XVI Premio Grupo Sanofi-Aventis Academia Nacional de Medicina a la Investigación Médica1

Sesión Solemne, 5 de noviembre de 2005
Académico Dr. Zoilo Cuéllar-Montoya
Presidente, Academia Nacional de Medicina

Por tercer año consecutivo me corresponde dirigirme a Ustedes en fecha tan especial, tanto para la Academia Nacional de Medicina de Colombia como para el Grupo Sanofi-Aventis, para los galardonados, sus Instituciones y sus familias y, muy especialmente, para la ciencia y la investigación en salud de nuestra patria. Iniciativas como la organizada por Sanofi-Aventis y la Academia Nacional de Medicina merecen la pena de cultivarse, abonarse y llevarse a la mayor de las eclosiones en frutos y semillas, por representar un estímulo a la realización de trabajos de investigación, en este caso en dos áreas de la ciencia, a saber: el área clínica y el área de las ciencias básicas:

El premio contempla, también, un tercer grupo de trabajos, el representado por el tema de los proyectos de investigación, delicado puesto en lo que hace relación con la calificación, por parte de nuestros pares académicos; ésta se basa, fundamental y exclusivamente, en parámetros científicos y técnicos de tal manera que los autores de los trabajos realizados deben saber que una vez obtenido el premio les queda aún un arduo camino para recorrer, hasta alcanzar un momento de evolución tal que les permita convertir su trabajo en hechos concretos, para lo cual deben someterse, estricta y puntualmente, a los diferentes pasos dispuestos por el protocolo de Helsinki.

Del numerosísimo grupo de trabajos que se presentaron en el área clínica, el Jurado consideró que el estudio bioquímico de la enfermedad trofoblástica gestacional era el merecedor del premio, secundado Por dos menciones honoríficas, una con la que se distinguió un estudio dirigido a oncogenes en cáncer del seno y otra que destacó la navegación computadorizada en reemplazo total de cadera.

En el área de Ciencias Básicas y Experimentales, el galardón del premio lo recibieron los autores de un estudio bioquímico y genético sobre la determinación de funciones proteicas en la entrada de rotavirus; las menciones honoríficas las merecieron, un trabajo sobre identificación y caracterización proteica en plasmodios Falciparum y vivax y otro sobre la presencia de la Chlamydia pneumoniae en enfermedades de la aorta descendente. Finalmente, el premio destinado por la organización del concurso a proyectos de investigación, lo obtuvo uno de notable actualidad, dirigido a conocer los efectos del glifosato y otros plaguicidas sobre el ADN de personas expuestas; a la mención honorífica fue merecedor un proyecto de investigación dirigido al análisis bioecológico y toxicológico de la ponzoña de un tipo de escorpión.

A estos últimos, la Academia les desea el mejor de los éxitos en la culminación de su proyecto y la obtención de resultados positivos y del más alto valor, tanto científico como social, como verdadera presea de la investigación emprendida.

El ingente trabajo del jurado dirigido y coordinado incansablemente por el profesor Hernando Groot, nuestro Secretario Perpetuo, que enfrentó la selección y el análisis de un total de 346 obras, entre trabajos terminados y proyectos de investigación, se dividió en dos etapas básicas, la primera, de selección general, realizada por el coordinador de los jurados, en la cual no tuvieron ingerencia alguna los miembros del jurado calificador, y en la segunda, responsabilidad exclusiva de éstos, se realizó el análisis científico, técnico, académico, de cada obra preseleccionada, hasta lograr la escogencia de los trabajos y proyectos merecedores de un galardón, con la única ayuda y colaboración final del representante del Ministerio de la Protección Social y del profesional que tuvo la representación del Grupo Sanofi-Aventis.

Durante la presidencia de la Academia del Doctor Jorge Cavelier Gaviria, en 1989, el entonces Tesorero de la Corporación, el Académico Dr. Alfredo Jácome Roca, realizó las gestiones y redactó el Reglamento para iniciar lo que entonces se denominó Premio Rhone-Poulenc Rohrer Academia Nacional de Medicina, por inquietud de la entonces Directora Médica de dicho Laboratorio, Doctora Liliana Jaramillo.

La primera edición culminó con la entrega del Premio, en noviembre de 1990, al trabajo titulado “Ofidiotoxico-sis en el Hospital Ramón González Valencia de Buca-ramanga”, de los eminentes internistas Doctores Reinaldo Badillo, Germán Gamarra Hernández y Marcos Casas, de la Universidad industrial de Santander.

