Enfermedad Diarreica en Niños: Su Verdadero Impacto

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Capítulo SieteTodo en SaludInvitado
Doctor Rodrigo De Vivero Camacho
Médico Pediatra Gastroenterólogo

Los grandes pensamientos,
son como las grandes acciones,
no necesitan trompetas.
James M Bailey.

Los cuadros de diarrea en los niños, son frecuente causa de pérdida de la salud.

Son muy diversas las condiciones que llevan a que los niños presenten enfermedades diarreicas.

Los cuadros pueden ser agudos, respondiendo a la llegada y colonización del tubo digestivo por gérmenes nocivos. Los cuadros de diarreas pueden ser crónicos, con evoluciones de meses.

Siempre en el episodio agudo existirá la potencialidad de la deshidratación con la consiguiente alteración del equilibro entre el agua y los electrolitos dentro del organismo del pequeño paciente.

Todavía los cuadros de diarreas agudas se asocian a muchos casos de muerte, sobre todo cuando se atrasa la atención en salud. Los cuadros de diarreas crónica suelen generar estado de desnutrición antes la pérdida de nutrientes importantes.

La adecuada restitución del agua y de los electrolitos, es estrategia central del tratamiento de la diarrea, y debe realizarse inmediatamente se presenta el cuadro. El tratamiento especifico realizado por profesionales del área de la salud, es acto médico que no da espera. Doctor Rodrigo de Vivero Camacho, muchas gracias por estar en TODO EN SALUD.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cuál es el impacto que la enfermedad diarreica produce en la población infantil?

Dr. De Vivero:

La enfermedad diarreica aguda ha sido y, desafortunadamente, será siempre un problema serio de salud pública en países en vías de desarrollo como Colombia y toda Latinoamérica.

La población que suele ser más afectada son los niños, sobre todo aquellos que son menores de cinco años.

Con el desarrollo del conocimiento que llevó al pleno entendimiento del manejo adecuado de los líquidos y electrolitos, y de las importantes campañas masivas de educación comunitaria, donde se ha enfatizado la importancia del uso temprano de la solución de rehabilitación oral, los casos de muerte infantil por diarrea han disminuido en forma importante en los últimos veinte años.

Pero no hay una disminución en los casos de diarrea que se presentan. Este número elevado de casos van a persistir mientras las condiciones de saneamiento ambiental y las condiciones de vida de la población no se mejoren.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cuáles los factores de riesgo que condicionan a algunos niños para que hagan cuadros de enfermedad diarreica aguda?

Dr. De Vivero:

Hay varios factores de riesgo. Uno de ellos es la misma edad del niño. Entre menor sea su edad, es mayor la falta de maduración Inmunológica, con lo cual es más susceptible a estas infecciones e incluso a que sean más serias.

Otro factor de riesgo es la desnutrición, siendo factor importantísimo sobre todo para casos graves y para los casos prolongados de diarrea. Los cuadros de diarrea, van de la mano con las condiciones sociales, como: la falta de servicios básicos como el agua potable, el alcantarillado, la recolección de basuras, etc.

A esto se suman los factores higiénicos propios de la persona, así como los factores de educación. Todas estas circunstancias se suman y hacen que la diarrea se convierta en un problema serio en nuestro medio.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cuáles son las recomendaciones fundamentales para prevenir la deshidratación cuando un niño tiene diarrea.?

Dr. De Vivero:

Una de las principales causas de deshidratación en niños, es la diarrea. Para poder prevenir la deshidratación, lo primero es conocerla. Hay que saber reconocer los signos de deshidratación en los niños.

Es fundamental que todo el personal de salud e incluso que todas las personas que están a cargo de los niños, sepan cuando un niño se está deshidratando. Es importante conocer que si el niño pequeño tiene la fontanela mayor de la cabeza deprimida, se encuentra deshidratado.

Es necesario precisar que la comunidad conoce la fontanela mayor como la moyera. Son signos importantes de deshidratación: cuando el niño llora y no le salen lágrimas, si mantiene la boca y la piel seca, si los ojos se observan hundidos, si los ojos se observan secos y si lleva un rato mayor de lo normal sin orinar.

