Complicaciones de la Fístula Traqueo-esofágica Fonatoria, Necesidad de un formulario para la recogida de datos

El Colegio Americano de Patólogos, subvencionó un estudio realizado en 532 servicios de anatomía patológica sobre informes elaborados en casos de carcinoma colorectal. La conclusión fue que, a pesar de la gran variedad de guías para uniformar criterios, había una gran disparidad en cuanto a criterios básicos como el tamaño del tumor o la diferenciación histológica (4). El sentimiento general es que este es un problema al que hay que ponerle solución. Una mayor uniformidad en los informes tanto clínicos como histopatológicos conllevarían un mayor beneficio terapéutico para el paciente (5,6). La forma de cómo llevar a cabo esta uniformidad de recogida de datos es facultad de cada Sevicio y Hospital . En el Hospital «Juan Canalejo» hemos elaborado estos protocolos de recogida de datos ( Anexos I y II), clínico y anatomopatológico, basado en los criterios de la UICC2, AJC3 y en el protocolo diseñado por Rosai (6-7), del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, para cáncer de laringe e hipofaringe.

Todo proceso tendente a uniformar criterios choca frontalmente con las peculiaridades personales. Por esta razón es necesario que los protocolos estén consensuados por otorrinolaringólogos e histopatólogos, y que se lleve a cabo un proceso de discusión en el que se elaboren los cambios que se consideren oportunos. La utilización del protocolo durante un período de 3 a 6 meses permite identificar y corregir aquellos fallos que inicialmente pasaron desapercibidos. La utilización de protocolos estandarizados mediante la utilización de listas de opción múltiple no implica abandonar los protocolos en los que cada uno puede reflejar aquellos datos que considere importantes. No podemos pretender que una lista de elección múltiple suplante la labor creativa que supone describir y relatar los pormenores de una intervención quirúrgica o un estudio histopatológico. Lejos de ello, intenta ser una referencia para que en todos los informes consten los datos básicos necesarios para que estudios posteriores tengan la fiabilidad y objetividad necesaria.

El protocolo quirúrgico incluye la codificación de la UICC y la AJC para el estadiaje clínico y quirúrgico de lesiones de laringe e hipofaringe. Puede parecer excesivo la inclusión de toda esta información cuando sólo hemos de seleccionar tres o cuatro apartados. Dado que múltiples cirujanos y residentes rellenan los protocolos quirúrgicos, la experiencia muestra que no siempre se da la correcta valoración clínica o quirúrgica de la lesión. A nuestro juicio es preferible ampliar un poco el protocolo y dar la posibilidad de que se contraste con seguridad la valoración de la lesión a disponer de información equivocada. Hemos de tener en cuenta que de la información recogida en estos, o similares protocolos, vamos a extraer la información que nos permita valorar los resultados del tratamiento. Por ello tenemos que hacer énfasis en que la recogida de la información sea correcta.

Los esquemas gráficos están destinados a reflejar los hallazgos de la lesión durante el procedimiento quirúrgico. No están destinados a reflejar los resultados de la exploración clínica. La valoración preoperatoria no siempre da una imagen exacta de la extensión del tumor, en cuanto a invasión en profundidad se refiere. De ahí la introducción de la clasificación pTNM, mucho más fiable para la comparación de resultados entre protocolos terapéutico e instituciones.

Se incluye la subdivisión de la supraglotis, que según la UICC (1987) consta de epilaringe, que inxluye la epiglotis suprahioidea, el repliegue ariepiglótico y los aritenoides. El resto de la supraglotis estaría constituido por la epiglotis infrahioidea, las bandas ventriculares y los ventrículos. Por su lado, la AJC desde 1992 subdivide la supraglotis en bandas ventriculares, aritenoides, supraglotis supraioidea incluye las caras lingual y laríngea), supraglotis infrahioidea y repliegue ariepiglótico (cara laríngea). Hay autores que consideran las zonas de la epilaringe y el repliegue ariepiglótico como áreas de peor pronóstico.

Anexo II. Parte 1.
Protocolo anatomopatológico de cáncer de laringe e hipofaringe

