La Universidad Colombiana hacia el Siglo XXI

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Hector Cortes Serrato
Arnaldo Abad Pajaro Mendoza
Aracely Castellanos Ospino

La universidad aparece en la forma y organización como hoy la conocemos, en los siglos XII y XIII, en la mayor parte de Europa, siendo el termino Universita su primer nombre. La universidad aparece como una asociación de maestros e intelectuales que se reunían con la intención de dedicarse a la enseñanza. En los siglos ya señalados, el movimiento se esparce por continente Europeo y la organización rápidamente es copiada por diversos grupos.

Primero fueron los Studium Generale, teniendo al frente un rector, seleccionado entre los maestros y un canciller. En la edad media y después del renacimiento y en la reforma, esas reuniones de estudios fueron escenario de luchas filosóficas que influyeron en la gente de la época. Aunque las ideas sociales, políticas y religiosas cambiaron, las instituciones conservaron en algo las estructuras hasta aglutinarse como centros de educación superior, llegando algunas a tener características distintivas, haciéndose influyentes y convirtiéndose con el tiempo en modelos, como la Napoleónica, Humboltiana, etc. que fueron influyendo o siendo copiados sus esquemas por otras instituciones de otros confines.

Conocida la raíz histórica y las tendencias, el corte innovador de nuestra Universidad Colombiana, con grandes influencias procedentes del modelo Napoleónico, es procedente presentar algunos puntos de vista. Para centrarnos es necesario y de una manera convincente auscultar la historia de la Universidad no solo a escala mundial, sino tener presente lo valioso y enriquecedor que es, reseñar la necesidad Latinoamericana con el objeto de encausarnos en un modelo de universidad que nos conduzca por nuevos y definidos derroteros didácticos, metodológicos, administrativos, en fin: pedagógicos. Pensar en un paradigma de Universidad para el nuevo milenio no es utópico.

Del discurrir histórico de los diversos modelos, sería importante tomar del Instituto Técnico de Monterrey (México) el denominado “Clínica de micro – enseñanza”, por la oportunidad que presta para generar un excelente docente, de elevada calificación pedagógica, y del modelo de la Universidad Alemana definido como “Seminario Alemán”, por cuanto su punto vital radica en la investigación científica. Es pertinente transcribir el siguiente aporte tomado de este último modelo: “lo único que vale es la investigación científica y la formación del hombre, la universidad debe ser un espacio, sin obligaciones profesionales, ni sociales, donde profesores y estudiantes participen en la búsqueda permanente de la verdad científica”.

Para lograr y adelantar un planteamiento de trabajo, es de imperiosa necesidad mencionar y retomar aportes de estudios de estimulación temprana tendientes a desarrollar las capacidades innatas de los niños. Métodos sencillos como hablarle o contarle historias, y señalarle colores, tienen singular importancia. Ciertamente un buen método para el aprendizaje y para despertar la habilidad de visualización es contarle fábulas, historias y cuentos a los niños. Pat Oso, especialista Norteamericano de este sistema, explica “ cuando se toma una historia trabajan ambos hemisferios del cerebro, el derecho genera colores e imágenes y el izquierdo organiza la información, la cataloga”.

Pat Oso recomienda hacer este estimulo especialmente en los primeros años. Se deben controlar las horas de televisión, vídeo juegos y computadoras, pues si bien estos elementos, tienen muchos aspectos valiosos, suelen impedir que se desarrollen habilidades naturales como la visualización. Sin embargo al considerar los métodos de educación infantil, no se abandonan por completo estas tecnologías, y los expertos indican que lo importante es dosificar de forma correcta el tiempo que los niños y los adolescentes pasan frente a la pantalla del televisor, haciendo énfasis en la importancia de otras formas de transmisión del conocimiento, como es la lectura, la cual es condicionante de gran valía para el posterior desempeño del individuo en el ámbito universitario. Se debe propender por un estimulo temprano, para que el beneficio, estando ya en el ámbito universitario sea satisfactorio.

La universidad tiene una gran influencia sobre la familia, y debe generar valores y normas que permitan perpetuar los esquemas centrados en el ámbito familiar como forma de mantener estructurada la sociedad.

Es preciso que para el modelo de la universidad colombiana del nuevo milenio se tenga en cuenta realizar difusión entre la comunidad, para que desde el hogar el niño se le permita desarrollar sus propias habilidades e inclusive ayudarle a desarrollar capacidades innatas, teniendo en cuenta el desarrollo de los hemisferios cerebrales como resultado de los estímulos adecuados.

Desde la misma infancia se deben establecer y aplicar patrones o normas que estimulen el desarrollo cerebral y debe ejercerse un esfuerzo continuo, para que el recurso humano tenga desde muy pocas edades, una inclinación hacia la investigación, la cual será pieza fundamental del desarrollo pedagógico.

La universidad debe ser sometida a modificaciones estructurales de fondo, y la investigación universitaria, debe adueñarse del sitial académico en que ha debido estar siempre. Esta universidad debe estar interesada en el perfil de los docentes, en el perfil de los egresados, en las características del manejo administrativo, y en los programas académicos. La universidad debe tener en cuenta la relación hombre, ciencia y sociedad. La oportunidad de capacitación debe ser equitativa, debe crear mecanismos que faciliten el acceso de todas las clases sociales sin ningún impedimento político, racial, religioso, etc. Debe procurarse realizar capacitación a la mayor parte de los interesados en ser profesionales de determinada rama del saber, o sea la educación universitaria debe ser masificada, ayudando a los estudiantes a encausar su ideal para la vida y lograr su inmersión en la sociedad.

Algo muy importante son los valores humanos de los estudiantes y docentes. Se debe considerar la libertad, justicia, equidad, crítica y ética, como los principales aspectos para la formación de un profesional serio y responsable. La grandeza o la importancia de una universidad la proyectan sus docentes, sus estudiantes, sus administradores. La universidad no sólo debe tener en cuenta la profesionalización, debe preparar también al estudiante pensando en él como su potencial y futuro docente.

La universidad al ser institución cultural, que integra la producción, traducción y utilización del conocimiento, debe pensar en ella, debe moverse, mantenerse y gobernarse. Eso es autonomía universitaria.

La universidad podría solicitar como alternativas de ingreso a sus claustros, donde se adelantarían los estudios, proyectos de investigación para todo el período de vida universitaria y una vez fuesen aceptados, le proporcionará al estudiante todos los medios necesarios para adelantar el proyecto, entre los que se cuenta la guía presencial, activa y colaborativa del profesor. El material físico indispensable, incluyendo insumos y fungibles, el recurso económicos imprescindible, teniendo en cuenta la repercusión que sobre la comunidad tengan estas investigaciones. Para el venidero siglo XXI, la investigación debe ser colocada en el peldaño elevado, en el necesariamente justo al amparo de los procesos educativos.

La universidad siendo estamento tan importante en la vida de una nación, e incluso, determinante de los hechos políticos, económicos, sociales y científicos, es merecedora de atención absoluta por parte del Gobierno Nacional, teniendo en cuenta que aquí es donde se forman las futuras generaciones, que van a ser el soporte científico e ideológico que permitirán el desarrollo de la sociedad misma. La universidad estatal debería recibir ayuda suficiente para llevar a cabo todas las actividades académicas, y por ende, la investigación, estimulando el inicio y permanencia de los grupos interdisciplinarios de investigación. Las necesidades de la región y el país deben marcar el inicio de nuevos programas, pensados sobre las necesidades de la industria, donde el desarrollo y manejo de la tecnología funcionen acordes con el engranaje que lleva: tanto a la profesionalización adecuada del egresado como al desarrollo de la nación.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!