También es signo de deshidratación si el niño manifiesta tener mucha sed. Es lo ideal no esperar que estos signos se presenten, de manera que antes que los primeros signos aparezcan, debe empezarse una terapia oral de hidratación.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Qué medidas se deben tomar en el hogar, apenas se instalan los cuadros agudos de diarrea?

Dr. De Vivero:

Las medidas deben estar dirigidas a prevenir o corregir la deshidratación. También es bueno señalar y puntualizar que no todos los signos de deshidratación aparecen al mismo tiempo.

Inicialmente los ojos se ven un poco hundidos, empiezan paulatinamente a desaparecer las lágrimas, la boca se va haciendo cada vez más y más seca y posteriormente empiezan a aparecer cuadros sugestivos de otras complicaciones graves. Para retener un poco de liquido y electrolitos, los riñones dejan de funcionar y por tanto el niño deja de orinar.

Pero este mecanismo que al principio es de defensa ya que trata de conservar líquidos orgánicos, pronto se convierte en una nueva acción perjudicial puesto que las sustancias de desecho no son eliminadas y se corre el riesgo de producirse falla renal, con daño severo de las células renales.

Al acumularse estas sustancias de desecho en la sangre y en los tejidos del niño, el pequeño se puede tornar soñoliento, o muy irritable, pudiendo presentar cambios de conducta o incluso convulsiones. La administración de líquidos y electrolitos por vía oral para hidratación es la medida fundamental.

Este líquido que contiene agua y electrolitos equilibrados se consigue comercialmente en frascos de 500 centímetros. Si no se dispone del producto farmacéutico elaborado, se puede preparar en casa y es el denominado Suero casero, que se puede preparar con agua, una cucharada sopera de azúcar y una cucharada tintera de sal.

El suero oral prontamente administrado, cuando un niño inicia diarrea, va a impedir la deshidratación y va a disminuir los estado de enfermedad y en definitiva a prevenir la muerte del niño. En todos los casos, una vez tomadas las medidas caseras, debe el niño ser llevado a un profesional de la medicina, para su valoración y toma de decisiones de otras pautas a seguir.

En resumen pronto hay que empezar a suplir la pérdida de líquidos. Si el niño todavía no presenta signos de deshidratación, se pueden ofrecer líquidos normales y la dieta normal a la cual está el niño acostumbrado. En caso de persistir la pérdida de líquidos por la diarrea, debe reponerse con soluciones de hidratación oral.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cuántas deposiciones diarréicas son necesarias para que un niño presente deshidratación?

Dr. De Vivero:

En general se habla de enfermedad diarreica cuando se presentan más de tres deposiciones líquidas en un período de veinticuatro horas. Todas las diarreas no se comportan iguales, hay diarreas que llamamos colíticas en donde la pérdida de líquido es poca.

En estos casos se necesita que se presenten muchas deposiciones para llevar a un niño a deshidratación. En otros casos como en el cólera por ejemplo, las pérdidas son excesivas, abundantes y un niño con una o dos de éstas deposiciones puede comenzar a presentar signos de deshidratación.

Pregunta de la Televidente, Rosa Gisela Calvo, del barrio San Diego:

Mi bebé tiene 10 meses y ha sufrido dos veces diarreas bacterianas. Una a los dos meses y la otra a los nueve meses. Lo mantengo en condiciones higiénicas óptimas. ¿Qué explicaciones tiene esto?

Dr. De Vivero:

Realmente su caso está en lo esperado. Para nuestro medio se estima que los niños pueden tener entre dos o tres episodios de diarreas al año, sin que ello signifique que no hay higiene general ni que el niño tenga un estado de inmunodeficiencia. Básicamente eso refleja algún defecto en la higiene del niño en un momento dado, sin que signifique que no hay higiene general.

Todas las infecciones intestinales empiezan por vía oral, y las bacterias en su mayoría se excretan a través de las deposiciones. Es posible que en algún momento hubo alguna falla en el cuidado del niño, presentándose contaminación de la alimentación o de algún objeto.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cuándo un niño presenta diarrea, debe suspendérsele la lactancia materna?

