Museo de Historia de la Medicina: Historia de la Obstetricia y la Ginecología en Colombia

XVII Exposición Temporal

Curadores:
Fernando Sánchez Torres, MD*
Ricardo Rueda González, MD**

La Academia Nacional de Medicina y su Museo de Historia de la Medicina Colombiana, siguiendo la política de abrir periódicamente exposiciones transitorias sobre asuntos médicos específicos, han acordado presentar en el 2010 una muestra de objetos históricos relacionados con las disciplinas obstétrica y ginecológica.

La curaduría de la exposición ha seleccionado un material suficientemente representativo como para que el observador pueda recoger una impresión global de personajes e instrumentos que caracterizaron lo ocurrido en la segunda mitad del siglo XIX y todo el XX.

En Colombia, el ejercicio de la obstetricia, siguiendo la inveterada tradición universal, estuvo a cargo de “comadres sabias”, comadronas o parteras. Solo al promediar el siglo XIX comienza a ser vigilado por el Estado y comienza, así mismo, a ser los médicos los parteros.

En Cartagena, la Facultad de Medicina otorga el título de “Cirujano Partero”, lo cual hace que la obstetricia tienda a convertirse en una especialidad. Un hecho sobresaliente fue la práctica de la primera operación cesárea en Colombia llevada a cabo con éxito en La América (fracción de Medellín) por el doctor José Ignacio Quevedo Amaya en 1844. En Bogotá, el doctor Leoncio Barreto, profesor de Obstetricia y Presidente de la Academia en dos oportunidades, ante la alta mortalidad que acarreaba la intervención cesárea, realiza en 1873 otra hazaña quirúrgica: la sinfisiotomía, es decir, la sección de la sínfisis púbica para ampliar los diámetros de la pelvis y permitir la expulsión del feto. Por aquellas calendas descollaron en el ejercicio obstétrico los profesores y académicos José María Buendía y Miguel Rueda Acosta.

Mesa ginecobstetrica                                      Incubadora neonatos

Por su parte la Ginecología como especialidad se ejerció entre nosotros solo a partir de 1903, que fue cuando el académico y profesor Rafael Ucrós Durán fundara el servicio y la cátedra de Ginecología en el legendario Hospital San Juan de Dios, de Bogotá. Antes de esta fecha se habían ejecutado importantes intervenciones ginecológicas a manos de brillantes cirujanos generales. El Académico Juan Evangelista Manrique, quien ejerció en Bogota luego de haber refrendado su título en París, practicó, el primero, grandes operaciones e los años finiseculares del siglo XIX. Igual ocurrió en Medellín con el maestro de la cirugía colombiana Juan B. Montoya y Flórez.

Colposcopio ARSEspecial mención debe hacerse de la bogotana Ana Galvis Hotz, primera médica colombiana y también la primera especialista en ginecología, graduada en Berna, Suiza, en 1877.Ana Galvis Hotz

Llegado el siglo XX van abriéndose progresivamente facultades de medicina, con sus respectivas cátedras de Obstetricia y Ginecología.

También la atención del parto comienza a realizarse de manera institucional. En febrero de 1940 se funda en Bogotá la primera Sociedad de Ginecología y Obstetricia. En 1959 se fusionan académicamente las dos especialidades convirtiéndose en otra: la Ginecobstetricia. La planificación familiar, sustentada en la anticoncepción técnica, se inicia entre nosotros en 1965, liderada por el académico Fernando Tamayo Ogliastri, no obstante la abierta oposición de la iglesia católica.

En la primera muestra exhibida en esta exposición podrá apreciarse buena parte del arsenal instrumental utilizado en el ejercicio ginecobstétrico, piezas muchas de ellas en desuso hoy día, pero que conservan indudable valor histórico.

Dilatadores cervicales de Hegar. Donación: Dr. Traslateur


* Médico Cirujano de la Universidad Nacional de Colombia. Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina. Profesor Titular Emérito y Honorario de la Universidad Nacional.

** Médico Cirujano de la Universidad Nacional. Miembro Emérito del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción Humana del Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá.

DÉJANOS TU COMENTARIO