Enfermedad Diarreica en niños: Su verdadero impacto

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Capítulo Siete

todoensalud-grisInvitado
Doctor Rodrigo De Vivero Camacho
Médico Pediatra Gastroenterólogo

Los grandes pensamientos,
son como las grandes acciones,
no necesitan trompetas.
James M Bailey.

Los cuadros de diarrea en los niños, son frecuente causa de pérdida de la salud. Son muy diversas las condiciones que llevan a que los niños presenten enfermedades diarreicas.

Los cuadros pueden ser agudos, respondiendo a la llegada y colonización del tubo digestivo por gérmenes nocivos. Los cuadros de diarreas pueden ser crónicos, con evoluciones de meses.

Siempre en el episodio agudo existirá la potencialidad de la deshidratación con la consiguiente alteración del equilibro entre el agua y los electrolitos dentro del organismo del pequeño paciente.

Todavía los cuadros de diarreas agudas se asocian a muchos casos de muerte, sobre todo cuando se atrasa la atención en salud. Los cuadros de diarreas crónica suelen generar estado de desnutrición antes la pérdida de nutrientes importantes.

La adecuada restitución del agua y de los electrolitos, es estrategia central del tratamiento de la diarrea, y debe realizarse inmediatamente se presenta el cuadro. El tratamiento especifico realizado por profesionales del área de la salud, es acto médico que no da espera. Doctor Rodrigo de Vivero Camacho, muchas gracias por estar en TODO EN SALUD.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuál es el impacto que la enfermedad diarreica produce en la población infantil?

Dr. De Vivero: La enfermedad diarreica aguda ha sido y, desafortunadamente, será siempre un problema serio de salud pública en países en vías de desarrollo como Colombia y toda Latinoamérica.

La población que suele ser más afectada son los niños, sobre todo aquellos que son menores de cinco años.

Con el desarrollo del conocimiento que llevó al pleno entendimiento del manejo adecuado de los líquidos y electrolitos, y de las importantes campañas masivas de educación comunitaria, donde se ha enfatizado la importancia del uso temprano de la solución de rehabilitación oral, los casos de muerte infantil por diarrea han disminuido en forma importante en los últimos veinte años.

Pero no hay una disminución en los casos de diarrea que se presentan. Este número elevado de casos van a persistir mientras las condiciones de saneamiento ambiental y las condiciones de vida de la población no se mejoren.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuáles los factores de riesgo que condicionan a algunos niños para que hagan cuadros de enfermedad diarreica aguda?

Dr. De Vivero: Hay varios factores de riesgo. Uno de ellos es la misma edad del niño. Entre menor sea su edad, es mayor la falta de maduración Inmunológica, con lo cual es más susceptible a estas infecciones e incluso a que sean más serias.

Otro factor de riesgo es la desnutrición, siendo factor importantísimo sobre todo para casos graves y para los casos prolongados de diarrea. Los cuadros de diarrea, van de la mano con las condiciones sociales, como: la falta de servicios básicos como el agua potable, el alcantarillado, la recolección de basuras, etc.

A esto se suman los factores higiénicos propios de la persona, así como los factores de educación. Todas estas circunstancias se suman y hacen que la diarrea se convierta en un problema serio en nuestro medio.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuáles son las recomendaciones fundamentales para prevenir la deshidratación cuando un niño tiene diarrea.?

Dr. De Vivero: Una de las principales causas de deshidratación en niños, es la diarrea. Para poder prevenir la deshidratación, lo primero es conocerla. Hay que saber reconocer los signos de deshidratación en los niños.

Es fundamental que todo el personal de salud e incluso que todas las personas que están a cargo de los niños, sepan cuando un niño se está deshidratando. Es importante conocer que si el niño pequeño tiene la fontanela mayor de la cabeza deprimida, se encuentra deshidratado.

Es necesario precisar que la comunidad conoce la fontanela mayor como la moyera. Son signos importantes de deshidratación: cuando el niño llora y no le salen lágrimas, si mantiene la boca y la piel seca, si los ojos se observan hundidos, si los ojos se observan secos y si lleva un rato mayor de lo normal sin orinar.

También es signo de deshidratación si el niño manifiesta tener mucha sed. Es lo ideal no esperar que estos signos se presenten, de manera que antes que los primeros signos aparezcan, debe empezarse una terapia oral de hidratación.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Qué medidas se deben tomar en el hogar, apenas se instalan los cuadros agudos de diarrea?

Dr. De Vivero: Las medidas deben estar dirigidas a prevenir o corregir la deshidratación. También es bueno señalar y puntualizar que no todos los signos de deshidratación aparecen al mismo tiempo.

Inicialmente los ojos se ven un poco hundidos, empiezan paulatinamente a desaparecer las lágrimas, la boca se va haciendo cada vez más y más seca y posteriormente empiezan a aparecer cuadros sugestivos de otras complicaciones graves. Para retener un poco de liquido y electrolitos, los riñones dejan de funcionar y por tanto el niño deja de orinar.

Pero este mecanismo que al principio es de defensa ya que trata de conservar líquidos orgánicos, pronto se convierte en una nueva acción perjudicial puesto que las sustancias de desecho no son eliminadas y se corre el riesgo de producirse falla renal, con daño severo de las células renales.

Al acumularse estas sustancias de desecho en la sangre y en los tejidos del niño, el pequeño se puede tornar soñoliento, o muy irritable, pudiendo presentar cambios de conducta o incluso convulsiones. La administración de líquidos y electrolitos por vía oral para hidratación es la medida fundamental.

Este líquido que contiene agua y electrolitos equilibrados se consigue comercialmente en frascos de 500 centímetros. Si no se dispone del producto farmacéutico elaborado, se puede preparar en casa y es el denominado Suero casero, que se puede preparar con agua, una cucharada sopera de azúcar y una cucharada tintera de sal.