Dr. De Vivero:

Con la leche materna puede ocurrir varias cosas que deben conocer siempre las madres. El niño que esta recibiendo exclusivamente leche materna, tiende a tener unas deposiciones más flojas que la de otros niños, porque la leche de la madre tiene mucha más lactosa, incluso que la leche de vaca.

Por eso con mucha frecuencia vemos en algunos exámenes de laboratorio, la presencia de azúcares reductores en un niño que está tomando leche materna. Ello no es indicación para suspender el seno, en realidad nunca se debe suspender la leche materna y menos durante un episodio diarreico. Está demostrado que la mejor forma de prevenir la diarrea es alimentar al niño con leche materna el mayor tiempo posible.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Puede un cuadro de enfermedad diarreica, llevar a condiciones de desnutrición o a la muerte?

Dr. De Vivero:

La diarrea es una causa importante de muerte en niños. En episodios repetidos de diarreas, en diarreas crónicas con severas repercusiones en la parte nutricional o ante la suspensión total o parcial de la alimentación con el pretexto de tratar la diarrea, se puede llegar lógicamente a estados de desnutrición. Pero definitivamente la condición más temible de la enfermedad diarreica es la deshidratación, la cual puede rápidamente llevar a la muerte.

Pregunta Dr. Monterrosa:

Es costumbre suspender la alimentación normal a los niños con diarreas. ¿Esta medida es apropiada?

Dr. De Vivero:

El niño que está con diarrea debe continuar con su alimentación normal. Lógicamente, siempre y cuando la alimentación sea óptima y adecuada. Uno de los pilares fundamentales en el manejo de la diarrea, es continuar con la alimentación que venía recibiendo el niño. Es importante ofrecer un poco más de líquido y en ningún momento en primera instancia cambiar las fórmulas lácteas a fórmulas especiales. Se ha demostrado que los niños con diarrea están en condiciones de tolerar la alimentación que venían recibiendo. Muchos de estos problemas diarreicos son transitorios, y manteniendo la hidratación, los niños se van a recuperar completamente.

Pregunta de una televidente:

Mi hija presenta deposiciones frecuentes muy blandas que a veces se vuelven líquidas. Ello se ha hecho persistente durante mucho tiempo. ¿Será normal, y si no es normal, qué acción debo tomar?

Dr. De Vivero:

En los niños que presentan deposiciones blandas que cursan durante mucho tiempo existen tres posibilidades. Primera, que el niño se esté infectando frecuentemente, y por tanto sean varios los episodios de diarrea aguda.

Segunda, en los pacientes con diarrea crónica, en donde hay una enfermedad intestinal de base, por ejemplo la Fibrosis Quística o las Enfermedades Inflamatorias Intestinales, que son entidades que deben estudiarse y manejarse.

Tercero, los niños pequeños que tienen algún trastorno emotivo de base, lo cual viene a ser el equivalente del síndrome de intestino irritable en el adulto, en donde el pequeño paciente presenta varias deposiciones al día, blandas muchas veces, con moco o restos de comida, pero el estado general del niño se mantiene en forma normal desde el punto de vista nutricional. Entonces, en su hija estas tres posibilidades hay que investigarlas.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Qué podemos recomendarle a la comunidad para prevenir la infección y por tanto las diarreas por amebas?

Dr. De Vivero:

Con la amebas ocurre generalmente un sobre diagnóstico. Debemos recordar que somos un país, con unas condiciones sanitarias que no son las mejores para más del 30% de la población.

Muchas personas, adultas y niños pueden tener amebas en su intestino, sin que necesariamente les esté produciendo infección. Es muy frecuente que en cualquier examen Coprológico, aparezcan unos quistes de amebas y se traten erróneamente como amebiasis, y son los pacientes que reciben varios ciclos de manejo contra las amebas, sin tener respuesta adecuada.