Años después, al cambiar la razón social del Laboratorio este Premio se transformó en el Premio Aventis – Academia Nacional de Medicina, a partir de la edición 2004, cuya décima sexta versión culmina en este día.

La Academia Nacional de Medicina, en su ya más que centenaria trayectoria, se mantiene fiel a los paradigmas planteados por sus gestores, hace ya ciento treinta y dos años, a la búsqueda de la excelencia en la ciencia y en el arte de ser médico, en pos de una óptima calidad en la atención en salud y de un permanente progreso en el camino de la investigación y de la tecnología; precisamente por esto nuestra Corporación apoya, decididamente, iniciativas como las de este Premio y felicita al Grupo Sanofi-Aventis por dicha iniciativa, la cual les agradece, a nombre del país médico y de la ciencia colombiana.

Hago extensivas mis felicitaciones y las de la institución que represento a ustedes, jóvenes científicos, que se han hecho acreedores al máximo galardón de esta nueva edición del Premio Grupo Sanofi- Aventis – Academia Nacional de Medicina y, por lo tanto, al aplauso, la admiración y el respeto de sus contemporáneos; en adelante, serán mencionados como ejemplo para las generaciones futuras.

Para todos aquellos que, a pesar de sus muchos esfuerzos, no alcanzaron el premio, pero lograron la meta de completar un trabajo de investigación, quiero decirles que merecen igualmente nuestras más sinceras felicitaciones y agradecimiento por su participación, así como un cordial llamado a perseverar en sus investigaciones y trabajos hasta obtener una obra que merezca el reconocimiento de la comunidad científica, de la sociedad y de la patria.

Quiero agradecer de todo corazón a quienes se desdibujan tras las sombras de la discreción y el sigilo que corresponden a su misión de jurados; mil gracias a nuestros comprofesores, que dedicaron en forma tan callada como eficiente tantas y tantas horas de su precioso y limitado tiempo a su maratónica y delicada labor; gracias de nuevo a todos ellos, nuestros pares, que merecen, en justicia y sin lugar a duda, nuestros mayores elogios y nuestra más sentida admiración. Sin ellos, difícilmente hubiéramos podido llegar a esta noche de celebración y de éxito. Reciban ustedes, señores miembros del Jurado, el reconocimiento imperecedero de su Academia. Muchas gracias.

Lectura del Acta

Académico Dr. Hernando Groot Liévano

El día martes 11 de octubre de 2005 se reunió el Jurado para otorgar el XVI Premio Grupo Sanofi-Aventis – Academia Nacional de Medicina a la Investigación Médica en los tres campos escogidos, a saber: trabajos terminados en el Área Clínica, trabajos terminados en el Área de Ciencias Básicas y Experimentales y Proyectos de Investigación. El Jurado estaba constituido por https://encolombia.com/medicina/academedicina/cuatro representantes de la Academia Nacional de Medicina y un representante del Ministerio de la Protección Social.

El Jurado deja constancia de sus agradecimientos a todos los autores de los trabajos y de los proyectos presentados para participar en el Concurso y por el esfuerzo que ello supone, lo cual atestigua el interés creciente de los médicos colombianos por el progreso de la medicina y demuestra una vez más que premios como los que se otorgan hoy son factores muy importantes para el estímulo de la producción científica del país.

Al certamen se presentaron 243 trabajos terminados y 103 proyectos de investigación, o sea un total de 346 obras, número sensiblemente similar a las 350 obras recibidas por el mismo concurso en el año de 2004. Para el Jurado fue muy satisfactorio comprobar la más alta calidad de la mayoría de los trabajos y proyectos examinados, entre los cuales se destacaron 21por ser realmente excelentes, con magníficas condiciones científicas, que hablan muy bien de sus autores y que constituyen muestra clara de la alta clase de investigación que en materia biomédica se está realizando en Colombia. Finalmente, el Jurado, por unanimidad escogió los siguientes para recibir el Premio:

Área Clínica

Premio: “Estudio bioquímico y genético de la enfermedad trofoblástica gestacional”.

