Diseño para Nuestra Portada de la Revista Colombiana de Cirugía

Zapatero RemendónLA OBRA

Los zapatos, esa prenda de vestir símbolo de civilización y adminículo de higiene pública, se deterioran con el uso como todas las cosas fungibles, lo que exige la intervención de personas experimentadas en el oficio de refaccionarlos y remendarlos; esto dio origen a un personaje familiar conocido con el remoquete de “zapatero remendón”, últimamente venido a menos como consecuencia de la mecanización introducida por la gran industria del calzado que ha desalojado a los artesanos del ramo.

La obra de hoy, inspirada en una fotografía publicada por “El Espectador”, fue ejecutada mediante técnica al acrílico por su autor, con el propósito de rendir un homenaje a este espécimen artesanal que fue figura indispensable y útil en nuestros pueblos y en los barrios de las grandes ciudades, donde instalaba su “taller” en un alero, un zaguán o un cuchitril, rodeado de los utensilios imprescindibles para el buen desempeño de su labor: un pequeño banco, una horma soporte, trozos de cuero, cuchillas filudas, clavos, martillo, lezna, hilo encerado, betún y cepillo, entre otros.

La presente obra pictórica evoca un capítulo pintoresco de nuestra historia popular.

EL AUTOR

El doctor Nelson Lenis Nicholls, egresado de la U. de Antioquia en 1961, hizo en ella un posgrado en Salud Pública, que lo llevó a la docencia en esta especialidad en la U. de Caldas, donde adelantó con ASCOFAME varios trabajos de investigación, entre los que se cuentan las encuestas sobre el aborto y la fecundación rural, bajo la dirección del Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE) del cual fue funcionario por algún tiempo con sede en Costarrica.

Al doctor Lenis le correspondió organizar, dirigir y difundir los programas de planificación familiar en todo el antiguo Caldas.

Prestó luego sus servicios al Fondo de las Naciones Unidas para actividades de población (UNFPA) y, posteriormente, se vinculó como docente del Departamento de Ginecoobstetricia de la Facultad de Medicina de la U. de Caldas donde también realizó, en asocio de algunos expertos en esta especialidad, varios trabajos de investigación, que han contribuido a conocer la patología de la región.

Su afición por la pintura se inicio desde su vida de estudiante cuando dibujaba a sus profesores y condiscípulos. En Manizales ingresó al taller del maestro Oscar Naranjo de quien aprendió las técnicas al óleo, acrílico, pastel, etc. Ha participado en exposiciones organizadas por el Taller, en las que se ha hecho merecedor de varias menciones.

Actualmente está practicando la técnica al temple, la preparación de tablas de yeso, laminilla de oro, tintas y otras, con gran entusiasmo y promisorios augurios.

J. Silva, M.D.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!