallazgos radica en las guías para el Papanicolau como tamizaje en esta población. La tasa de lesiones citológicas clínicamente significativas fue muy bajo en esta población, a pesar de la alta prevalencia de VPH. Existe controversia acerca de la frecuencia del tamizaje apropiado en mujeres de bajo riesgo, especialmente mujeres posmenopáusicas.

Estos datos sugieren que los médicos continúen tamizando con intervalo de 2 a 3 años en ausencia de otros factores de riesgo.

Métodos futuros de tamizaje se podrán incorporar a los test de VPH para identificar esas mujeres a alto riesgo para desarrollar una neoplasia cervical.

Vanessa M. Barnabei, MD, PhD
Professor of Obstetrics and Gynecology
Medical College of Wisconsin
Milwaukee, WI

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!