Rellenar todos los apartados
Datos del paciente
Patólogo: _______________________________________________
Fecha: _________________________________________________
Intervención: ____________________________________________
Vaciamiento: ____________________________________________
Radioterapia previa:SI___NO___Quimioterapia previa:SI___NO___
Diagnóstico
( ) L1 Sin evidencia de carcinoma
( ) L2 No hay carcinoma invasivo residual
Tipo de tumor
( ) L3 Carcinoma in situ (Sólo si no hay invasivo)
( ) L4 Carcinoma epidermoide invasivo
( ) L5 Carcinoma verrucoso
( ) L6 Carcinoma fusocelular
( ) L7 Otro : ________________________________
Grado histológico
( ) L8 Bien diferenciado
( ) L9 Moderadamente diferenciado
( ) L10 Pobremente diferenciado/indiferenciado
Tamaño del tumor
( ) L11 Diámetro mayor:___________________ cm
( ) L12 Máximo grosor_____________________ cm
Localización del Tumor
( ) L13 Fundamentalmente supraglótico
( ) L14 Fundamentalmente glótico
( ) L15 Fundamentalmente subglótico
( ) L16 Fundamentalmente de hipofaringe
Extensión local
( ) L17 No se aprecia extensión local
( ) L18 Hay extensión a las siguientes áreas
( ) L19 Comisura anterior
( ) L20 Ventrículo
( ) L21 Banda derecha
( ) L22 Banda izquierda
( ) L23 Subglotis
( ) L24 Seno piriforme
( ) L25 Pared posterior de faringe
( ) L26 Región retrocricoidea
Invasión
( ) L27 No hay invasión (Tis)
( ) L28 Hay invasión de las siguientes estructuras
( ) L29 Lámina propia
( ) L30 Músculo
( ) L32 Mucosa faríngea
Invasión vascular
( ) L33 No se evidencia invasión vascular
( ) L34 Presencia de invasión vascular

Anexo I, Parte 2.

Intervención
( ) Cordectomía
( ) Frontal anterior
( ) Frontolateral
( ) Hemilaringuectomía
( ) Near total
( ) Tucker
( ) CHEP
( ) Laringuectomía total
( ) Supraglótica
( ) Otra: __________________________________
_________________________________________
Vaciamiento
( ) No se realiza
( ) Funcional derecho
( ) Funcional izquierdo
( ) Radical derecho
( ) Radical izquierdo
( ) Recurrencial derecho
( ) Recurrencial izquierdo
Extensión del tumor
Supraglotis
( ) Epiglotis suprahioidea
( ) Epiglotis infrahioidea
( ) Reborde ariepiglótico
( ) Aritenoides
( ) Bandas ventriculares
Glotis
( ) Cuerda derecha
( ) Cuerda izquierda
( ) Comisura anterior
( ) Comisura posterior
Subglotis
( ) Subglotis anterior
( ) < 6 mm ( ) >10 mm
( ) Subglotis posterior
( ) < 6 mm ( ) > 10 mm
Hipofaringe

( ) Seno piriforme
( ) Región retrocricoidea
( ) Pared posterior
Cierre
( ) T discontinua
( ) Hormaeche
( ) Platismo fascial
( ) Otro (______________)
( ) No se realiza fístula fonatoria
( ) Se realiza fístula fonatoria
Observaciones:
Invasión perineural
( ) L35 No se evidencia invasión perineural
( ) L36 Presencia de invasión perineural
Tumor multicéntrico
( ) L37 No se evidencia tumor multicéntrico
( ) L38 Presencia de tumor multicéntrico
Carcinoma in situ para casos con carcinoma invasivo
( ) L39 No se evidencia carcinoma in situ
( ) L40 Presencia de carcinoma in situ
Mucosa no neoplásica
( ) L41 Mucosa sin hallazgos de interés
( ) L42 Presencia de queratosis sin displasia
( ) L42 Presencia de displasia grado _________
Márgenes quirúrgicos
( ) L43 Todos los márgenes están libre
( ) L44 El tumor infiltra los siguientes márgenes:
___________________________________________
___________________________________________
___________________________________________
Ganglios linfáticos
El estado de los ganglios linfáticos se expresa por el número de ganglios metastatizados en relación con el número de ganglios aislados
( ) L45 Submandibular derecha (Area I) _____________
( ) L46 Yugular alta derecha (Area II) _______________
( ) L47 Yugular media derecha (Area III)_____________
( ) L48 Yugular baja derecha (Area IV) ______________
( ) L49 Yugular posterior derecha (Area V) ___________
( ) L50 Paratiroidea derecha (Area VI) _______________
( ) L51 Paratraqueal derecha (Area VII) _____________
( ) L52 Submandibular izquierda (Area I) ____________
( ) L53 Yugular alta izquierda (Area II) ______________
( ) L54 Yugular media izquierda (Area III) ____________
( ) L55 Yugular baja izquierda (Area IV) _____________
( ) L56 Yugular posterior izquierda (Area V) __________
( ) L57 Paratiroidea izquierda (Area VI) ______________
( ) L58 Paratraqueal izquierda (Area VII) _____________
Para casos con metástasis identificadas
( ) L59 Tamaño del mayor ganglio_____________ cm.
( ) L60 No se encuentra extensión extracapsular
( ) L61 Se aprecia extensión extracapsular
( ) L62 No se encuentra reacción desmoplásica en ganglios
( ) L63 Se aprecia reacción desmoplásica en ganglios
Ganglios linfáticosGanglios linfáticosGanglios linfáticosGanglios linfáticosGanglios linfáticosGanglios linfáticosGanglios linfáticos

   

Anexo II, Parte 2.

