Diseño para Nuestra Portada de la Revista Colombiana de Cirugía

Reliquias de Tunja

Augusto Salazar Sánchez

El Autor

Augusto Salazar Sánchez, nació en Bogotá y cursó sus estudios de primaria y bachillerato en la Escuela Normal de Tunja. Los estudios médicos los realizó en la Universidad Nacional. Orientó sus aptitudes hacia la cirugía general, y en riguroso concurso alcanzó el título de Profesor Agregado. Enseñó durante varios años en el Hospital de San Juan de Dios. Fue Presidente de la Sociedad Colombiana de Gastroenterología y, durante un largo período, gastroenterólogo del Instituto de Seguros Sociales. Ya retirado de las Instituciones, con un grupo de colegas compañeros de generación, fundó la Asociación Nacional de Médicos Pensionados (ANMPES) donde, siguiendo las enseñanzas de Jaime Pardo Caballero, ha desarrollado su afición por la pintura, orientándola hacia el paisajismo y llevando al lienzo algunas imágenes de la entraña boyacense a la que tanto ama.

El doctor Salazar, cabeza de una respetable y numerosa familia entre la que se cuentan médicos destacados, se ha hecho acreedor al aprecio de colegas y pacientes a través de su meritoria vida profesional.

J. Silva, M.D.

La Obra

La descripción de la presente obra, escrita por su propio autor, es la siguiente: “El óleo que adorna la portada, muestra el costado oriental de la Plaza de Tunja. Se aprecia a la izquierda la casa del fundador de la ciudad, Don Gonzalo Suárez Rendón, cuyos restos reposan en la Catedral, siendo Tunja la única ciudad del mundo que después de casi 5 siglos conserva intacta la casa de su fundador, junto con los muebles que éste usara y muchos de los enseres del menaje doméstico, así como algunas ropas y libros de tan egregio personaje.

En el centro se ve la casa de Don Joan de Castellanos, “ilustre cura de Tunja” al decir de los historiadores, y tal vez el primer narrador de la conquista de las Indias. La memoria de Don Joan permanece admirada y respetada en la mente de los tunjanos.

Remata el cuadro la Catedral de la ciudad, obra arquitectónica de la Colonia, recientemente restaurada, guardián no sólo de la historia de Tunja, sino también de numerosos tesoros artísticos, patrimonio espiritual de Boyacá”.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!