¿Debemos empezar temprano con el Inglés para Niños?

Inglés para niños

Por todos es sabido que el mundo avanza cada día y que las fronteras entre países se están difuminando. Trabajamos y nos relacionamos a diario con personas del extranjero, y saber inglés se ha vuelto esencial. Igual de esencial que el inglés para niños. Es una realidad para los adultos, y más lo será en el futuro para nuestros pequeños.

Es altamente probable que el futuro exitoso de nuestros hijos venga determinado por el dominio de la lengua inglesa, y la gran mayoría de padres decide ponerse las pilas cuanto antes. Pero, ¿están en lo cierto? ¿Tiene sentido enseñar inglés a niños pequeños? ¡Te respondemos!

Inglés para niños 

¿Cuándo tiene sentido empezar a aprender inglés?

Quizá la pregunta más repetida por los padres. Y también la más fácil de contestar: cuanto antes, mejor. No lo decimos nosotros, lo dice la ciencia. Y los investigadores, los profesores y padres con hijos mayores que ya lo han comprobado. No nos lo hemos inventado.

Si vuestro objetivo es que los peques dominen el idioma y lo hablen con fluidez, enseñarles inglés para niños cuanto antes jugará a nuestro favor. Los niños a edades tempranas actúan como esponjas, y enseñarles inglés desde muy pequeños les ayudará a asimilarlo y entenderlo con normalidad con mayor facilidad.

Si introducimos el inglés en su día a día desde que son apenas unos bebés, lo aprenderán como si de otra lengua materna se tratase. Exáctamente como lo hacen los hijos de matrimonios bilingües.

No hay una edad perfecta para empezar a aprender inglés para niños. Pero cuanto antes empiecen a tener contacto con el idioma, mejor dominarán esta habilidad.

Si queréis que vuestro hijo hable inglés igual de bien que su primer idioma, empezar desde que son unos bebés es una estrategia ganadora. Pero si lo que te preguntas es cuándo es el mejor momento para apuntarlos a clases de inglés para niños, los expertos recomiendan hacerlo a partir de los 4 años.

Beneficios de empezar cuanto antes

Nuestra recomendación es clara, cuanto antes empecéis con el inglés para niños, mejor. Si tu hijo apenas es un bebé, puedes probar a cantarle canciones en inglés y ponerle dibujos animados en inglés. En este punto, que se familiaricen con los sonidos y con las palabras es muy importante, aunque pueda parecer que no. Los niños están constantemente aprendiendo.

Si tu hijo tiene más de 4 años, puedes empezar a considerar clases de inglés. Academias de inglés para niños como Novakid cuentan con profesores nativos que enseñan inglés de una forma natural y libre de estrés, tal y como se aprende una lengua nativa. Si hasta ese momento no habías trabajado mucho el inglés con tu hijo, aún no hay nada perdido. Estos profesores nativos sabrán cómo motivarlos a hablar sin miedo y a romper la llamada “barrera del idioma”.

Entender y saber usar el idioma no solo favorece un aprendizaje más rápido y con una mejor pronunciación, sino además una mayor seguridad con el estudio y otros aspectos de su vida, que será determinante en el desarrollo de su personalidad. Trabajar la materia con facilidad en la escuela genera un sentimiento de seguridad extrapolable al resto de asignaturas, en las que también se sentirán también capaces de alcanzar la excelencia, así como en muchos otros aspectos de la vida. Y los niños seguros, son niños más felices.

El conocimiento es poder, y un buen conocimiento del inglés es poder x2. El saber no ocupa espacio, y empezar a estudiar inglés para niños cuanto antes no les hace ningún daño. Para empezar a introducir el idioma desde que son bebés, podéis encontrar mucho material en Internet. Lo más importante es que les parezca entretenido, pues solo de esta forma conseguiremos que no se cansen nunca de aprender y aprender.

Más Temas de Educación AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!