El suero oral prontamente administrado, cuando un niño inicia diarrea, va a impedir la deshidratación y va a disminuir los estado de enfermedad y en definitiva a prevenir la muerte del niño. En todos los casos, una vez tomadas las medidas caseras, debe el niño ser llevado a un profesional de la medicina, para su valoración y toma de decisiones de otras pautas a seguir.

En resumen pronto hay que empezar a suplir la pérdida de líquidos. Si el niño todavía no presenta signos de deshidratación, se pueden ofrecer líquidos normales y la dieta normal a la cual está el niño acostumbrado. En caso de persistir la pérdida de líquidos por la diarrea, debe reponerse con soluciones de hidratación oral.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuántas deposiciones diarréicas son necesarias para que un niño presente deshidratación?

Dr. De Vivero: En general se habla de enfermedad diarreica cuando se presentan más de tres deposiciones líquidas en un período de veinticuatro horas. Todas las diarreas no se comportan iguales, hay diarreas que llamamos colíticas en donde la pérdida de líquido es poca.

En estos casos se necesita que se presenten muchas deposiciones para llevar a un niño a deshidratación. En otros casos como en el cólera por ejemplo, las pérdidas son excesivas, abundantes y un niño con una o dos de éstas deposiciones puede comenzar a presentar signos de deshidratación.

Pregunta de la Televidente, Rosa Gisela Calvo, del barrio San Diego: Mi bebé tiene 10 meses y ha sufrido dos veces diarreas bacterianas. Una a los dos meses y la otra a los nueve meses. Lo mantengo en condiciones higiénicas óptimas. ¿Qué explicaciones tiene esto?

Dr. De Vivero: Realmente su caso está en lo esperado. Para nuestro medio se estima que los niños pueden tener entre dos o tres episodios de diarreas al año, sin que ello signifique que no hay higiene general ni que el niño tenga un estado de inmunodeficiencia. Básicamente eso refleja algún defecto en la higiene del niño en un momento dado, sin que signifique que no hay higiene general.

Todas las infecciones intestinales empiezan por vía oral, y las bacterias en su mayoría se excretan a través de las deposiciones. Es posible que en algún momento hubo alguna falla en el cuidado del niño, presentándose contaminación de la alimentación o de algún objeto.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Cuándo un niño presenta diarrea, debe suspendérsele la lactancia materna?

Dr. De Vivero: Con la leche materna puede ocurrir varias cosas que deben conocer siempre las madres. El niño que esta recibiendo exclusivamente leche materna, tiende a tener unas deposiciones más flojas que la de otros niños, porque la leche de la madre tiene mucha más lactosa, incluso que la leche de vaca.

Por eso con mucha frecuencia vemos en algunos exámenes de laboratorio, la presencia de azúcares reductores en un niño que está tomando leche materna. Ello no es indicación para suspender el seno, en realidad nunca se debe suspender la leche materna y menos durante un episodio diarreico. Está demostrado que la mejor forma de prevenir la diarrea es alimentar al niño con leche materna el mayor tiempo posible.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Puede un cuadro de enfermedad diarreica, llevar a condiciones de desnutrición o a la muerte?

Dr. De Vivero: La diarrea es una causa importante de muerte en niños. En episodios repetidos de diarreas, en diarreas crónicas con severas repercusiones en la parte nutricional o ante la suspensión total o parcial de la alimentación con el pretexto de tratar la diarrea, se puede llegar lógicamente a estados de desnutrición. Pero definitivamente la condición más temible de la enfermedad diarreica es la deshidratación, la cual puede rápidamente llevar a la muerte.

Pregunta Dr. Monterrosa: Es costumbre suspender la alimentación normal a los niños con diarreas. ¿Esta medida es apropiada?

Dr. De Vivero: El niño que está con diarrea debe continuar con su alimentación normal. Lógicamente, siempre y cuando la alimentación sea óptima y adecuada. Uno de los pilares fundamentales en el manejo de la diarrea, es continuar con la alimentación que venía recibiendo el niño. Es importante ofrecer un poco más de líquido y en ningún momento en primera instancia cambiar las fórmulas lácteas a fórmulas especiales. Se ha demostrado que los niños con diarrea están en condiciones de tolerar la alimentación que venían recibiendo. Muchos de estos problemas diarreicos son transitorios, y manteniendo la hidratación, los niños se van a recuperar completamente.

Pregunta de una televidente: Mi hija presenta deposiciones frecuentes muy blandas que a veces se vuelven líquidas. Ello se ha hecho persistente durante mucho tiempo. ¿Será normal, y si no es normal, qué acción debo tomar?

Dr. De Vivero: En los niños que presentan deposiciones blandas que cursan durante mucho tiempo existen tres posibilidades. Primera, que el niño se esté infectando frecuentemente, y por tanto sean varios los episodios de diarrea aguda. Segunda, en los pacientes con diarrea crónica, en donde hay una enfermedad intestinal de base, por ejemplo la Fibrosis Quística o las Enfermedades Inflamatorias Intestinales, que son entidades que deben estudiarse y manejarse. Tercero, los niños pequeños que tienen algún trastorno emotivo de base, lo cual viene a ser el equivalente del síndrome de intestino irritable en el adulto, en donde el pequeño paciente presenta varias deposiciones al día, blandas muchas veces, con moco o restos de comida, pero el estado general del niño se mantiene en forma normal desde el punto de vista nutricional. Entonces, en su hija estas tres posibilidades hay que investigarlas.

Pregunta del Dr. Monterrosa: ¿Qué podemos recomendarle a la comunidad para prevenir la infección y por tanto las diarreas por amebas?

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!