Reseñas Bibliográficas: Comentario al Libro Auditoría de la Gestión en Salud

“Un Reto a la Excelencia en el Nuevo Milenio”

Académico Dr. Gustavo Malagón Londoño

Las calidades intelectuales, didácticas y éticas de su autor, garantizan por si mismas la bondad de la publicación .Y no otra cosa descubre el lector que un magnífico aporte a la cultura administrativa y gerencial del profesional de la salud. El autor del libro, médico cirujano egresado de la Universidad Javeriana, además de Especialista distinguido en Obstetricia y Ginecología ,es un experto en Demografía en Salud y una autoridad en el área de Auditoría, tema este que ha trajinado con éxito como docente universitario durante varios años y con gran efectividad administrativa desde la Dirección de Auditoría Médica del Seguro Social.

Para no fatigar la paciencia de tan distinguido auditorio, no voy a referirme a los aspectos inherentes a su trayectoria como Ginecoobstetra ni a sus actividades en el sector de la Demografía.

Mi afinidad por la Auditoría en Salud y el Control de calidad me ha llevado a escudriñar en estos temas para los cuales regento una cátedra universitaria y sobre los cuales publiqué los libros Auditoría en salud para una Gestión Eficiente y Garantía de Calidad en Salud, los dos preparados por la Editorial Médica Panamericana para los países de habla Hispana; por esta circunstancia puedo afirmar con alguna autoridad que el libro del Dr. Riaño es una obra excelente, escrita con gran claridad, impecable sintaxis, es didáctica, metodológica y sustanciosa. Sobre todo, ofrece un arsenal informativo y da positivos elementos para quienes deben adelantar actividades de vigilancia y control en Instituciones de Salud. En 11 capítulos compendiados en 315 páginas ofrece al lector desde el análisis de la legislación colombiana para generar el Sistema de Garantía de Calidad; transcurre por el concepto de la Auditoría como herramienta para evualuar la calidad, se detiene en elementos de juicio para aplicar la metodología de evaluación, explicita sobre riesgos en el ejercicio de la auditoría; proyecta el perfil del auditor ideal, analiza la auditoría como un proceso vital para el aseguramiento de la calidad institucional, se sustenta en la recopilación de normas y leyes, y se apoya en las diferentes bibliografías sobre el tema.

Su libro, repito es una importante contribución académica sobre tema de urgente aplicación toda vez que actualmente se debate el deterioro de la calidad en los servicios de salud, sin visualizar un horizonte promisorio en el inmediato futuro.

Sin duda alguna, la característica fundamental de un sistema de seguridad social en salud, debe ser la calidad en la prestación del servicio; esta calidad debe prevalecer sobre cualquier otra condición distintiva, por lo mismo que se juega con el bien mas preciado, con el derecho mas codiciado del ser humano representado en su salud.

Se juega incomprensiblemente con este paradigma y se disfraza su identidad con fines que alejan cada vez más la esencia del sistema de seguridad social, que no puede ser otra que lograr la satisfacción del usuario a través de todos los mecanismos que ofrezcan la mayor garantía para preservar y conservar su salud.

Es palpable la colisión actual entre la calidad de la atención y el propósito de la equidad, igual que la que se aprecia entre la calidad y el lucro desmedido, o la más visible entre la calidad y el afán de cobertura y carnetización.
No se puede pretender una calidad en la atención con servicios discriminatorios para pobres y para ricos, o para citadinos y para etnias, ni una calidad cuando están de por medio los intereses económicos de la empresa de salud, menos cuando se pretende atropellar la dignidad y la autonomía del médico para hacer visible un alto volumen de atención, o cuando al prestador se le somete a condiciones insostenibles de vinculación o se aprovecha una alta oferta de profesionales para restringir cada vez más el reconocimiento por sus servicios. Dentro de este oscuro panorama no se puede aspirar a encontrar la calidad en un sistema de salud seguramente ideado con las mejores intenciones, pero revuelto en el tráfago de las peores pretensiones.

Están vigentes admirables instrumentos legales, como juiciosamente lo presenta el Dr. Riaño Gamboa para crear el Sistema de Garantía de Calidad y obligar a su implementación; infortunadamente la manifiesta inoperancia de los organismos de control estatal ha permitido que las instituciones, desde las empresas aseguradoras hasta las prestadoras, acaten a su acomodo el mandamiento legal: eluden las auditorías externas para cubrirse del riesgo de exteriorizar sus fallas y acarrearse algún tipo de sanciones y manipulan las auditorías internas conformadas por funcionarios de planta laboral para que muestren lo que mas conviene a los propios intereses; de este tráfago escapan por fortuna algunas instituciones ejemplares, realmente interesadas en el mejoramiento continuo de la calidad.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!