Incógnita de los Sueños, Comentarios Teóricos

Contenido Latente

Dr. Guillermo Sánchez Medina.

Existen varias teorías que explican y tratan de comprender la alucinación del sueño (pantalla del sueño, Lo que se ve en el sueño) (Garma, 1970): 1ª. La que depende de la regresión del pensamiento a la percepción; 2ª.,  la que depende de la relación económica, y 3ª., la basada en la teoría de la alucinación y en el funcionamiento de juicio de la realidad. Está última se sintetiza en la siguiente frase: “El sujeto soñante ve la imagen dramática de su conflicto ansioso y es incapaz de evitarlo si se despierta”, “la imagen se convierte para él en alucinación”. Existen en el sueño yuxtaposiciones de diferentes conflictos heredados, infantiles y actuales que se condensan y dramatizan. Garma estudia no sólo el texto del sueño sino que postula el porqué de la experiencia relacionada en el análisis. En el sueño uno siempre se refiere a la representación de una alucinación; para este mismo autor la satisfacción de deseos de Freud, como motor del sueño, es más el propio trabajo del sueño y no el motor del mismo; de tal manera el sueño realizaría una actividad cercana a los contenidos reprimidos.

Para Freud lo que es rechazable por las acciones musculares es interno, en cambio para Garma los conflictos de carácter traumático que tienden a ocultarse se expresan en sueños como una falsa solución; el sueño, por su parte, para este autor no realiza ninguna actividad intelectual, pues aparte de enmascarar la satisfacción de deseos, funciona como otra manera de comunicarse condigo mismo. A la vez, para este mismo autor, las primeras experiencias infantiles son reemplazadas en el análisis por la transferencia y los sueños; éstos pueden funcionar, como ya se anotó en otra parte, como resistencias. El aumento de resistencias a cierto nivel, en ocasiones, puede facilitar la transferencia y la aparición de los sueños, lo que conlleva aquello que no se ha podido comunicar en otra forma. Tanto los sueños como la transferencia misma requieren de restos diurnos; de tal manera muchos mecanismos son comunes a la transferencia y a los sueños, de suerte que uno y otro proceso y fenómeno se complementan.

No en vano hay que distinguir cómo la idea inconsciente es capaz de volverse consciente si no se establece cierta conexión con una idea preconsciente; esto, aunque ya se anotó anteriormente, es necesario explicitarlo haciendo énfasis en cómo aquello se logra por medio de la transferencia.

Así mismo la respuesta, la explicación, la interpretación, la significación de los sueños, de tal manera contempladas, van a poderse dar mejor, dentro del proceso de transferencia, contratransferencia, pero no sin quedar vacíos, lagunas, espacios que no son completamente  resueltos por el analista o por el analizado; tratar de hacerlo equivaldría a invadir todo el campo del analizado, lo cual es no sólo una falacia sino una fantasía omnipotente y omnisapiente. Con base en este punto y en algunos más es como planteo la existencia de múltiples incógnitas que surgen más allá de las establecidas en el proceso analítico y que se tratan de resolver en la interpretación de las transferencias en la situación analítica.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!