Sin embargo hay cuadros característicos, y son diarreas o episodios de disentería amebiana, presentándose cuadros diarreicos agudos, con presencia de cólicos intensos que se acompañan de deposiciones con moco y con presencia de sangre.

La mejor forma de prevenir la infección por amebas, es el buen lavado de manos. Todas las personas, una vez hecha sus deposiciones o sus necesidades fisiológicas, deben exhaus-tivamente realizar el lavado de manos con agua y jabón.

Es importante el lavado adecuado de todos los utensilios: teteros, cepillos, chupos, y en general todo lo que va a estar finalmente, en contacto con el niño. Cuando el niño está con diarrea es importante que los pañales sucios sean eliminados rápidamente y los de tela adecuadamente lavados. El proceso de la higiene debe estar acompañada de un buen lavado de manos.

Es importante hervir el agua, tener cuidado con la conservación y la manipulación de los alimentos. Unas buenas medidas de higiene son las más importantes estrategias para prevenir enfermedades como la amebiasis, y para prevenir los cuadros diarreicos agudos y la deshidratación.

Pregunta de Josefa Pedroza, desde Villa Sandra:

¿Cómo podemos en casa utilizar la hidratación para prevenir la deshidratación en el niño?

Dr. De Vivero:

Definitivamente el suero oral, el suero casero o las sales de rehabilitación oral, se han considerado el invento médico mas importante del siglo pasado, puesto que ha contribuido a disminuir en forma importante, la mortalidad de los niños con diarrea. Hay varias formas de administrar el suero. Esto ya lo habíamos señalado hace poco, pero por su importancia repeti-remos.

Una de las formas conocidas de suero, son las que ya vienen listas, tienen como ventaja el ser higiénicos, no hay que estar calentando ni hirviendo agua ni usando los utensilios de la cocina. La otra forma de utilizar el suero, es prepararlo en casa, con todas las limitaciones que ello conlleva.

Recordemos que se prepara con agua, azúcar y sal. En un litro de agua hervida, unas cuatro cucharadas soperas de azúcar, una pequeña de sal, y de esa manera hacemos un suero fisiológico adecuado para prevenir la deshidratación.

Pregunta el televidente, Alberto Romero, desde el barrio Olaya Herrera:

¿Estos sueros que se consiguen en el comercio con diferentes sabores son recomendables para los niños?

Dr. De Vivero:

Los sueros que se consiguen con el comercio tienen una preparación adecuada. La Industria Farmacéutica le ha colocado diferentes sabores y colores para mejorar la tolerancia de los niños. Esa es la desventaja del suero casero, el preparado en casa con agua, azúcar y sal, que el sabor suele ser poco aceptado por algunos niños. Una recomendación importante a tener en cuenta es la concentración de sodio.

Ella debe estar inscrita en la etiqueta y debe ser de 45 miliequivalentes de sodio por litro. Se ha visto que las soluciones que tienen menos de esta cantidad, pueden prolongar un poco más el cuadro de diarrea, y no corregir la deshidratación de una forma adecuada.

De todos modos respecto al suero oral, hay que recordar que el suero no es un antidiarreico, ni es un alimento. Si el niño recibe suero todo el día, no podemos olvidar la alimentación.

El suero tiene como objetivo, suplir las pérdidas de líquido y electrolitos que pierde el niño en el momento de la deposición, y nunca es reconstituyente ni alimento.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

Se encuentran en el comercio, en supermercados e incluso en las calles, preparados hidratantes con electrolitos dirigidos a los deportistas y a las personas que hacen ejercicio. ¿Pueden ser adecuados para los niños que presentan diarrea?

Dr. De Vivero:

De ninguna manera. Estos sueros están totalmente contraindicados para los niños que tienen diarrea, porque las concentraciones que tienen de sal y de azúcar son inadecuadas para las pérdidas que se están dando a nivel intestinal. Estas bebidas están hechas para deportistas que están teniendo pérdidas por piel, que son diferentes a las que se pierden en un cuadro de diarrea.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

Los medicamentos denominados antidiarréicos pueden ser administrados libremente por los padres, cuando el niño presente diarrea?

