Las Glándulas Sexuales

GUILLERMO SÁNCHEZ MEDINA

Las glándulas sexuales en el hombre están constituidas por los testículos en donde existen las células intersticiales de Leydig que producen andrógenos y una pequeña cantidad de estriol. La más importante es la testosterona diez carbonos hidroxilado en el carbono 17. Su relación se realiza con la glándula suprarrenal, la próstata y aún el hígado.

La testosterona fluctúa en su producción para disminuir en la vejez. Además participa en la diferenciación sexual (genitales externos, tamaño del pene y escroto, aparición de pliegues, crecimiento de cabello, barba, bigote, vello púbico y axilar, aumento del crecimiento durante la pubertad, la voz se hace gruesa por el engrosamiento de cuerdas vocales y la actitud psíquica es agresiva y en busca del sexo opuesto). Las gónadas masculinas tienen efectos reproductores y el espermatozoide es producido en los túbulos seminíferos.

En la mujer el sistema gonadal se compone de los ovarios. El funcionamiento de los mismos y de la evolución del folículo al cuerpo luteico con producción de estradiol y progesterona en las diferentes fases folicular, ovular o fecundatoria y luteínica. Los ovarios se comunican con el útero a través de las trompas de Falopio y la prolongación de las mismas por un túbulo que llega al útero.

La producción de hormonas femeninas produce el ciclo menstrual e implica un compromiso del hipotálamo, la hipófisis, los ovarios, el endometrio, el cuello uterino y la vagina. El ciclo es de 28 días promedio y cuando se incrementan los niveles de FSH y luego LH. Si el óvulo no es fecundado, el folículo se convierte en cuerpo amarillo secretor de progesterona amarilla hasta atrofiarse. Existen otras hormonas alrededor del sistema endocrino femenino que operan en el embarazo y lactancia y también para producir el parto.

Principales Hormonas

Tabla de las principales hormonas (glándula, nombre de la hormona, sigla y estructura [proteína, polipéptido y derivados]) elaborada por el especialista A. Jácome Roca.

PRINCIPALES HORMONAS
TEJIDO GLANDULAR HORMONA SIGLA ESTRUCTURA SEGUNDO MENSAJERO
ADENOHIPÓFISIS Tirotrofina TSH Glicoproteína (201) AMPc
H. Folículo-estimulante FSH Glicoproteína (204) AMPc
Hormona Luteinizante LH Glicoproteína (204) AMPc
Prolactina PRL Proteína (198) PK
Hormona del Crecimiento HGH Proteína (191) PK
Adreno-corticotrofina ACTH Proteína (39) AMPc
NEUROHIPÓFISIS Hormona anti-diurética ADH Polipéptido (9) AMPc
Ocitocina TRH Polipéptido (9) IP3
HIPOTÁLAMO Tiro-relina GnRH Polipéptido (3)
Gonado-relina GHRH Polipéptido (10) IP3
Somato-relina CRH Poreína (40) AMPc
Córtico-relina GHR-IH Proteína (41) AMPc
Somatostatina Polipéptido (14)
Dopamina DA Derivado tirosínico
PINEAL Melatonina Derivado del triptófano
TIROIDES Tiroxina T4 Derivado tirosínico
Triyodo-tironina T3 Derivado tirosínico
Calcitonina CT Proteína (32) AMPc
PARATIROIDES Hormona paratiroidea PTH Proteína (84) AMPc
CORTEZA SUPRARRENAL
Glucocorticoides Cortisol, cortisona, corticosterona  Esteroides C 21
Mineralocorticoides Aldosterona, DOCA Esteroides C 21
Andrógenos DHEA-S Androstenediona Esteroides C 19
MÉDULA SUPRARRENAL Epinefrina E Derivado tirosínico IP3/AMPc
Nor-epinefrina NE Derivado tirosínico IP3/AMPc
FOLÍCULO OVÁRICO Estradiol E2 Esteroide C 18
PLACENTA Estriol E3 Esteroide C 18
ADIPOCITO Estrona E1 Esteroide C 18
CUERPO LÚTEO, PLACENTA Progesterona P Esteroide C 21
TROFOBLASTO, PLACENTA Gonadotropina coriónica HCG Glicoproteína (237)
TESTÍCULO Testosterona T Esteroide C 18
ISLOTES DE LANGERHANS Insulina (Células beta) Proteína (51) PK
Glucagón (Células alfa) Proteína (29) AMPc
Somatostatina (Células delta) Proteína (28)
RIÑON Eritropoyetina EPO Proteína (166) PK
Calcitriol 1,alfa,D3 Derivado esteroide
PIEL 7-dehidro-colesterol Provit.D3 Derivado esteroide
TEJIDO
GLANDULAR
HORMONA SIGLA ESTRUCTURA SEGUNDO MENSAJERO
CORAZÓN Péptido auricular natriurético ANP Proteína (28, 32) GMPc
ESTÓMAGO E INTESTINO Gastrina Polipéptido (14) AMPc
Secretina Proteína (27)
Colescistoquinina CCK Polipéptido (8)
Somatostatina Proteína (28)
Neuropéptido Y Proteína (36) NPY
Gh-relina Gh-RH Proteína (28) IP3
PYY3-36 Proteína (34)
Factor insulino-símil de crecimiento-1 IGF-1 Proteína (70) PK
HIGADO Angiotesinógeno Proteína
Trombopoyetina Proteína (332)
ADIPOCITO Leptina Proteína

Tabla No. 4. Principales Hormonas. Ref: tomado de Jácome Roca A., (2005).
“Fisiología Endocrina”, Academia Nacional de Medicina, pág. 15-16.

