Revolución de los Claveles

Revolución de los Claveles

La revolución de los claveles fue el nombre que se le dio a la revolución ciudadana que comenzó el 25 de abril de 1.974 en Portugal. También se le conoce como Revolução dos Cravos. Como consecuencia de esta revolución, 4 personas murieron y se llegó el fin de la dictadura desde 1.925.

Con el fin de esta dictadura se logró reestablecer la democracia en Portugal, dando por terminada la época del Estado Nuevo; el régimen autoritario, corporativista y dictatorial que rigió en Portugal por casi 50 años.

Otro logro importante de la Revolución de los Claveles fue lograr la independencia de varias provincias portuguesas no europeas como Açores, Macao y Madeira. Asimismo, Portugal concedió la independencia a los actuales países de Cabo Verde, Mozambique, Angola y Guinea Bisáu. (Ver También: Revolución Iraní)

Historia de la Revolución de los Claveles

Antecedentes

El Estado Nuevo o Estado Novo fue un régimen autoritario y dictatorío que comenzó a regir en Portugal desde el año 1.933. Este régimen llegó a su fin en 1.974 con la revolución de los claveles.

Durante todos esos años, en Portugal se vivió un gobierno anticomunista, conservador, nacionalista, colonialista y antiparlamentario.

Liderado por el dictador António de Oliveira Salazar, este gobierno se caracterizó por la censura y encontró apoyo en la religión católica; también en organizaciones juveniles como Mocidade Portuguesa, que buscó desarrollar el culto al jefe y el espíritu militar a favor del Estado Nuevo; y en la Legión Portuguesa, una organización paramilitar creada justamente por la dictadura de Salazar en 1.936.

A pesar de que Salazar murió en 1.970 a causa de un hematoma cerebral producto de un accidente doméstico y que Marcelo Caetano lo reemplazó; cualquier intentó de reforma el gobierno y la rama policial no eliminaban.

Desde la década de los 60 se comenzaron a vivir una serie de sucesos que llevó al país a un desarrollo industrial débil, a una fuerte inmigración, a que Portugal tuviera la economía más pobre de la Europa occidental y a un conflicto entre la élite militar y los civiles.

Esto se debió a dos factores principalmente. Uno, a que los líderes portugueses con ideas y costumbres antiguas no le apostaban a la intelectualidad y el desarrollo social, mientras que el resto del mundo occidental sí lo hacía.

Y dos, en las provincias portuguesas de Angola, Mozambique y Guinea Portuguesa se estaba viviendo revueltas de descolonización; por lo que el gobierno tuvo que invertir bastantes recursos para sostener esta guerra que se convirtió en una guerra costosa y difícil.

Por ejemplo, en la provincia de Guinea la guerrilla separatista ya se reconocía como gobierno legítimo y el gobierno portugués tan solo tenía el control de la capital y unas pocas zonas cercanas.

Desarrollo de la Revolución de los Claveles

La revolución fue rápida, en la mañana del 25 de abril se escuchó en la emisora Renacimiento la canción “Grândola, Vila Morena” de Zeca Afonso, ésta fue la clave para que la población que ya se había organizado desde febrero salieron a la calle a dar el golpe cívico que logró acabar con la dictadura.

La población ya se encontraba coordinada y en la segunda señal ya pactada salieron a ocupar los puntos estratégicos como las instalaciones del gobierno civil, los aeropuertos y aeródromos. Los militares también se sublevaron lo que facilitó la revolución, a ésta también se unieron unidades de la marina que tomaron el control de los puertos en Azores, Atlántico y Madeira y las tropas de aviación.

Gracias a esto se logró un cambio importante para Portugal, no solo por la instauración de un gobierno democrático; sino porque se logró un avance social y económico para este país. Por ejemplo, se estableció una nueva Constitución, se mejora el sistema de salud público permitiendo su alcance en toda la población, las mujeres se integraron al sistema laboral, entre otros logros.

Ver Más Historia Universal

Autora: Martina Ruiz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!