Dr. De Vivero:

No. Nunca los padres deben medicar a sus hijos, pero ello es una situación bastante frecuente. Es importante señalar que el 90% de los cuadros de diarrea son auto – limitados, es decir, van a curar espontáneamente, siempre y cuando se mantenga una hidratación adecuada.

El uso de antidiarreicos, sustancias que frenan los movimientos del intestino, que aparentemente mejoran la consistencia de las deposiciones, no tiene indicación y en algunas circunstancias pueden ser peligrosos para la salud del niño. Cuando un menor presenta un cuadro de diarrea, el médico debe tratar de identificar la causa involucrada y realizar el manejo especifico.

Para la familia lo más importante, es ese su accionar desde el mismo comienzo del cuadro diarreico, el ayudar a preservar el estado de hidratación.

Pregunta del Dr. Monterrosa:

Muy frecuentemente las madres, los dependientes de droguerías e incluso médicos recurren a los antibióticos, sobre todo a la Ampicilina, desde el comienzo de la diarrea. ¿Es ello adecuado?.

Dr. De Vivero:

Es totalmente inadecuado. Ya había señalado que nunca los padres debiesen medicar a sus hijos, pero ello es una situación bastante frecuente que en algunas ocasiones lleva a que se agraven las patologías. Los dependientes de las droguerías tampoco debiesen formular ni cambiar las formulaciones médicas.

El uso de antibióticos no está indicado masivamente en el manejo de la diarrea. Hay casos concretos, como son los proceso infeccioso intestinales, donde el uso correcto de los antibióticos es indispensable.

Hay pruebas de laboratorios que nos permiten identificar entre todo un grupo de niños con diarreas, cuales son los que tienen diarreas bacterianas, sólo ellos deben recibir antibióticos. La gran mayoría de las diarreas en los niños, son de causa viral. En las diarreas por virus nunca deben administrarse antibióticos.

Pregunta de un televidente:

¿Qué es una gastroenteritis y qué precauciones se deben tomar?

Dr. De Vivero:

La gastroenteritis o gastro, es la misma enfermedad diarreica aguda. Es una infección severa a nivel del tubo digestivo, y las precauciones son las mismas que hemos venido señalando. Es importante mantener la adecuada hidratación del niño afectado. Es fundamental para evitar los cuadros repetidos: la adecuada higiene, y una puntualización importante desde el punto de vista nutricional. (Lea También: Desmitificando la Menopausia)

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Qué deben hacer los padres cuando los niños con diarrea realizan vómitos e incluso vomitan el suero oral?

Dr. De Vivero:

El vómito es la principal limitación para hacer hidratación oral, sin embargo es frecuente que el niño, cuando se le inicie el suero oral, empiece a vomitar por su sabor poco tolerado. Mas existen estrategias, una es dárselo en muy pequeñas porciones, una cucharadita cada tres o cinco minutos, y esperar que el niño poco a poco lo vaya tolerando. Definitivamente si el niño persiste con el vomito se debe evitar el uso de medicamentos, la aplicación de inyecciones, y lo mas prudente es acudir a un Centro de Atención en Salud, o consultar con el médico, ya que puede ser necesario la aplicación de líquidos y electrolitos por vía intravenosa.

Pregunta, Blanca Muñoz, del barrio Zaragocilla:

Tengo una niña de un año, me han dicho varias veces que tiene amebiasis, pero no mejora de las diarreas. ¿Qué debo hacer?

Dr. De Vivero:

Hay que hacer una evaluación a su niña para ver en que condiciones está, y precisar si realmente las características de las diarreas corresponden a la amebiasis. Hay que revisar exhaustivamente como está la alimentación, porque muchas veces las diarreas se perpetúan por malas técnicas en la alimentación. Una dieta a base de sólo líquidos hace que definitivamente las deposiciones no mejoren.

Pregunta Dr. Monterrosa:

¿Cuáles son las causas de la diarrea crónica?