Neurobiogenética

Energía Química y Física. Traducción e Interpretación de Señales.

Desde el punto de vista de la biología, nos preguntamos, ¿cómo se fraguó el programa genético y qué probabilidad e improbabilidad existe en una u otra determinación?.

La respuesta es que en el proceso evolutivo existe la tendencia a una ordenación y a una organización creciente, pero al mismo tiempo se produce un desorden y he ahí la complejidad de la misma (organización). Es por esto por lo que del caos nace el principio del orden, pues los estados caóticos aunque pueden prolongarse no son eternos; es decir, no todo es caótico. La prueba es que hay otro (s) orden (es). He ahí un punto de entendimiento sobre los sistemas vivos de acuerdo con el segundo principio de la termodinámica 70.

Es así también como se entiende la biología molecular con sus mecanismos moleculares provenientes de la herencia y ésta de la evolución regida por diferentes procesos y no por una causalidad extraña sino por un determinismo en donde también participa el azar.

El Premio Nobel de Medicina 1965, Jacques Monod, desarrolló los fundamentos de la biología molecular y con ello también se intentó entender el desarrollo de los programas genéticos preestablecidos y también determinados por una serie de factores pertenecientes a los atractores fijos o periódicos o extraños para producir ordenaciones 71.

El lector se preguntará nuevamente de aquí en adelante, el por qué en este escrito no siempre se es tan explícito en muchas particularidades del funcionamiento de la neurobiogenética, de la psicología y la dinámica psicoanalítica, o de los factores sociológicos y culturales o de la física newtoniana o la cuántica ondulatoria.

Esta posición se basa en que el objetivo está dirigido a hacer conocer estos conceptos a un amplio espectro de lectores, desde los más avezados especialistas científicos endrocrinológicos, físicos hasta los biólogos moleculares, psicólogos y psicoanalistas sin entrar en particularidades específicas de estas dos últimas especialidades.

Cada uno podrá entender con sus propios conocimientos o limitaciones, pero a la vez, con la curiosidad y deseo de una mayor profundización en el conocimiento de los fenómenos humanos. No tratan estos textos de ser profundos o exhaustivos de la biología, ni del psicoanálisis, ni de la psicología o de la física clásica o la cuántica; sin embargo el lector estudioso, tendrá que ir a consultar aquellos textos especializados, puesto que aquí sólo menciono lo obvio de cada disciplina, lo que no significa descartar un estudio cuidadoso y esencial de distintas ciencias sin esperar o pretender llegar a la especialización de cada uno de los modelos que estudian las temáticas cerebro-mente” y “estrés.

El Cerebro

Conocemos cómo el cerebro puede compararse o analogarse a la cibernética y cómo en realidad pertenece a todo un sistema bioeléctrico estudiado por la neurociencia y en donde se entiende que el cerebro funciona por circuitos reverberantes.

De la misma manera, las células nerviosas contienen cantidades de polinucleicos tipo de ribosas y proteínas, fosfatos, hidroxilos, átomos de sodio, potasio, calcio y otros para interactuar intra y extracelularmente con interacciones micro y macromoleculares y que incluye no solo la conformación de los microtúbulos con los microfilamentos de actina y tubulina, y filamentos intermedios, de tal forma se establece toda una red además del citoesqueleto.

Entendamos que la neurona, como sus dendritas tiene su formación química y cuántica que organizan funciones en los receptores, a la vez que se realiza la distribución, transmisión, modulación y fijación en los canales, y así patrones de interacción con asociaciones y disociaciones. Así también se presenta la proteína “tau” que modula la interacción entre elementos del citoesqueleto de células neuronales y no neuronales. Aquí entramos en un campo de investigación amplia de la biología molecular cuántica que construye el puente o relación entre soma y función 72.

Es así como concebimos las acciones (intra e intersistémicamente, a diferentes niveles, como el de los sistemas complejos, produciéndose así distintas acciones) o funciones específicas vitales en la morfogénesis y en los procesos de diferenciación.

Volviendo a las proteínas, entendamos cómo estas son consumidas en la actividad motora y el estímulo sensorial. Si el estímulo aumenta en intensidad, el desarrollo no se puede realizar apropiadamente y las proteínas y nucleótidos disminuyen. Actualmente se realizan investigaciones de las nuevas sustancias provenientes de las proteínas y que hacen parte del funcionamiento mental y obviamente de los centros del sistema nervioso central (corteza, amígdala, tálamo, hipotálamo, sistema límbico y cerebelo).


70 Se refiere a que en el intercambio de calor entre un sistema y sus alrededores se produce un equilibrio; para que haya un intercambio de calor se debe producir un trabajo (energía transferida mecánicamente); el trabajo se convierte en calor y a mayor calor, mayor “entropía” que es la medida de desorden.
71 Monod J., (2000). “El azar y la necesidad”. Ensayo sobre la filosofía natural de la biología moderna. Turquets Editores, S.A., Barcelona-España.
72Maccioni, Ricardo., (2006). “Bases moleculares de la arquitectura y morfogénesis celular” ¿Cómo se organiza el citoplasma celular y cómo se genera la forma en una célula viva?, Cátedra presidencial en ciencia. Laboratorio de Biología Celular y Molecular. Departamento de Biología, Facultad de Ciencias. Universidad de Chile. www.uchile.cl/facultades/ciencias/maccioni.htm

1 COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!