Promoción y Prevención: Una Responsabilidad Ineludible

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Introducción
todoensalud-grisDoctor Alvaro Monterrosa Castro
Médico. Especialista en Infertildad,
Ginecología y Obstetricia

 

 

 

 

 

La felicidad no es
una estación a la que se llega,
sino una forma de viajar.
Anónimo.

Promocionar la conservación de la salud, debe ser una de las estrategias más importantes a desarrollar en todas las esferas de la atención en salud. Las autoridades sanitarias, los entes públicos y privados del área de la salud, así como otros sectores sociales y productivos, haciendo alusión especialmente al educativo y al de las comunicaciones sociales, juegan un papel fundamental en la génesis, difusión, desarrollo, aplicación, evaluación y conservación de estrategias y políticas puntuales que conlleven a que la población adquiera hábitos que fomenten los estilos de vida saludable.

Con la promoción de la salud se busca que los individuos, que la familia como núcleo central y generador de bienestar para toda la sociedad, que la comunidad en pleno y a diario, identifiquen de una forma temprana y oportuna todas aquellas circunstancias, eventos y comportamientos que modifican negativamente, ya sea desde el nivel biológico, psicológico o ambiental, el entorno saludable.

El médico y los demás profesionales de la salud desde su instancia personal, y también grupal, deben ir mucho más allá de la simple y superficial actividad curativa de los enfermos. Las ciencias de la salud, enseñadas y ejercidas sólo teniendo como centro de atención al enfermo, es cosa del pasado, y es mucho más costosa. Para el presente, la fundamentación teórica y practica de las ciencias de la salud, deben estar enfocadas en generar y conservar un estado saludable en la comunidad. La prevención ahorra costos, malos ratos y sufrimientos a los pacientes y a sus familias. La enfermedad además de generar deterioro de la salud a la persona, también conlleva a la pérdida de la tranquilidad familiar, repercute negativamente en el desarrollo de la comunidad y contribuye en gran forma a frenar los proyectos de desarrollo de toda la colectividad.

Hoy día muchas enfermedades pueden ser prevenidas. Sin dudas las medidas a ser tomadas, involucran a la continua y constante generación de conciencia, de la responsabilidad personal y familiar que todos tenemos en la prevención de las enfermedades. El desarrollo de las ciencias y la tecnología de los últimos años, a llevado a que los servicios de atención en salud, dispongan de herramientas valiosas para la prevención de muchas enfermedades. Debe ser prioridad el manejo ambiental y la creación y facilitación de unas condiciones higiénicas personales y de vivienda. No obstante, mucho más allá de los que los médicos y las instituciones de salud puedan hacer, la prevención debe comenzar siendo un accionar y una costumbre propia que involucre al individuo mismo. Por tanto la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades no pueden ser colocadas en el contexto adecuado, si no se generan acciones de información y educación en salud a la comunidad. Son el médico y el profesional de la salud, los llamados en primera instancia a ejercer una eficiente labor de información y educación en salud a su comunidad. Dicha educación en salud, debe llegar sin restricciones, con el apoyo de los medios masivos de comunicación, a toda la población, y generada sin tener en cuenta distingos de clase, niveles sociales, económicos y culturales.

Todos, desde nuestra propia perspectiva laboral y de vivencia, tenemos la responsabilidad ciudadana de exigir y hacer cumplir las acciones presentes en las normas que señalan que los programas distinguidos de forma prioritaria como de P y P, promoción y prevención, dejen de ser letra muerta plasmada en planes distantes o secundarios, no puestos en práctica por las empresas promotoras de salud o por las instituciones prestadoras de salud, del sector de salud público o privado.

La promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, debe buscar que la comunidad participe haciendo presente sus dudas, para de esa forma romper eficientemente los mitos y las falsas creencias, circunstancias que alejan a las personas de las aciones científicamente válidas. La promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, debe llevar al profesional de la salud, a encontrarse con su comunidad en un mismo nivel, a compartir las vivencias y ansiedades, a conocer las limitaciones cotidianas para plantear entonces de manera coherente unas estrategias y medidas que causen impacto favorable desde el punto de vista social y humano. El proyecto personal, TODO EN SALUD, en su formato de programa de televisión, realizado en vivo y con participación ciudadana, así como en ésta su versión escrita, que viene a ser la memoria perdurable de lo anterior, y presentada a ustedes en éste primer volumen, denominado PRIORIDADES SALUDABLES, el cual es el inicial de una serie de volúmenes que sólo el tiempo y las circunstancias señalarán cuántos son, está definitivamente inscrito en la visión conceptual, en el pensamiento y en la proyección que a su manera de ver y sentir, tiene el autor de lo que es la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. Sean todos bienvenidos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!