Dr. De Vivero:

La diarrea crónica generalmente tiene una enfermedad de base, como ya habíamos señalado. Cuando una diarrea aguda no se resuelve en un lapso de dos semanas, evoluciona a lo que se llama una diarrea persistente, en donde el problema es en definitiva multifactorial. Generalmente hay déficit en los mecanismos de absorción intestinal, hay alteraciones estructurales de las células intestinales con la presencia de intolerancia a algunos alimentos y se presentan infecciones bacterianas múltiples. Estos pequeños pacientes necesitan siempre un enfoque terapéutico diferente.

Ver Más sobre Todo en Salud

Pregunta la Televidente, Viviana Malo:

¿Cómo identificar una diarrea viral?

Dr. De Vivero:

Los virus son la principal causa de las diarreas. En la diarrea viral, las deposiciones generalmente son muy liquidas, relativamente abundantes, producen mucho gas y el olor es ácido.

Este es un punto que hay que tener en cuenta, ya que a los niños se les quema la región alrededor del ano, y la aplicación local de antiácidos puede ser de gran ayuda. Es común que las diarreas causadas por virus sean abundantes y muy frecuentes, por eso es importante aplicar tempranamente las medidas de hidratación que se han señalado.

En las otras diarreas, en las que se encuentra presente moco y sangre, que son de moderado a escaso volumen, y por tanto con menor riesgo de deshidratación, se requiere el uso de medicamento específicos usualmente para combatir infección. En estos casos también existen posibilidades de complicaciones

Pregunta la televidente, Shirly, desde el barrio Manga:

¿Es peligroso que un niño con diarrea presente fiebre?

Dr. De vivero:

La mayoría de las diarreas son infecciones, y como tal con mucha frecuencia cursan con episodios de fiebre. El manejo de la fiebre se realiza con medidas para disminuir la temperatura, como colocar al niño en medios muy bien ventilados, evitar mantenerlo abrigado, colocarlo en agua al clima e incluso se puede recurrir a los medicamentos cotidianos que son antipiréticos como el Acetaminofen o la Aspirina. Se debe evitar que la temperatura aumente mucho en los niños por el riesgo de convulsiones

Pregunta del Dr. Monterrosa:

¿Cómo puede identificarse si un niño presenta cólera?

Dr. De Vivero:

El cólera es una enfermedad infecciosa, causada por una bacteria que coloniza los intestinos. Se produce una diarrea muy abundante y frecuente que suele ser de inicio súbito, acompañada de vómitos, dolor abdominal leve tipo cólico, calambres musculares, sensación de debilidad y rápida instalación de deshidratación. Si no se realiza tratamiento oportuno puede producirse la muerte.

Mensaje final:

No hay vacuna para prevenir las diarreas. No hay vacunas específicas contra algunas de las infecciones que causan las diarreas. Es importante tener presente que todos los siguientes factores aumentan las posibilidades de diarreas en niños.

Los malos hábitos de higiene, al no lavar las manos después de hacer deposiciones, antes de comer y antes de preparar los alimentos. Administrar agua o leche sin hervir.

El uso de biberones, chupos o utensilios mal aseados. Administrar a los niños alimentos en mal estado, o que hayan estado en contacto con moscas o roedores. Presencia de condiciones higiénicas deficientes en las viviendas.

La falta de agua potable. La falta de un sistema adecuado para eliminación de las basuras. El contacto directo con personas afectadas de diarrea.

La falta de lactancia materna. El insuficiente lavado de verduras y frutas antes de consumirlas. En definitiva una de las estrategias importantes para prevenir la diarrea es mejorar las condiciones sanitarias de toda la población.

Las autoridades todas deben desarrollar planes y aunar esfuerzos y recursos para que toda la población pueda tener unas condiciones de higiene óptimas, donde el agua se mantenga pura y potable, donde el manejo de basuras y desechos no cause contaminación de los entornos. En Colombia, la diarrea es una importante causa de muerte en niños menores de cinco años de edad.

Ello se puede prevenir y todos estamos comprometidos con ese hecho. Gracias Doctor Rodrigo De Vivero por haber aceptado la invitación a estar en TODO EN SALUD.

Ver más Temas de Medicina, CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!