El Virus (VIH) y la Enfermedad Causada por esta Infección, Terapia Antirretroviral

Esta opción continúa evolucionando con la introducción de nuevos fármacos que contribuyen a hacer frente a los principales retos de la utilización de múltiples medicamentos, altas tasas de toxicidad, potencia limitada y resistencia creciente.

Sigue siendo prioridad hacia el futuro seguir simplificando la terapia con la esperanza de reducir la alta exigencia de 95% de cumplimiento de la terapia. Sin embargo la toxicidad a largo plazo de estos agentes no se había previsto, ofrece aun no pocos interrogantes y sigue siendo un reto en términos de mecanismo, manejo y conocimiento de las consecuencias tardías.

No es posible predecir cuales de estas prioridades serán resueltas en el futuro cercano, pero es claro que el ritmo acelerado de la investigación con la consiguiente acumulación de conocimiento nuevo hará necesario actualizar periódicamente lo que hasta el momento parece verosímil. En relación con el manejo actual del paciente con VIH-SIDA remitimos al lector a publicaciones recientes de C. Pérez (Refs 32 y 33).

VIH-SIDA y sus devastadores efectos sobre el sistema nervioso

Aunque las estadísticas son todavía muy variables y algunos de los cambios neuropatológicos aun generan controversia, es innegable que muchas de las muertes entre los millones de víctimas de VIH obedece a la amplia gama de lesiones que le ocasiona al sistema nervioso. Es por ello que decidimos tratar este aspecto separadamente, ampliando algunas generalidades y haciendo algunas precisiones.

Es esta polifacética gama de lesiones la principal responsable de la desesperanza expresada a veces en forma muy dramática por personas y aun por comunidades de las áreas más afectadas, veamos: ¡Abantu Abaffa! ¡La gente se está muriendo! grito desgarrador de una mujer que corre desesperada por las calles de un caserío de Uganda (en AIDS in the 21st century: Disease and globalization por Barnett Whiteside).

Hasta junio 30 de 2004 en el mundo 42 millones de personas vivían con VIH-SIDA; 38.6 millones son adultos y 3,2 millones menores de 15 años. De los adultos infectados la mitad son mujeres. Finalizando el año 2006 sabemos que muy aproximadamente el número de infectados durante el lapso 1981-2006 alcanza los 65 millones y de ellos 25 millones han muerto. – El registro de muertes por SIDA totaliza únicamente para el año 2002 según ONUSIDA 3,1millones. Según la misma fuente durante 2005 cerca de cinco millones contrajeron la infección, de ellos 700.000 menores de 15 años.

Al finalizar el año 2001 en América Latina vivían con VIH-SIDA 1.400.000 personas (notificadas) o sea el 0.50% de su población (aproximadamente 280 millones). 130.000 adultos y niños contrajeron la enfermedad por VIH en 2001 y hubo 80.000 defunciones por esta causa (fuente ONUSIDA, OPS-OMS).

En América Latina y el Caribe los infectados suben a mediados de 2004, 1.9 millones de los cuales 30% son mujeres, para finales de 2005 el número estimado de muertes por SIDA en la región ascendía a 66.000; dos terceras partes de cero positivos diagnosticados en esta región viven en los cuatro países más grandes: Brasil, Argentina, México y Colombia .En Colombia el primer caso de SIDA se diagnosticó en 1983. Hasta la semana 26 de 2004 se habían informado 39.370 casos pero se estima que por cada caso informado existen entre 7 y 10 contactos; al momento de la notificación el 28.4% tenían SIDA. Hasta diciembre de 2005 la cifra total de notificados ascendió a 46.809 y para diciembre de 2006 ha superado los 50.000 casos; cifra que multiplicada por diez contactos nos estaría hablando de medio millón de infectados. De los 30 millones de personas infectadas con VIH en África solamente 27.000 son tratadas. Diez años después de la aparición de los primeros antirretrovirales, menos del 1% de las personas de los países en desarrollo que los necesita n tiene acceso a ellos. (Germán Velásquez, Coordinador Programa de Acción para los medicamentos OMS,Ginebra).

Un panorama tan grave y tan sombrío obliga a maximizar la prevención empleando a) educación y b) el uso del condón. La utilidad del condón ya no necesita mas pruebas porque desde 1987 Johnatan Mann- profesor de la Universidad de Harvard, Ex director Programa Control SIDA-OMS y otros- han demostrado que el condón de látex disminuye en 10.000 veces la posibilidad de contagio con VIH y con la corrección óptima del factor de viscosidad esa disminución de riesgo puede superar 333.000 veces.

Si resumimos la neuropatología de VIH-SIDA se aprecia objetivamente buena parte de lo que necesitamos prevenir, máxime si son tantas las limitaciones para su tratamiento.

Son 3 las consecuencias para el sistema nervioso de la infección por el Retrovirus VIH (50% de las autopsias- aproximadamente):

1. a. Daño cerebral grave consistente en meningoencefalitis subaguda con demostración de VIH en menos de 10% en autopsias de acuerdo con Roy H. Rhodes tras el análisis de 400 estudios postmortem.

b. Leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) – excepcional.
c. Mielopatía vacuolar (clásica pero rara, alcanzando tal vez entre el 5 y 10% de los fallecidos que han tenido postmortem estudio neuropatológico completo).
d. Neuropatía mixta (la que más se ha observado, tiene un perfil crónico, progresivo y es simétrica).
e. Neuropatía autónoma o autonómica, la cual permite comprender ocasionales episodios de disautonomía.

2. Infecciones oportunistas facilitadas por la inmunoincompetencia.

3. Tumores: linfoma primario del sistema nervioso, sarcoma de Kaposi.

Infección directa al sistema nervioso por VIH

Encefalitis subaguda con infl amación difusa y perivascular moderada, desmielinización y gliosis de la substancia blanca formando a veces micromódulos macrófago/microgliales. Células multinucleadas (“mó rulas”) pericapilares raramente intravasculares que contienen antígeno del VIH demostrable con anticuerpo para gp 41 ó gp 24; también presente en la microglia y en menor cuantía en otras células gliales.

Demencia asociada a SIDA – Etiología: lesión detectable por histopatología NO, química? No se ha podido demostrar equivalencia entre el daño anatómico y el frecuente y grave deterioro mental en pacientes de SIDA. La propuesta más aceptada res ponsabiliza citoquinas tales como el factor de necro sis tumoral, metaloproteinasas, interleuquinas (1 y 6), óxido nítrico, anión superóxido, radicales hidroxilo, peróxidos y quinolato. La proteína viral VIH gp 120 puede ser lesiva para la neurona.

El VIH ha demostrado en cultivos celulares capacidad de lesionar la neurona y ya se conoce vulnerabilidad selectiva de grupos neuronales mediada por receptores de quemoquina, densidad de receptor de glutamato, concentración de proteínas ligadoras de calcio de la membrana neuronal.

La encefalitis de Rasmussen es un raro síndrome infantil consistente en un trastorno convulsivo progresivo subagudo unilateral e intratable cuya asociación con VIH está en discusión; también es discutible que su histopatología corresponda a una encefalitis pues por lo poco aclarado hasta ahora parece más una ence falopatía en la que podría mediar la vasculitis aso ciada a VIH.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!