Pautas para el Tratamiento del paciente Obeso

Asociación Colombiana de Obesidad y Metabolismo – ASCOM

El tratamiento del obeso debe ser siempre individualizado y multidisciplinario. El individualizado debe comprender los rasgos y características propias del paciente señalados en la historia clínica. El multidisciplinario debe abarcar acciones médicas, nutricionales, de apoyo psicológico y de actividad física. Todo debe ser regido por una gran labor educativa acerca de su condición, sus factores de riesgo y, a la vez, que motive al paciente para que logre cumplir con el régimen alimenticio a cabalidad, llevar a cabo un buen programa de actividad física y recibir adecuadamente lo que se le prescriba (medicamentos, suplementos dietéticos, edulcorantes, cirugía).

Guía general del tratamiento

Esta debe contemplar los siguientes pasos:

1. Régimen de alimentación.
2. Actividad física
3. Manejo psicológico
4. Programas educativos
5. Medicamentos, suplementos dietéticos, edulcorantes y cirugía.

Régimen de alimentación

El régimen alimentario de un obeso debe ser prescrito por el médico y la elaboración de la dieta por una nutricionista o una persona capacitada para diseñarla.

Para lograr la mayor aceptabilidad de la dieta y garantizar su cumplimiento se deben tener en cuenta los siguientes factores: edad, sexo, talla, profesión, factores socio-demográficos, gustos, apetencias, hábitos y vicios.

El régimen de alimentación debe tener las siguientes características:

– Adecuado a las necesidades calóricas de cada individuo.
– Con menor contenido calórico que el requerimiento para mantener el peso.
– Diseñado para que la reducción calórica sea progresiva hasta ajustarlo al peso deseado (que no siempre es el ideal).
– Que proporcione todos los nutrientes básicos.
– Agradable para que sea aceptado por el paciente (pero que no contenga alimentos que exciten el apetito)
– Adaptado a los hábitos de la familia.
– Susceptible para ser usado por largos períodos.
– Fraccionado para evitar el hiperinsulinismo reactivo.
– Con alimentos ricos en fibra en adecuada proporción (5-10 gramos de fibra dietética).
– Con alimentos de sabor suave, bajos de sal, suficientemente consistentes para asegurar un buen tránsito intestinal y con una temperatura preferiblemente caliente.
– Con una lista de intercambios para ofrecer variedad al paciente.

Debe valorarse el uso de productos dietéticos (muchos de ellos aportan más calorías que los alimentos naturales). No es lo mismo un “alimento dietético” a uno “bajo en calorías).

No se aconseja

-Las dietas no equilibradas o que se hacen a expensas de un solo nutriente. Los peligros de estas dietas cetogénicas son: deshidratación, hiperlipidemia (riesgo de infarto y colelitiasis), hiperuricemia y cetoacidosis; igualmente dan lugar a una reducción brusca de peso que originan un descenso del gasto metabólico basal con lo cual los kilos de peso perdidos de manera no fisiológica no sólo se recuperan rápidamente sino que aumentan hasta un 25% más.
– Las dietas de ayuno, preparaciones secretas, etc.
– La utilización de anfetaminas, diuréticos, laxantes, gonadotropinas o suplementos tiroideos, excepto cuando exista indicación médica.
– Las dietas menores de 1.200 calorías diarias (este tipo de dietas pueden conducir a un déficit de niacina, tiamina, hierro y calcio)(7). En casos especiales dietas de menor contenido calórico pueden ser manejadas por especialistas por tiempo limitado y acompañadas por suplementos nutricionales. Para esto el paciente debe hospitalizarse para hacerle un seguimiento clínico y de pruebas de laboratorio.
– El disminuir el peso del paciente en más de 1 kg semanal.
– El consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento.

Pasos para hallar el valor calórico total

1. Determinar el IMC ideal
Los valores considerados normales para la edad son los siguientes: IMC = 20 (de los 15 a los 18 años)
IMC = 21 (de los 19 a los 25 años)
IMC = 22 (de los 26 a los 35 años)
IMC = 23 (de los 36 a los 45 años)
IMC = 24 (de los 46 a los 55 años)
IMC = 25 (de los 56 años en adelante)

2. Determinar el peso teórico
Fórmula: IMC ideal para la edad X Talla2 en metros

3. Cuantificar el sobrepeso
Fórmula: Peso actual – Peso teórico

4. Calcular el requerimiento calórico de acuerdo con la actividad física del paciente del paciente:
Reposo en cama 25 a 30 cal x kg x día
Trabajo leve 30 a 35 cal x kg x día
Trabajo moderado 35 a 40 cal x kg x día
Trabajo intenso 40 a 50 cal x kg x día
Trabajo muy intenso 50 a 60 cal x kg x día

Trabajo leve: Este se cumple en actitud sentada y en ambiente templado y cerrado. El ejercicio físico para este grupo es el equivalente a la marcha moderada. En esta categoría se incluye el trabajo doméstico y otros que requieren poco esfuerzo como el de tipo intelectual, tejido a mano, celadores, relojeros, empleados, dibujantes y los que practican la escritura rápida a máquina.

Trabajo moderado: Se realiza en lugares abrigados donde el individuo permanece de pie y su ejercicio físico es activo como los profesores, porteros, vigilantes, ascensoristas, médicos en tareas generales, vendedores de almacenes y conductores de bus.

Trabajo intenso: El ambiente donde se realiza es cálido, al aire libre, con una actividad física intensa. Conforman este grupo los repartidores a domicilio, vendedores ambulantes y albañiles.

Trabajo muy intenso: Se efectúa a la intemperie o en ambientes cálidos y el ejercicio que se requiere produce mucho desgaste físico. A este grupo pertenecen los mecánicos, leñadores, soldados en campaña y personas que hacen deporte y ejercicio muy intenso.

Fórmula: Valor calórico requerido = Peso teórico x calorías-kilo-día (según la actividad).

5. Definir el valor calórico total (VCT) de la dieta
Fórmula: Valor calórico requerido menos gramos a perder por semanas expresados en calorías.*
* Método. Gramos a perder por semana/0.875 = Calorías diarias a restar del valor calórico diario calculado (Gastineau).

Una vez calculado el valor calórico total de la dieta, el paso siguiente es la distribución que se recomienda para carbohidratos, proteínas y grasas.

Carbohidratos: 45% a 55% del VCT
Proteínas: 20% del VCT
Grasas: 25% a 35% del VCT
Cuando la obesidad está complicada con otros problemas metabólicos como diabetes mellitus, hiperlipidemias, etc., la distribución varía según el caso.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!