Escleroma Laringotraqueal aislado en Paciente Pediátrico

A propósito de un caso de difícil diagnóstico

Geovanni Ojeda Lasprilla* MD,
Gilberto E. Marrugo Pardo** MD,
Susana Murcia de Onatra*** MD.

*Residente III de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Universidad Nacional de Colombia.
**Jefe de Unidad de Otorrinaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello. Fundación Hospital Universitario Pediátrico LA Misericordia
***Profesora Asociada Departamento de Patología. Universidad Nacional de Colombia. Fundación Hospital Universitario Pediátrico LA Misericordia.

Resumen

Las enfermedades granulomatosas infecciosas continúan siendo un problema de salud pública en nuestro país. El oriente del altiplano cundiboyacense es reconocido como zona endémica para la infección por Klebsiella Scleromatis.

Severas lesiones del tracto aerodigestivo superior constituyen un reto para el otorrinolaringólogo desde el punto de vista infeccioso e igualmente en el intento por reducir sus secuelas, esto especialmente aplicable a la población adulta.

Es reconocido en la literatura mundial que lesiones subglótico-traqueales son precedidas con evidencia infecciosa (activa o secular) en localizaciones superiores. Se presenta un caso inusual en paciente pediátrico, cuya primera manifestación fue estenosis subglótica severa (tipoIII de Cotton) de rápida instauración, la cual por evidencia histopatológica cicatricial, recibió manejo médico-quirúrgico con laringotraqueoplastia tipo Rethi (laringotraqueofisura anterior convinada con división cricoidea posterior) y doxiciclina a 5 mg/kg /día por 6 meses con resultados satisfactorios en la Fundación Hospital Universitario Pediátrico de la Misericordia en Santafé de Bogotá.

PALABRAS CLAVES: Estenosis subglótica. Escleroma laringotraqueal. Laringotraqueoplastia.

Introducción

El Rhinoescleroma es una enfermedad granulomatosa crónica bacteriana causada por Klebsiella scleromatis, de tendencia progresiva y desiminación submucosa lenta del tracto aerodigestivo superior (1). Endémica en zonas tropicales y subtropicales del sur de Europa, nororiente africano, subcontinente indio y centro y Sudamérica, en nuestro país es reconocida la prevalencia de la enfermedad en el oriente del altiplano cundiboyacense, llanos orientales, Santander y porción suroccidental de la región Andina (Valle y Tolima). Las cada vez más frecuentes migraciones poblacionales de zonas rurales a urbanas y subuirbanas de las localizaciones geográficas antes mencionadas, invariablemente marcarán un nuevo patrón de prevalencia de la enfermedad, con incremento de casos nuevos en zonas no-endémicas.

El portal de entrada es a través de la inhalación del inóculo bacteriano, el cual se presume a partir de otras enfermedades de patrón similar, no requiere ser grande, al contrario de la exposición que usualmente es prolongada, de ahí que los grupos más afectados sean los hacinados. Lo anterior coloca al grueso de nuestra población en alto riesgo de infección.

La enfermedad clásicamente presenta cuatro estadíos (2), los cuales usualmente se sobreponen, pero inexorablemente se sucede el uno al otro a menos que se instaure la terapia apropiada, dejando marcada incapacidad estético-funcional, son ellos:

Estadío catarla: Demarcado por rinorrea purulenta fétida prolongada.
Estadío atrófico: Cambios mucosos difusos con costrificación excesiva y obstructiva.
Estadío granulomatoso: Caracterizado por formación de nódulos granulomatosos no caseificantes en nariz, con o sin compromiso de otras partes del tracto aerodigestivo superior.

Estadio esclerótico: Con densa fibrosis cicatricial de los tejidos comprometidos y reemplazo del epitelio y lámina propia con grados variables de profundidad por tejido colágeno irregular.

El compromiso laringotraqiueal por rinoescleroma varía de incidencia según las series reportadas, encontrándose hasta un 15% en los estudios de Miller y Shulman (3), pasando por 40% en la serie de Soni (4) hasta un 80% en la evaluación de Tapia Acuña (5), todos concluyen el potencial riesgo de muerte por obstrucción de la vía aérea y son varios los reportes de manejo quirúrgico de emergencia (traqueostomía). Igualmente la revisión de la literatura permite concluir que las lesiones infraglóticas están siempre precedidas por lesiones en algún estadío en localizaciones superiores, exceptuando el reporte de Alfaro-Monje y otros (6) de presentación de escleroma traqueal aislado en un paciente adulto (7). No se encuentran casos como este en población pediátrica descritos a la fecha.

Materiales y Métodos

Caso Clínico

J. del C:C. Con historia clínica No. 611321, sexo masculino de 12 años de edad, natural y procedente de zona rural de Chita (nororiente del departamento de Boyacá), consulta por primera vez el hospital regional de Duitama (Boyacá) en noviembre de 1999 por cuadro de disnea progresiva de grandes a pequeños esfuerzos, estridor bifásico de predominio inspiratorio rápidamente progresivo e hipofonía de 5 meses de evolución sin ningún otro síntoma asociado, el cual se agrava en la semana previa a la consulta por cuadro gripal. Los antecedentes personales fueron negativos para intubación previa, infección respiratoria recurrente, reflujo gastroesofágico, ingesta de fármacos, ácidos o álcalisis y contactos tuberculosos o leprosos. El desempeño escolar era satisfactorio e incluso era representante en actividades deportivas de su escuela. Inicialmente tratado con oxígeno húmedo al 35% por máscara facial y micronebulizaciones con glucocorticoide (dexametasona 0.6 mg/kg/dosis) y epinefrina (1 mg/dosis) bajo sospecha clínica de laringotraqueitis viral. Por empeoramiento clínico de dificultad respiratoria y ante pobre respuesta a tratamiento iniciado es remitido a la Fundación Hospital Universitario Pediátrico la mIsericordia. En la valoración por el servicio de Otorrinolaringología se encontró un pre-púber con disnea en reposo, estridor marcado predominantemente inspiratorio, rendimiento vocal acortado, voz de baja intensidad. La laringoscopia indirecta permitió identificar una estenosis subglótica circunferencial de aproximadamente el 80% con estructuras glóticas y supraglóticas normales y resto de examen físico sin hallazgos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!