Capítulo 10: Autacoides y Eicosanoides

Autacoides y Eicosanoides

Dr. Alfredo Jácome Roca.

Generalidades

Una serie de sustancias como la histamina, serotonina, bradiquininas y los eicosanoides (prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos) se denominan autacoides (que auto-alivian) pues son formadas por el metabolismo de un grupo de células, alterando la función de otras células a nivel local.

Se consideran mediadores químicos de la inflamación y en el amplio concepto de la signalogía intercelular, de la regulación visceral y de la neuro-inmuno-endocrinología, estas sustancias y algunas otras vendrían a ser señaladas como hormonas locales debido a que no existen depósitos de ellos en las células, sino que se sintetizan y liberan localmente según la demanda, se metabolizan con rapidez por lo que son detectables solo por periodos cortos; intervienen en la regulación visceral, junto con el sistema nervioso autónomo –a través de los neurotransmisores- y las hormonas convencionales.

No discutiremos en detalle aminas autacoides como la histamina o la serotonina, que tienen efectos vasodilatadores o vasoconstrictores, bronco-constrictores, etc., o neurotransmisores colinérgicos o adrenérgicos, como la acetil-colina y la nor-epinefrina.

Kininas

La bradikinina (Tabla 1) o bradiquinina es un péptido de nueve aminoácidos, derivada del decapéptido calidina o bradikininógeno, que a su vez se deriva de la globulina alfa 2, por acción de la calicreína. Su síntesis recuerda la de las angiotensinas del sistema de la renina.

La bradikinina tiene un potente efecto vasodilatador y es uno de los mediadores fisiológicos liberados por el mastocito en la anafilaxia. La calidina y la bradikinina son importantes en la coagulación sanguínea, fibrinólisis y actividad del complemento, aumentan la permeabilidad capilar, producen vaso dilatación, edema, dolor y contracciones repetidas en el músculo liso. Los salicilatos y gluco-corticoides inhiben la respuesta de las quininas al evitar la activación de la calicreína.

Tabla 1
Acciones farmacológicas de las Kininas
(Modificado de Malgor y Valsecia, Farmacología Clínica)

Riñón:

► Afectan la composición y el volumen de orina.
► Aumentan el transporte de cloruros en los conductos colectores.
► La aldosterona aumentaría los niveles de calicreína renal, sugiriendo de éste modo su papel en la regulación local de la función renal.

Sistema cardiovascular

► La inyección intravenosa causa vaso dilatación periférica e hipotensión. Dilata los vasos sanguíneos del músculo, riñón, vísceras, varias glándulas, vasos coronarios y cerebrales. Promueven la dilatación de las arterias pulmonares fetales, el cierre del conducto arterioso y la constricción de los vasos umbilicales.

Shock

► Activación del sistema de kininas

▪ shock séptico,
▪ anafilaxia
▪ pancreatitis aguda.

Inflamación y dolor

► Aumentan la permeabilidad vascular
► Aumento de la presión hidrostática
► Producción de edema.
► Los receptores de bradiquininas en el sistema nervioso central están ubicados en lugares implicados en la nocicepción, su estimulación genera dolor, por lo que participan activamente en la respuesta inflamatoria siendo potentes agentes causantes de dolor.

Aparato respiratorio

► Alergias
► rinitis
► bronco espasmo
► angioedema

Eicosanoides

Son una clase de autacoides que tienen acción autocrina; este sistema es una variante del sistema paracrino en la que las células que sintetizan y segregan la sustancia son también las células blanco.

Los eicosanoides son mediadores lipídicos de la inflamación y de las reacciones de hipersensibilidad, sustancias fisiológicamente activas derivadas del ácido araquidónico (prostaglandinas, leucotrienos, tromboxanos y sus precursores, los hidroxi-ácidos), sintetizadas a través de la cascada de este compuesto.

Son ácidos carboxílicos cíclicos (prostaglandinas y tromboxanos) o lineales (leucotrienos e hidroxiácidos), son derivados de ácidos grasos poli-insaturados de veinte átomos de carbono –ácidos eicosaenoicos- como el ácido araquidónico, el ácido homo-gamma-linoleico y el ácido eicosa-pentaenoico (EPA) y se almacenan en la bicapa lipídica de las membranas celulares.

Si la dieta es rica en vegetales el organismo se enriquecerá de ácido dihomo-gamma-linoleico, si es rica en carnes rojas se enriquecerá de ácido araquidónico y si es rica en pescado de ácido eicosapentaenoico. Los fosfolípidos son componentes de la membrana y actúan como reserva de ácido araquidónico –el ácido eicoesanoico más abundante en el hombre- que se hidroliza mediante la fosfolipasa A2 y la fosfolipasa C.

Para iniciar la síntesis de eicosanoides se necesitan estímulos químicos (hormonas o neurotransmisores), físicos (calor, corriente eléctrica) hipoxia, etc. A partir de esta etapa las cinco vías de la cascada originan diversos compuestos biológicamente activos, según las enzimas presentes en los correspondientes tejidos (Figura 1).

Las dos vías más importantes son la mencionada ruta cíclica y la lineal, que dan lugar a prostaglandinas y tromboxanos, o a hidroxiácidos y leucotrienos, respectivamente.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!