Vaciamiento cervical

Las áreas I a VII son las descritas por la AJC y en las que se basa la clasificación de la Academia Americana de Otorrinolaringología para la clasificación de los vaciamientos (8). Esta misma clasificación tiene por objetivo establecer criterios de uniformidad a la hora de hablar de disección de cuello. No implica diferentes conceptos de vaciamiento cervical, simplemente definir que áreas estamos abordando en cada caso. Esta uniformidad de criterios se establece para conseguir que todos los grupos terapéuticos hablen del mismo tratamiento cuando se refieren a una terminología como es el vaciamiento cervical. En nuestro país probablemente no exista esta amplia diversidad de vaciamientos dado que en casi todas las escuelas prima el vaciamiento funcional descrito por Oswaldo Suárez (9) o el radical de Crile (10). Lo que sería útil saber es si todos hacemos el mismo tipo de vaciamiento cuando hablamos de vaciamiento funcional o radical.

El protocolo de recogida de datos histopatológicos, basado en el diseñado por Juan Rosai y utilizado en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, introduce dos variables: a) la incorporación de la hipofaringe, b) el estudio de la presencia de reacción desmoplásica en las metástasis ganglionares. La primera inclusión se debe a la similitud del abordaje quirúrgico y estudio histopatológico que tienen los tumores de laringe e hipofaringe. En los protocolos de Rosai la hipofaringe está incluida con la orofaringe.

La inclusión de la reacción desmoplásica en el estudio de los ganglios se basa en un estudio en el que se afirma que la aparición de este patrón del estroma se asocia a un incremento sustancial de las recidivas regionales (11).

Conclusiones

La necesidad de uniformar la recogida de datos, clínicos e histopatológicos en pacientes con cáncer de laringe e hipofaringe, es una necesidad a la que se le debe dar solución. Es recomendable la utilización de lista de elección múltiple que incluya las posibles opciones tanto clínicas como histopatológicas. Creemos que es el momento de que estas hojas de elección múltiple deben acompañar los protocolos quirúrgicos e histopatológicos, de manera que podamos afirmar con seguridad que toda la información esencial está disponible en todos y cada uno de los informes quirúrgicos e histopatológicos para todos los pacientes.

Abstract

Clinical and histopathological data collection from patient with cancer is of paramount importance in order to evaluate treatment results and patients prognosis. Although TNM classification has undergo multiple critics, its use is wide spread and no has no substitute. Uniform and constant recording of data must be independent of who makes it. For this reason a data collection protocol is presented, based on that used in the Memorial Sloan Kettering Cancer Center.

Key words: TNM classification, reporting, larynx, hypopharynx, neoplasia.

Correspondencia:Jesús Herranz González-Botas. Urbanización Lamastelle. Rua Courel 39. 15179 – Puerto de Santa Cruz. La Coruña. Correo electrónico: [email protected]

Bibliografía

Limas JC. Decisions in the pathologic diagnosis of head and neck. En: McQuarrie DG, Adams GL, Shons AR, Browne GA, eds. Head and neck cancer. Clinical decisions and management principle. Chicago. Year book Medical Publishers Inc. 1986: 55 – 75.
UICC, International Union Against Cancer. TNM Atlas. Illustrated guide to TNM/pTNM-Classification of malignant tumors. Third Edition. Berlin. Springer-Verlag. 1989.
AJCC Cancer staging manual /American Joint Committee on Cancer. 5ª ed. Philadelphia. Lippincott-Raven Publishers. 1997.
Zarbo RJ. Interinstitutional assessment of colorectal carcinoma surgical pathology report adequacy. A College of American Pathologists Q-probes study of practice patterns from 532 laboratories and 15940 reports. Arch Pathol Lab Med 1992; 116: 1113 – 1119.
Association of directors of Anatomic and Surgical pathology. Standarization of the surgical pathology report. Am J Surg Pathol 1992; 16: 84 – 86.
Rosai J, Erlandson RA, Filippa DA, et al. Standardized reporting of surgical pathology diagnosis for major tumor types. A proposal. Am J Clin Pathol 1993;100:240-255.
Rosai J. Apéndice C. En Rosai J, ed. Ackerman´s Surgical Pathology. 8ª edicición. St. Louis. Mosby Year Book Inc. 1996: 2540 – 2541.
c KT. Pocket guide to neck dissection classification and TNM staging of head and neck cancer. Alexandria: American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery, Inc., 1991.
Suárez O. El problema de las metástasis linfáticas y alejadas del cáncer de laringe e hipofaringe. Rec Otorrinolaringol (Chile) 1963; 23: 83 – 89.
Crile G. Excision of cancer of the head and neck with special reference to the plan of dissection based on one hundred and thirty-two operations. JAMA 1906; 47:1780-1786.
Olsen KD, Caruso M, Foote RL, Lewis Je, et al. Primary head and neck cancer. Histopathologic predictors of recurrence after neck dissection in patients with lymph node involvement. Arch Otolaryngol Head Necck Surg 1994; 120: 1370 – 1374.

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!