Dr. Miguel Eduardo Aragón, del Instituto Materno Infantil de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia; Dra. Clara Eugenia Arteaga, de la misma Institución; los investigadores José Antonio Bermúdez, Cecilia Crane y Regina Ching, del Instituto Nacional de Salud; Myriam Sánchez de Gómez, Stella Carrasco de Rodríguez y Cecilia Anzola, de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional y los estudiantes Luis Eduardo Díaz, Claudia Margarita Cortés García, Miriam Cantero, María Cristina Alava, Yinth Bernal, de la Universidad Nacional.

Mención Honorífica: “Amplificación de los oncogenes ErbB-1 y ErbB-2 en cáncer de seno, su asociación con variables clínicas y evidencia de heterogeneidad intratumoral mediante hibridación in situ”.

Dres. Gonzalo Guevara Pardo y Karol Dayana Rojas, del Laboratorio de Genética y Oncología Molecular del Instituto Nacional de Cancerología.

Mención Honorífica: “Reemplazo total de cadera asistido por navegación computarizada”.

Dres. César Ernesto Arango Pilonieta y Carlos Augusto Arroyo Sánchez. Hospital Militar Central, Universidad Militar Nueva Granada.

Área de Ciencias Básicas y Experimentales

Premio: “Determinación de la función de la proteína VP6 y los péptidos (280-297) de VP6 y (530-559) de VP4 en la entrada de rotavirus”.

Dr. Carlos Arturo Guerrero y los investigadores Diego Gualtero, Fanny Guzmán, Luz Stella Rodríguez y Orlando Acosta Lozada, del Departamento de Ciencias Fisiológicas de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia.

Mención Honorífica: “Idendificación y caracterización de la proteína de superficie del merozoito 10 de Plasmodium falciparum en Plasmodium vivax”.

Dres. Óscar Pérez Leal, Adriana Y. Sierra, Carlos A. Barrero, Camilo Moncada, Pilar Martínez, Jimena Cortés, Yolanda López, Luz M. Salazar, Johan Hoebeke, Manuel A. Patarroyo, de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia.

Mención Honorífica: “La presencia de Chlamydia pneumoniae es altamente frecuente en enfermedades de aorta ascendente. ¿Podría tener implicaciones fisiopatológicas?”.

Dr. Darío Echeverri Ardila, de la Fundación Cardioinfantil, Instituto de Cardiología y Colaboradores Natalia Guzmán, Pilar Delgado y Carlos Jaramillo, de la Universidad de los Andes y, Lorena Buitrago, Félix Montes, Javier Maldonado y Juan Pablo Umaña, también del Instituto de Cardiología.

Proyectos de Investigación

Premio: “Determinación de la exposición a glifosato y otros plaguicidas y evaluación del daño en el ADN en trabajadores que laboran en cultivos de caña de azúcar en el Valle del Caucal”.

Dra. Marcela Varona Uribe, del Laboratorio de Salud Ambiental del Instituto Nacional de Salud; Carlos Torres Rey y Rosa Isabel Patiño Flórez, del Centro de Investigaciones de la Universidad El Bosque y la Dra. Helena Groot de Restrepo, Directora de Genética de la Universidad de los Andes.

Mención Honorífica: “Aspectos bioecológicos y toxicológicos del escorpión Tityus asthenes (Pococok,1983) de Mutatá y características clínico-epidemiológicas de sus picaduras”.

Dr. Rafael Otero Patiño, y los coinvestigadores Juan Carlos Quintana Castillo, Juan Pablo Gómez Cardona, Jacqueline Barona Acevedo, Abel Díaz Cadavid, Juan Francisco Silva Díaz y Juan Carlos Gutiérrez, todos de la Corporación Académica para el Estudio de Patologías Tropicales de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia.

El Jurado congratula muy sinceramente a los médicos galardonados y los señala como modelos dignos de ser imitados para asegurar así el progreso de la ciencia médica colombiana. Así mismo felicita al resto de los concursantes por sus valiosas contribuciones, que suponen también esfuerzos considerables y muestran calidad indudable, de todo lo cual la medicina nacional debe sentirse orgullosa.

El hecho de no haber obtenido algún premio no desmerece el valor de su contribución ni puede ser obstáculo para que en el futuro sigan siendo líderes de la investigación biomédica.

A continuación presentamos el resumen de los trabajos que obtuvieron Premio en cada categoría:


1 Sesión Solemne, 5 de noviembre de 2005.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!