Técnicas Docentes Modernas para la Educación Médica

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Las técnicas docentes permiten ser mucho más que un dictador de clases, ser más que un excelente conferencista u expositor, o ser más que un comunicador maravilloso. Las técnicas docentes permiten ser formadores de estudiantes íntegros y facilitan el hecho de una práctica educativa bajo una concepción moderna y científica.

Las técnicas docentes deben estimular el estudio, no como un acto de memorizar, si no como un proceso continuo de estimular la capacidad de pensar, de analizar y de sintetizar.

El buen uso de las técnicas docentes permite ser prestidigitador de la palabra, mago de las letras, diestro para manejar el habla y la escritura. Lo que se espera y se quiere, que también lleguen a ser los alumnos. El aprendizaje será excelente al seguir las directrices de cada una de esas diferentes técnicas docentes. Él aplicarlas correctamente permite alcanzar lo permanentemente señalado: adquirir, mantener, mejorar y optimizar la excelencia, para leer de forma comprensiva y escribir o hablar con argumentos y solidez científica.

Con el recurso de las técnicas docentes se consigue movilizar la actividad mental de los alumnos, estimular el discernir, enseñar a sin temores romper las partes del todo, a regar las piezas del rompecabezas, para luego armarlo y armarlo, siempre tratando con las mismas piezas alcanzar una figura diferente. Nada memorizado, nada predeterminado, todo por medio de la innovación, para tener como producto terminado el fruto del análisis y del pensamiento crítico.

Las técnicas docentes modernas para la educación médica son muy valiosas para estructurar adecuadamente las clases, para desarrollar una verdadera praxis educativa, donde reflexionando sobre la practica docente, el maestro sea un auténtico Pedagogo – Médico. La enseñanza de la ciencia médica obliga muy especialmente, a una estructuración adecuada del estudiante dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje. El estudiante de medicina, futuro profesional de la ciencia de Galeno, debe poseer en su perfil profesional un espíritu critico, tener desarrollada la capacidad de pensar, y para estimularla, la técnica docente denominada “El aprendizaje basado en problemas”, es una excelente herramienta.

A las rondas por los servicios, a las conferencias clínico – patológicas, a la enseñanza al lado del enfermo, se han desarrollado las siguientes técnicas docentes, las cuales contribuyen al aprendizaje y a estimular el desarrollo intelectual del educando.

1. La medicina basada en la evidencia

No todo lo aparentemente cierto puede tener validez científica. Los diferentes tratamientos médicos y quirúrgicos, deben ser sometidos a los ensayos clínicos, los cuales deben ser realizados siguiendo patrones específicos establecidos en los protocolos de la investigación científica. Cuando estos estudios son realizados de forma aleatorizada, doble ciego, con poblaciones comparativas, pueden alcanzar algún grado de significado estadístico que los hace importantes. Los ensayos clínicos son los que hacen a la verdad, una verdad científica, son la evidencia de la verdad. Se debe realizar enseñanza fundamentada en los estudios que están basados en la evidencia. Ellos señalan las verdades científicas demostrables. Los estudios de investigación científica deberían estar dirigidos a la búsqueda de la evidencia, con profundos fundamentos en los meta – análisis. Hoy día se puede tener acceso a las bases de datos mundiales, donde se acumulan los ensayos clínicos realizados con la metodología apropiada

La medicina basada en la evidencia es mucho más que la simple observación o la frecuente evaluación de casos y controles. Los ensayos clínicos son considerados a la luz de la conceptualización actual, las verdaderas investigaciones científicas.

2. El aprendizaje basado en problemas

Excelente técnica docente para que el estudiante de medicina piense, reflexione, analice. Apenas se dan en nuestro medio las primeras intentonas para recurrir y realizar esta excelente técnica docente. Debe ser planeada, aplicada a grupos pequeños de estudiantes, con temas seleccionados y colectivamente evaluada.

Consiste en dar al alumno un problema especifico. Por ejemplo, una mujer presenta flujo genital. El estudiante debe tratar de recapitular sobre todas aquellas causales de este síntoma. Tratar de precisar, todos los diferentes gérmenes que potencialmente pueden producir dicha condición. Establecer la causa, los factores predisponentes o que incrementan el riesgo a que la mujer tenga la sintomatología. Establecer diagnostico diferencial entre las infecciones que pueden producir un síntoma similar. Identificar que tipos de medidas o tratamientos se pueden establecer para los diferentes gérmenes. Precisar que tipo de medidas preventivas debe recomendarse, que hacer con las complicaciones, etc.

¡Solo para pensar, para lanzar ideas!. Para cotejar afirmaciones y opiniones de los autores. La técnica docente del aprendizaje basado en problemas, permite más que enseñar, aprender. Valiosa para acabar con los estudiantes que viven pegados a la memoria. Oportuna técnica para acabar con los estudiantes recitadores, obligarlos a replantearse, antes que la sociedad y las exigencias de los pacientes los acabe.

Todas las actividades del docente deben ser cuidadosamente planeadas, seriamente aplicadas y con firmeza evaluadas. Los docentes son y deben ser facilitadores del proceso de aprendizaje. Se debe estimular el pensamiento bajo normas y patrones éticos y morales, de profundo respeto hacia el ser humano, pero siempre con una posición crítica hacia la realidad, con el espíritu y el deseo implícito siempre sano de transformar la realidad misma, condiciones que indudablemente van a llevar al país y a su población hacia estados de desarrollo.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!